X

Morón: el PRO y el juego de la silla que terminó en escándalo

Se iba a tratar el regreso del busto de Kirchner a la Plaza central. Ante rumores de voto dividido en el bloque oficialista se intentó correr a una concejala sin notificarla.
Redacción 29/11/2019 10:16

La última sesión ordinaria del año en el Concejo Deliberante de Morón quedó suspendida en el medio de un escándalo. La oposición se negó a dar quorum ante la presencia de un concejal que responde al intendente Ramiro Tagliaferro que, sin la renuncia previa de su reemplazante, quiso asumir la banca para desarticular el avance de un proyecto resistido por el Ejecutivo.

El director regional de PAMI Morón, Rodolfo Bentaverri, intentó ocupar su banca en el Concejo Deliberante en el medio de una sesión que terminó con cruces con la oposición. Según precisa el portal El Cactus, Bentaverri había pedido licencia como concejal para asumir su cargo en el ente nacional y en reemplazó asumió la concejala Alejandra Liquitay, quien el jueves se hizo presente en el recinto para cumplir con su tarea legislativa. Hubo dos ediles para una misma banca.

Durante la jornada estaba previsto analizar dos expedientes importantes: la ordenanza Preparatoria Fiscal Impositiva para el 2020 y la derogación de la norma por la cual el intendente retiró el busto del ex presidente Néstor Kirchner de la plaza principal de Morón.

 

 

Según el medio local, Liquitay estaba dispuesta a votar para que se habilite el debate sobre el segundo de los proyectos (el del busto de Néstor Kirchner), en contra de las directivas del oficialismo.

Para evitar que suceda eso, desde Juntos por el Cambio intentaron hacer que vuelva de su licencia el titular del PAMI, pero según denuncia la oposición, lo hicieron pasando por alto todos los requisitos previos, por lo que decidieron dejar sin quórum la sesión.

“Vimos que había un hombre que no conocíamos y que vino a ocupar la banca aduciendo la titularidad de la misma y excluyendo a una concejala que era la suplente. No había constatación de esta situación, no sabíamos si era así”, dijo el concejal del Frente Renovador, Jorge Laviuzza y precisó que la situación respondió a “una interna del bloque oficialista”.

“Ante la posibilidad de una ilegalidad todos los bloques opositores decidimos no permitir que siguiera adelante una sesión donde había temas importantes para los vecinos y las vecinas”, señaló y agregó que “si se constataba lo que nosotros pensamos que es una mala inclusión podía declararse nula toda la sesión”.

 

 

También cuestionó la situación la concejala del GEN, Sandra Yametti quien calificó de “papelón” lo sucedido. “Se intenta zanjar problemas internos del bloque con un manoseo de las instituciones democráticas. Había un concejal de más y pretendían que sesionáramos en estas condiciones”, dijo y agregó que desconocía su nombre y su estaba en condiciones de ocupar la banca.

“Se trata del director regional de PAMI Morón, Rodolfo Bentaverri, quien, sin renunciar a su cargo en PAMI, ocupó una banca en el Concejo Deliberante incumpliendo la normativa vigente. Ante esta situación el resto de las y los concejales opositores se negaron a dar quórum y la sesión se levantó en medio de provocaciones por parte del oficialismo”, señaló por su parte el sabbatellismo, espacio que conducirá el municipio a partir del 10 de diciembre.