X
El intendente de Lanús asumió su segundo mandato al frente del municipio. “Ahora tenemos que seguir por el mismo camino”, dijo y subrayó que “se recuperó el rol de un Estado que estuvo ausente”.
Redacción 12/12/2019 13:33

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, comenzó este martes su segundo mandato al frente del Municipio en un acto realizado en el Concejo Deliberante. Allí, apuntó a seguir por el mismo camino y pidió “dejar las discusiones ideológicas de lado para poner por delante las necesidades de los vecinos”. Además, aseguró que hay que “pensar en una ciudad del Siglo XXI integrada al mundo, inclusiva y generadora de oportunidades”.

“Esta nueva etapa que comienza nos convoca a todos los espacios políticos a trabajar juntos dejando las discusiones ideológicas de lado y poniendo por delante la solución de los problemas concretos de los vecinos”, subrayó el mandatario municipal que asumió luego de la jura de los concejales electos en octubre. Con la nueva conformación, el oficialismo tiene minoría en el Concejo Deliberante con 11 representantes contra 13 de la oposición.

Grindetti, asimismo, recalcó que “el primer mandato fue el de las obras urgentes, el de saldar las deudas históricas en materia de infraestructura”. “Ahora tenemos que seguir por el mismo camino”, instó.

 

 

“Tenemos que ser humildes, escucharnos, debatir ideas y aportar propuestas constructivas. La campaña se terminó, no es momento de chicanas, es momento de trabajar codo a codo con el objetivo de seguir poniendo de pie a la ciudad. Tenemos 1500 cuadras que reparar, un 10 por ciento de luces led por colocar, un 20 por ciento de cloacas por construir y otras 1000 escuelas que mejorar entre las tantas obras que quedan por hacer”, precisó Grindetti.

Además, señaló que hay que pensar en “una ciudad en el Siglo XXI”, la cual tiene que ser “integrada al mundo, inclusiva, generadora de oportunidades y con conciencia social” y sostuvo que para eso es necesario “redefinir los espacios verdes, el perfil industrial de la ciudad y los nodos de desarrollo”.

El intendente también realizó un balance de su primera gestión y resaltó que “se recuperó el rol de un Estado que durante muchos años estuvo ausente y alejado de los vecinos”.

“Nos propusimos que Lanús esté cada día un poco mejor, que todos los días hagamos algo bueno en cada barrio, que la salita del barrio tenga médico, que la plaza tenga juegos nuevos, que se arreglen los baches de la calle y que se empiece a solucionar el tema de las cloacas. Pasaron cuatro años y decimos con orgullo que Lanús cambió y lo hicimos todos juntos. Lo que nos planteamos en la campaña lo pudimos cumplir con creces”, enfatizó.

 

 

También destacó la construcción del puente olímpico “que fue prometido por todos los gobiernos de la historia de Lanús”, la repavimentación y bacheo de 1600 cuadras, la colocación de más de 25 mil luces led y la duplicación de la red cloacal.

“En cuestiones de salud, fuimos el primer municipio de la provincia en incorporar el SAME con 14 ambulancias nuevas y avanzamos con la red AMBA con tres salas nuevas y la remodelación de 14 más. La seguridad también fue un eje muy importante, a fines de este año llegaremos a las 800 cámaras instaladas, remodelamos el centro de comando y control, sumamos 500 policías locales, construimos la escuela de policía en Gerli y realizamos más de 9000 operativos antidrogas. También estuvimos cerca de las pymes y potenciamos los centro comerciales y tuvimos a la educación, cultura y deporte como pilares fundamentales”, concluyó.

En el acto de asunción estuvieron presentes el flamante vicepresidente primero de la Cámara de Diputados bonaerense, Adrián Urreli; la senadora provincial Lorena Petrovich; la diputada bonaerense Gabriela Besana, el ex intendente Darío Díaz Pérez y los miembros del gabinete municipal, entre otros.