X

El gobernador electo se reunió con jefes comunales del Frente de Todos. Habló sobre el faltante de fondos y la transición con Vidal. El rol del líder del Frente Renovador.

Por 31/10/2019 20:03

Axel Kicillof llegó al encuentro que tenía pautado con intendentes en Tigre acompañado por el líder del Frente Renovador y uno de los engranajes clave en el esquema del Frente de Todos, el electo diputado nacional Sergio Massa. Fue la primera reunión oficial que el futuro gobernador mantiene con intendentes luego de la holgada victoria de las elecciones de este domingo. En esa gran mesa que se ubicó en el Museo de Arte de Tigre (MAT), Kicillof habló sobre la deuda que deja la gestión de María Eugenia Vidal, calculada entre 50 y 80 mil millones de pesos y el impacto que generará para su mandato. Dio detalles de la reunión que mantuvo horas antes con la gobernadora saliente, en lo que fue el puntapié inicial para la transición bonaerense. Los intendentes e intendentas escucharon, hablaron sobre las dificultades que atravesaron durante estos cuatro años y guardaron, para otro momento, los pedidos al nuevo mandatario provincial.

Kicillof llegó con Massa. Luego de la reunión que mantuvo con Vidal, el gobernador electo se subió al Clio de Carlos Bianco y sin más llegó a la casa del diputado nacional. Allí estaban también el diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, y su par, Eduardo "Wado" de Pedro. Desde ahí, se trasladaron al MAT, donde esperaba el anfitrión, Julio Zamora, los intendentes electos y quienes fueron revalidados este domingo. Un total de 73 jefes comunales.

 


La foto oficial. Intendentes y el gobernador electo. 


En el encuentro, Kicillof repasó lo que es una obsesión para él y su equipo de trabajo: el faltante que muestran las arcas bonaerenses para el cierre del ejercicio 2019. Algunos intendentes decían desconocer con detalle este número y culparon al blindaje mediático. Reconocieron que ahora lo conocen, debido al trabajo que hizo el entorno del mandatario electo en este último tiempo.

También habló de la reunión que un rato antes había mantenido con Vidal. Volvió a hacer hincapié en el pedido a la gobernadora para que retrotraiga el aumento de luz de un 25% aprobado para todas las empresas de energía de Rogelio Pagano y cooperativas, que regirá a partir de enero.
 


Massa y el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez (Foto: AGLP)


“El primer paso es dejar bien en claro cuál es la situación, el diagnóstico, cuál sería la radiografía de la provincia hoy. Y obviamente, los intendentes tienen muchísimo para aportar, porque conocen sus territorios”, dijo Kicillof tras la reunión.

Quien habló con énfasis del rol bonaerense fue Massa. Ponderó el rol de la provincia en la discusión nacional y la distribución de fondos nacionales. También celebró la unidad alcanzada en el Frente de Todos que –sostiene- fue clave para ganar la elección. Pidió seguir trabajando en la misma línea.
 


El ex intendente de Tigre también enfatizó en los resultados del domingo y relativizó la idea de que el gobierno de Cambiemos quedó bien posicionado electoralmente. “La provincia de Buenos Aires fue fundamental en el triunfo del Frente de Todos. Tuvo una distancia que de alguna manera marcó el proceso del 27 de octubre, pero la elección terminó. Ahora empieza el trabajo”, dijo Massa ya en conferencia de prensa. 

El encuentro duró casi tres horas. Un dato de color: una intendenta electa tenía algunas anotaciones con pedidos (no quisieron llamarlos reclamos) hacia el flamante gobernador. No hubo lugar para eso, ni tampoco para empezar a discutir si habrá lugar para los intendentes en la mesa ministerial la gestión Kicillof. "Mejor guardo la hoja para otro momento", bromeó la intendenta.