Política

La ley impositiva de Kicillof va a fondo, pero fija una escala progresiva

El gobernador envió este martes el proyecto al Senado. Sin el pacto fiscal de corset, fijó aumentos discriminados a los inmobiliarios e Ingresos Brutos.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, envió el proyecto de la ley Impositiva al Senado bonaerense para ser tratado esta misma semana en sesión extraordinaria. La iniciativa fija el aumento de los inmobiliarios rural y urbano y en Ingresos Brutos en las diferentes actividades productivas, aunque en una detallada escala donde se pretende una presión impositiva progresiva.

 

La decisión de aumentar los impuestos, que en el caso de los inmobiliarios supone subas que parten de un 15% y fluctúan de acuerdo a la actividad en el caso de IIBB, se basa, según se argumenta en el proyecto, en la emergencia que atraviesa la Provincia, que fue aprobada por la Legislatura la semana pasada

 

"El proyecto se propone actualizar los valores de los impuestos del año pasado tomando en cuenta la inflación de 2019 (estimada por privados en 54,6%). Es decir, el proyecto no incrementa la presión impositiva en promedio en términos reales”, se indica en los fundamentos de la iniciativa.

 

“Para atender las urgencias y prioridades definidas es necesario mantener el nivel de ingresos del Estado provincial. Pero al mismo tiempo es fundamental hacer más justa la recaudación, cobrando más al que más puede y generando alivio a los pequeños y medianos productores y propietarios”, indica la iniciativa en sus fundamentos.

 

“Con esta lógica -agrega-, en el proyecto se propone actualizar los valores de los impuestos del año pasado tomando en cuenta la inflación de 2019 (estimada por privados en 54,6%). Es decir, el proyecto no incrementa la presión impositiva en promedio en términos reales”.

 

DETALLE. El impuesto inmobiliario Rural y Urbano muestra un aumento en escala fijado de manera progresiva donde las propiedades de menor valuación fiscal pagarán un incremento menor a la inflación proyectada, se calcula desde un 15% en adelante, en tanto ese porcentaje se va incrementando a medida que se eleva el valor de las diferentes viviendas, terrenos o campos.

 

 

 

Esta segmentación, según se explica en la iniciativa, significa una carga impositiva menor para los contribuyentes que tienen una más baja capacidad contributiva.

 

Respecto a Ingresos Brutos, se mantiene en general la alícuota vigente, aunque, ayudado por el freno al Pacto Fiscal que se había fijado en el gobierno anterior, se incrementa en escala en algunas actividades específicas de la producción.

 

“En relación al impuesto sobre Ingresos Brutos se incrementan los límites de facturación previstos para alícuotas especiales, y –en líneas generales- se mantienen las alícuotas vigentes durante 2019, con excepción de algunas actividades cuya alícuota se establece dentro de los límites del Consenso Fiscal 2019”, se marca en el proyecto.

 

 

 

El Pacto Fiscal que propuso el ex presidente Mauricio Macri y fue avalado por las provincias, limitaba la posibilidad de incrementar los Ingresos Brutos en cada jurisdicción, por lo que se aumentaba la dependencia financiera de cada una de ellas con el gobierno central. Al desactivarse ese acuerdo, la Provincia calcula que recaudará 30 mil millones de pesos más.

 

La iniciativa incorpora, además, varias propuestas de moratorias para deudores y medidas de “estímulo” que decantan de la ley de Emergencia Social y Económica.

 

“Si bien las medidas anunciadas no son suficientes para cubrir en su totalidad las necesidades presupuestarias que enfrenta la provincia, tienden a un camino de sostenibilidad y recuperación de la autonomía fiscal”, se argumenta en el proyecto.

 

los gestos del papa francisco: kicillof con foto y sonrisa, milei fuera de agenda
kicillof le lleva al papa francisco los numeros de la crisis

También te puede interesar