X
El partido provincial perdió la banca del petrolero Guillermo Pereyra. Todos y Cambiemos se adueñaron de los lugares.
Redacción 28/10/2019 11:31

El Movimiento Popular Neuquino (MPN) no pudo sortear la hiperpolarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. En un golpe histórico a la fuerza provincial, el actual senador y dirigente del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, se quedará fuera del Congreso el 10 de diciembre.

Oscar Parrilli aprovechó el envión de Alberto Fernández y Cristina Fernández y se aseguró una banca. Lo mismo hizo Lucila Crexell, otra emepeísta que llegó al macrismo de la mano de Miguel Ángel Pichetto y Humberto Schiavone.

 

 

El tercer puesto del MPN condiciona la relación del gobernador Omar Gutiérrez, uno de los más cercanos a la Casa Rosada en los últimos cuatro años, con el futuro gobierno nacional. Según los datos del recuento provisorio, el FdT llegaba al 35,62% en ese tramo y Juntos por el Cambio, con Crexell, al 32,42%. El MPN quedó lejos con el 22,27%.

Pereyra es un actor principal en el esquema de la política neuquina. Su rol como conductor del Sindicato Petrolero lo puso al frente de cada discusión por el futuro de Vaca Muerta. Hasta el presidente Mauricio Macri lo invitó a giras por Europa y Estados Unidos, pero en plena campaña lo acusó de poner "un pie en cada lado".

 

 

Un dato no menor es que el sindicalista patagónico encabezaba la comisión de Energía, donde transitaban las medidas más sensibles del gobierno nacional.

"Perdimos una elección, pero seguiremos trabajando por nuestra provincia", dijo Pereyra apenas reconoció la derrota. Gutiérrez, en igual sintonía, ratificó que el partido dio todo para dar vuelta la elección de agosto.