30|9|2022

Mestre confirmó que la Casa Rosada operó para sacarlo de la cancha

20 de febrero de 2019

20 de febrero de 2019

“Frigerio y Peña me llamaron para que me bajara”, sostuvo el intendente de la capital cordobesa que enfrentará a Negri

El frente Cambiemos es un hervidero en la provincia de Córdoba tras la confirmación de la interna entre el intendente de la capital, Ramón Mestre, y el diputado nacional Mario Negri por convertirse en el candidato del Gobierno de Mauricio Macri a la gobernación. El jefe comunal de Córdoba capital blanqueó abiertamente que la Casa Rosada le pidió que deponga su candidatura y colabore en la campaña del jefe del interbloque Cambiemos en la Cámara de Diputados.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"Rogelio Frigerio, Marcos Peña y Alfredo Cornejo me llamaron para decirme que baje mi candidatura y que me uniera en una interna con Negri. Tengo muy buena relación con todos", sostuvo Mestre durante una entrevista con el programa de radio El Exprimidor. A lo largo del fin de semana y en las horas finales del lunes, el Gobierno incrementó los diálogos con el mestrismo para evitar una interna de Cambiemos en la provincia que empujó la llegada de Macri a la Casa Rosada. Los esfuerzos fueron en vano y el PRO sumó el segundo revés electoral en este 2019: luego de la derrota de Carlos Javier Mac Allister, el bendecido presidencial, en la interna pampeana de Cambiemos frente al radical Daniel Kroneberger, pasada las 23 del lunes 18 de febrero se agotó el plazo que habían dispuesto desde el Gobierno para encontrar un camino de unidad en Córdoba. 

 

 

 "Los dirigentes que me llamaron no hablaron en nombre de Cambiemos, sino como dirigentes del PRO de Buenos Aires y eso a los cordobeses no nos gusta. Por eso proponemos reglas de juego de Cambiemos pero con espíritu y honor cordobés", rugió Mestre. "Sentí falsas alarmas, raras. Me dijeron que esto hacía crujir nuestro espacio político, me ofrecieron varias cosas. Sentí desazón, tengo que admitirlo", agregó.

 

Finalmente, en Córdoba no hubo acuerdo y Cambiemos va a internas para dirimir su candidato a la gobernación. Mestre lleva al intendente de Bell Ville, Carlos Briner, como compañero de fórmula y Negri, el preferido de la Casa Rosada, compartirá binomio con el diputado nacional Héctor Baldassi. Además, Macri zanjó en favor del ex embajador Luis Juez y lo bendijo como candidato a intendente de Córdoba capital en lugar de el ex presidente de Arsat Rodrigo De Loredo, que terminó en la fórmula con Mestre.

 

 

 

Si bien en el Gobierno admiten que insistirá con los diálogos para evitar una interna que califican como "vieja", Mestre no da señales de aceptar una imposición nacional. "Desde Balcarce 50 plantearon qué era lo que había que hacer en la provincia, y nosotros desde Córdoba, que es uno de los emblemas del federalismo, no vamos a regalar nuestra identidad a Buenos Aires", sostuvo el dirigente radical.