CUADERNOS K

Bonadio procesó al Olimpo de los CEOs y salvó a Rocca

Tildó a los que pagaron coimas de “acomodaticios y cobardes” y los acusó de escudarse en “presiones oficiales”. Zafó el jefe de Techint, que en un evento público reconoció dádivas al kirchnerismo.

 

El inicio del escrito del magistrado cita a los funcionarios y tiene un apartado para la metodología de los retornos, que sintetiza en la articulación del Estado y los hombres de negocios. Asegura el juez que se sacaba “dinero    al    Estado    Nacional    en    detrimento    de    la    educación,    la    salud,    los    jubilados,  la  seguridad,  que  dejaba  al  pueblo  más  humilde  sin  cloacas,   sin   agua   corriente,   sin   servicios,   sin   transporte   seguro,  etc.,  etc.,  y  todo  esto  se  hizo  para  distribuir  coimas  a  funcionarios  corruptos  a  cambio  que,  por  avaricia  y  codicia”. Y agrega que “ese   selecto   grupo   de   empresarios   también   se   llenaran   los   bolsillos     mediante     su     participación     en     licitaciones     o     concesiones,       sosteniendo       a       posteriori       un       discurso       acomodaticio   y   cobarde,   pretendiendo   haber   cedido   a   las   presiones   oficiales,   en   bien   de   cuidar   sus   empresas   y   los   puestos de trabajo de sus empleados”.

 

A continuación, enumeran a todos los procesados por “haber integrado una  asociación  ilícita, junto con otras personas aún sin identificar, la cual desarrolló sus actividades       aproximadamente desde principios  del  año  2003  hasta  noviembre  del  año  2015,  y  cuya  finalidad  fue  organizar  un  sistema  de  recaudación  de  fondos  para  recibir  dinero  ilegal  con  el  fin  de  enriquecerse  ilegalmente y de utilizar parte de esos fondos en la comisión de  otros  delitos,  todo  ello  aprovechando  su  posición  como  funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional”. En el listado aparecen todos los que declararon ante Bonadio, convocados o por voluntad propia. El dato llamativo es que el único peso pesado que quedó excluido fue el dueño de Techint, Paolo Rocca. Fue el italiano quien en un evento de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), admitió haber pagado coimas, en este caso a través de su mano derecha, Luis Betnaza.

 

 

 

Sí llegaron al procesamiento Carlos Wagner (Esuco, ex presidente de la Cámara de la Construcción); Armando Losón (Albanesi); Héctor Sánchez Caballero (IECSA); Ángel     Jorge     Antonio    Calcaterra (Ángelo, el primo de Mauricio Macri y ex dueño de IECSA); Francisco     Rubén     Valenti (IMPSA); Carlos   José   Mundin (BTU),   Jorge   Guillermo   Neira,   Gerardo   Luis   Ferreyra (Electroingeniería); Carlos De Goycochea (Isolux), Luis María Cayetano Betnaza (Techint); Juan Chediak (Ex Camarco); Eduardo     Hugo     Antranik     Eurnekian (sobrino del dueño de Corporación América); Alejandro  Pedro  Ivanissevich,   Juan   Carlos   Lascurain (ex ADIMRA),   Germán   Ariel   Nivello,       Néstor       Emilio       Otero, Aldo  Benito  RoggioBenjamín  Gabriel  RomeroManuel  Santos  Uribelarrea; Sergio Taselli, Alberto Taselli y hasta Enrique Menotti Pescarmona.

 

“Esta   mecánica   funcionaba   más   o   menos   así –dijo Bonadio en su fallo-:   para   ganar una obra pública, la explotación de un corredor vial, una concesión  de  transporte  ferroviario  o  ser  beneficiado  con  la  asignación  de  subsidios  al  transporte  automotor  o  empresas  prestatarias   de   bienes   y   servicios   por   cuenta   y   orden   del   Estado   Nacional,   una   empresa   o   grupo   de   empresas   -UTE-   entregaban  un  porcentaje  de  lo  que  el  Estado  Nacional  les  pagaba,  a  los  funcionarios  que  Néstor  Carlos  KIRCHNER  y  Cristina      Elisabet      FERNÁNDEZ      designaban      para      esos      menesteres a fin de recibir esos "retornos" o "coimas".- Claro  está  que  los  fondos  pagados  por  el  Estado  por  esas    contrataciones    estaban    "inflados"    en    perjuicio    del    conjunto de los argentinos y con el sólo objetivo de enriquecer ilícitamente a funcionarios y empresarios corruptos”.

 

Javier Milei en su burbuja
Javier Milei con la titular del FMI, Kristalina Georgieva

También te puede interesar