X

Las personas mienten (o “internet tiene toda la verdad de la humanidad”)

Las personas mienten (o “internet tiene toda la verdad de la humanidad”)

28/11/2019 13:07

 

Las personas mienten. Al menos esto sostiene el economista norteamericano Seth Stephens-Davidowitz en su libro de 2017, Everybody Lies. La premisa se apoya en los ejercicios que realizó para mencionada publicación donde dice comprobar que ya sea: cuando hablan entre sí, cuando son encuestados, cuando se presentan en las redes sociales, incluso cuando afirman ser sinceros. Siempre hay algo que está basado en el miedo sobre cómo puede ser percibido y es ese aspecto de su personalidad lo que hace que no se exprese la verdad. Aunque el mismo Seth S-D dice haber hallado un espacio donde las personas se sienten seguras y con la intimidad suficiente para volcar sus dudas: las búsquedas de Google.

A partir de las búsquedas de Google, S-D encuentra indicadores de: maltrato infantil, abuso, tasas de suicidio y depresión que compiten con los registros formales. Denuncias nunca hechas, vivencias que no se comparten. En Google vamos a encontrar personas que buscan expresiones como ME SIENTO SOLO o ESTOY TRISTE con mucha más frecuencia que lo que se encuentra en un posteo de Instagram. Incluso podemos ver diferencias entre quienes se sienten desdichados y usan Google para expresarse: por dar un ejemplo local, en los últimos 12 meses en Argentina la búsqueda de SOY FEA fue un 25% más frecuente que SOY FEO, ME SIENTO CANSADA un 45% más que ME SIENTO CANSADO, y ESTOY GORDA un 60% más común que ESTOY GORDO.

Además de la premisa, la técnica de trabajo de S-D también es simple. Google Trends (https://trends.google.com) es un espacio público de Google donde se encuentra esta información. En realidad, S-D consiguió accesos preferenciales a esta información, pero su invitación es válida por esta puerta pública. Aun sin la ingeniería o los permisos necesarios (no olvidemos que la Big Data además de inconmensurable y múltiple, es privada), hay un espacio para indagar estos datos no tradicionales. El ejercicio puede reducirse a ingresar una palabra en Google Trends y ver en una línea de tendencia cómo aumenta o cae el interés de esa búsqueda a lo largo del tiempo.

 

 

El gráfico de arriba son diez años de argentinos buscando BAJAR DE PESO. Cada temporada se repite el mismo comportamiento. La búsqueda empieza a subir a mitad de año, alcanzando su primer pico de interés durante octubre. En noviembre y diciembre la gente pierde interés (o gana resignación) con el tema, y con el primer mes del nuevo año las búsquedas sobre cómo BAJAR DE PESO explotan, superando las conseguidas en octubre, para luego desplomarse hasta volver a empezar el alza en junio.

¿DÓNDE SE INFORMAN LOS ARGENTINOS?

El mérito de S-D es invitar a pensar con la Big Data, en una época donde para los neófitos esta palabra es ciencia ficción. Por ejemplo, para responder a la pregunta ¿Dónde nos informamos los argentinos? podemos usar Google no sólo como un oráculo al que se le preguntan nuestros miedos e inseguridades más profundos, sino un terreno con el cual mediamos con la red. Si asumimos que es más habitual el uso del buscador para ingresar a Facebook que acceder directamente ingresando la dirección, las búsquedas de FACEBOOK nos permite ver el auge y declive de la red social.

 

 

Incluso con su pico en diciembre 2012/ enero 2013, FACEBOOK sigue superando en búsquedas a TWITTER y a INSTAGRAM. De todas formas, esta última red social mantiene un aumento constante de búsquedas desde hace años. Si el crecimiento de INSTAGRAM y la caída de FACEBOOK mantienen su velocidad, el 31 de enero de 2021 el podio de las redes sociales podría invertirse en Argentina.

Google Trends habilitó hace poco tiempo el seguimiento de las búsquedas dentro de YouTube, su plataforma de videos online. La transmisión online de los canales podría en algún momento ser un parámetro fiable para inferir el raiting. En la batalla por las noticias de cable, por ejemplo, este año hubo un cambio en la cúpula cuando el canal C5N empezó a ganar en audiencia al canal TN. En las búsquedas de YouTube, C5N empata con TN en marzo y lo supera a partir de mayo, coincidiendo con los números relevados por Ibope Media.

Otro caso para ver el consumo de medios en Argentina son los portales de noticias. Durante más de diez años el líder indiscutido fue CLARIN. Pero este primer lugar lo pierde a fines del 2015, coincidiendo con el cambio de gobierno. Desde entonces, sobre lo que nos muestra el gráfico abajo, el único portal que se mantiene en primer lugar y con una tendencia al alza es INFOBAE.COM.

Todos estos datos tienen su límite. Podemos imaginar mucha más gente accediendo desde Google a Facebook que a Instagram. Todo acceso por aplicaciones de celulares queda fuera de nuestro radar, así como la tirada en papel de Clarín frente a Infobae que no tiene soporte físico. Pero, aunque seamos conscientes de los límites, el ejercicio no pierde valor. La televisión no se mira sólo por YouTube, aunque a medida que este hábito se universalice más representativo será la herramienta como indicador de raiting. Google monopoliza su rubro con la suficiente expansión para ser, en algunos aspectos, algo más que una muestra; un espacio de la realidad, nada marginal, donde voluntariamente registramos nuestros intereses.

 

 

¿QUÉ QUIEREN LOS ARGENTINOS?

¿Puede Google ayudarnos a entender estos últimos años de Argentina? ¿Qué quieren los argentinos? Bueno, dólares podría ser una respuesta.

Desde 2004 (el primer año observable en Google Trends) en adelante la búsqueda de DÓLAR en Google tuvo picos ante cada devaluación. En el interregno del cepo, de 2013 a 2015, cada dos búsquedas una preguntaba directamente sobre el DÓLAR BLUE (se ve abajo una segunda línea gemela que crece y se hunde durante ese período)

Aunque las búsquedas sobre DÓLAR siempre fueron altas, en los dos últimos años alcanzaron niveles récord. Una primera alza tiene tres tiempos. Un primer momento coincide con el cambio de metas inflacionarias de diciembre 2017, lo que lleva a repetir en enero 2018 el interés por DÓLAR que había generado la salida y devaluación con la salida del cepo a fines de 2015. Luego un salto mayor en mayo 2018, con la aparición de FMI y su inyección de divisas. Finalmente, el primer gran pico es de septiembre 2019, con la salida de Luis Caputo del BCRA, una devaluación de 10% en un mes, y búsquedas de DÓLAR que cuadruplican las alzas normales. El segundo gran pico es más cercano: se trata de la devaluación luego de las elecciones PASO 2019.

¿Cuán importantes fueron estas devaluaciones? Lo suficiente para que por primera vez en los 15 años de búsquedas que nos ofrece Google haya más personas en Argentina buscado el precio del DÓLAR que PORNO.

Hay otros cambios de tendencias históricas que sucedieron en los últimos años. No busco ser exhaustivo, sino hacer un uso doméstico de Google Trends para acercarnos a comprender nuestro tiempo. Abajo vemos la búsqueda de TRABAJO en Google, que se mantiene como una palabra estable a lo largo de varios años. La gente siempre necesita trabajo. La variación del desempleo no parece afectarlo. Pero el interés que crece desde 2016 hasta duplicar la búsqueda de TRABAJO hoy día, es googlear los resultados de la LOTERÍA.

 

 

A diferencia del gráfico anterior, pongamos en disputa dos conceptos lejanos y técnicos: POBREZA e INFLACIÓN. Desde diciembre del 2017 las búsquedas de INFLACIÓN superan a las de POBREZA.

 

Aclaración: POBREZA no son los pobres. No es la supervivencia de vivir con lo justo. A lo mejor búsquedas de recetas con poco dinero o subsidios mida mejor la aparición de nuevos pobres. POBREZA es un índice, así como la inflación, y a se comporta de manera cíclica coincidiendo con la publicación semestral de números oficiales. ¿Qué sucede a partir del 2018? Que a pesar de que ambos índices estén al alza, el interés de los argentinos es la inflación.

Todas estas búsquedas pueden parecer insignificantes si se ponen en comparación. Lo que se ve abajo es el mismo gráfico que el anterior, pero con una nueva búsqueda que tiene un pico 4 veces superior a la INFLACIÓN: es el anuncio de un nuevo acuerdo de Argentina con el FMI.

 

 

¿INTERESA LA POLÍTICA?

Desde el anuncio de su candidatura con Cristina Fernández de Kirchner como su compañera de fórmula, ALBERTO FERNÁNDEZ no sólo no pudo superar el volumen de búsquedas sobre su persona desatadas ese día, sino que no volvió a superar con claridad las búsquedas sobre MAURICIO MACRI.

¿Y cuál es el pico de búsquedas sobre el presidente en el año? A diferencia de lo que uno podría creer las búsquedas sobre MAURICIO MACRI no tuvieron su máximo con las elecciones. El 12 de agosto, el día siguiente a las PASO, hay un salto en las búsquedas, 2,3 veces más frecuente que el domingo de las elecciones, principalmente búsquedas relacionadas con la conferencia de prensa realizada ese día. Pero el pico del año de MAURICIO MACRI es el 14 de agosto, 3,5 veces más alto que el día de las elecciones: el día que comunica un primer paquete de medidas económicas. El interés generado por esas medidas fue tan grande que eclipsó las búsquedas asociadas a su derrota electoral. Esto parece explicar que en sus últimos 30 días de campaña el presidente haya intentado generar agenda con una propuesta diaria, sin embargo no consiguió repetir el efecto de aquel 14 de agosto.

 

 

Google Trends también ofrece ver cuáles son las palabras asociadas a las búsquedas que más aumentaron durante un período determinado. Durante este año electoral las búsquedas de MAURICIO MACRI estuvieron relacionadas con la campaña, incluyendo las búsquedas MACRI PICHETTO, MARCHA DE APOYO A MACRI, y MACRI YA FUE. Pero ALBERTO FERNANDEZ tuvo consultas asociadas dirigidas a una dimensión personal, entre las que se encuentra EDAD DE ALBERTO FERNANDEZ, NOVIA DE ALBERTO FERNANDEZ, y la búsqueda (con sus variantes) más asociada al candidato: HIJO DRAG QUEEN DE ALBERTO FERNANDEZ. Estas son los silencios que S-D rescata en su libro ¿Cuántos reconocerían su interés por el hijo del candidato? Sin embargo, mantiene un primer lugar en búsquedas relacionadas con ALBERTO FERNANDEZ desde mayo.

A pesar de todo esto no hay que olvidar que la política no es más que una porción, minoritaria, entre los múltiples intereses de las personas. Abajo se ve el mismo gráfico con las búsquedas de ALBERTO FERNÁNDEZ y MAURICIO MACRI con una tercera búsqueda, que generó en su pico cuatro veces más consultas que el pico de MACRI en las PASO, cinco veces más que el anuncio de FERNANDEZ como candidato en mayo, y casi cien veces más impacto que la media de búsquedas que se generan día a día de la campaña electoral. Se trata de LUCIANO CASTRO, y las búsquedas desatadas por la filtración de sus fotos íntimas.

Comparación; en las búsquedas de Google siempre en necesario un punto de comparación.

 

 

¿Cómo Google factura millones si todo es gratis?

Internet introdujo (y sigue realizando) un cambio en casi todos los aspectos de la vida, desde lo económico a lo social e individual. Porque allí no sólo nos comunicamos, vemos cómo llegar a otros lugares, compramos, nos informamos, decidimos a quién votar sino que también interviene en el modo en el que nos construimos como personas, -ahora también- exhibiendo cuestiones de nuestra  intimidad.

Por eso los aportes de autores como Seth Stephens Davidowitz son tan relevantes: podrían ayudarnos a entender los fenómenos de formación de la subjetividad. "Estoy convencido de que las búsquedas en Google constituyen la mayor colección de datos sobre la mente humana que haya habido nunca", asegura el filósofo tras concluir su investigación.

Los datos de búsquedas en internet no sólo son una nueva herramienta sino que además es honesta. En una misma opción Google muestra nuestros deseos ocultos y nuestros sentimientos más miserables.

Del mismo modo en que la gran cantidad de datos nos permite acercarnos con precisión a pequeños grupos de personas de una manera que antes era imposible, es menester preguntarse: ¿qué se hace con “los datos”?, ¿quién (o quienes) deberían tener acceso y hacer uso de esta información? y ¿bajo qué fines?.

 

*Colaboración: Ileana Panthou.