X
Negri intenta mantener la unidad y reúne a la mesa chica para definir qué hacer en Diputados. En tanto, Lipovetzky se sumó al peronismo y la izquierda y firmó el pedido de sesión especial.
Redacción 12/11/2019 13:57

Luego de diferenciarse del PRO y condenar el golpe de Estado en Bolivia, la Unión Cívica Radical (UCR) se reúne este martes para intentar llegar sin divisiones a la sesión especial que pidió el peronismo y el macrista Daniel Lipovetzky para repudiar el derrocamiento de Evo Morales y reclamar un salida democrática a la crisis institucional que vive el país vecino.

El radicalismo se diferenció de la postura que adoptó el gobierno de Mauricio Macri y habló de un “golpe de Estado” a través de un comunicado en el que, además, pidió “elecciones libres y transparentes” para reestablecer el orden en Bolivia.

“Cuidar la democracia en el continente implica un esfuerzo por calificarla. No a las trampas! No a las injerencias externas! No al Golpe de Estado! Si al pluralismo, la democracia y la convivencia pacífica”, señaló el texto que difundió el partido conducido por Alfredo Cornejo.

 

 

Ahora, el jefe de la bancada, Mario Negri, intentará cerrar filas dentro del radicalismo y acercar posiciones con el PRO para evitar una división dentro del interbloque a menos de un mes del recambio de autoridades.

Por su parte, la Coalición Cívica publicó un comunicado medido y evitó confrontar con Macri y la UCR. Si bien no menciona la palabra "golpe", el espacio de Carrió subraya que "las Fuerzas Armadas siempre deben subordinarse a las instituciones del Estado y abstenerse de toda participación que vulnere el orden democrático".

El diputado Daniel Lipovetzky, del PRO, fue el único que se diferenció del Gobierno y se sumó a los cuestionamientos sobre la postura oficial. “No coincido con el comunicado de Cancillería. La posición tiene que ser muy clara de que esto fue un Golpe de Estado y hay que repudiarlo”, sentenció el legislador en declaraciones radiales.

 

 

Además, el legislador oficialista firmó el pedido de sesión especial que presentó el peronismo y que ya ingresó por mesa de entradas de la Cámara de Diputados. El pedido también lleva las firmas del titular del bloque de diputados nacionales del FPV-PJ, Agustín Rossi; de Red por Argentina, Felipé Solá, y de la diputada massista Carla Pitiot, el legislador de Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, y el entrerriano Juan José Bahillo, del bloque Justicialista.

En tanto, fuentes del Frente de Todos adelantaron que ese bloque trabaja en un texto de consenso que reúna los diferentes proyectos de resolución presentados por diputados de diversas bancadas para ser aprobado en el recinto, estiman, "por amplia mayoría".

 

 

El texto incluirá la necesidad de repudiar expresamente el “golpe de Estado” y buscará bregar por “la garantía de inmunidad física” para Morales; su vice, Álvaro García Linera, y todos los ex funcionarios bolivianos, así como hacer un llamado al “restablecimiento del orden institucional” en el país vecino.