X
En una entrevista, Vidal dijo que "sin dudas" existe "el club del helicóptero", aunque es "minoritario”. El senador Pinedo, por su parte, coincidió con Carrió y tildó al kirchnerismo de golpista.
Redacción 15/09/2018 10:37

El fantasma del golpe institucional, fogoneado por sectores de Cambiemos, fue reeditado este fin de semana por las principales figuras del oficialismo, que salieron a distintos medios a señalar a la oposición como agentes desestabilizadores.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, si bien consideró que “no todo el kirchnerismo es igual”, acompañó las declaraciones de Elisa Carrió y tildó a ese sector del peronismo como “golpista”. También la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se refirió a la cuestión y consideró que “sin dudas” existe el club del helicóptero.

Durante una entrevista con la agencia Noticias Argentinas, Pinedo opinó que "no todo el kirchnerismo es igual", pero consideró que sí "hay kirchneristas golpistas" y reconoció que también existen "macristas descalificadores" y "extremistas", aunque "la actitud de la conducción del partido es ser extremistas de centro".

 

 

“Yo diría que no todo el kichnerismo es igual”, dijo al ser consultado si opinaba lo mismo que Carrió, una de las primeras de señalar al peronismo como desestabilizador. “Hay sectores kirchneristas apocalípticos que creen que el fin del mundo está a la vuelta de la esquina o que cuando no gobiernan ellos es el fin del mundo; existen los kirchneristas asustados que no quieren ser citados por la Justicia y existen los kirchneristas de buena fe, que creen en algunas banderas de la década pasada”, indicó.

“El populismo se basa un poco en la idea de dividir a la sociedad entre los buenos y los malos, los buenos son ellos y los malos son todos los demás que no piensan como ellos o no trabajan para ellos”, dijo y consideró que la ex presidenta Cristina Kirchner “es la jefa de los tres” sectores kirchneristas que diferenció.

Pinedo, además, sostuvo que dentro de Cambiemos “hay macristas descalificadores”. “Hay macristas extremistas, pero son una minoría. Se ve en las redes (sociales), pero claramente en la conducción no es así. Es una actitud de la conducción de nuestro partido ser extremistas de centro, como yo me defino a mí mismo”.

 

 

Por su parte, Vidal respondió en una entrevista en Radio La Red que “sin dudas" hay un "club del helicóptero", pero remarcó que "es minoritario".

"Cada vez tiene menos poder sobre la gente. Los argentinos aprendimos y no queremos más volver hacia atrás, no queremos saqueos, no queremos que un presidente elegido no termine su mandato”, dijo Vidal antes de salir a timbrear junto al presidente Mauricio Macri.

“Por eso esas expresiones son minoritarias, muy minoritarias", dijo la mandataria provincial, que cuestionó las "declaraciones" del líder de MILES, Luis D´Elía, y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe Bonafini.

 

Con sus principales figuras, el Gobierno sale a los medios a denunciar golpismo

En una entrevista, Vidal dijo que "sin dudas" existe "el club del helicóptero", aunque es "minoritario”. El senador Pinedo, por su parte, coincidió con Carrió y tildó al kirchnerismo de golpista.

El fantasma del golpe institucional, fogoneado por sectores de Cambiemos, fue reeditado este fin de semana por las principales figuras del oficialismo, que salieron a distintos medios a señalar a la oposición como agentes desestabilizadores.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, si bien consideró que “no todo el kirchnerismo es igual”, acompañó las declaraciones de Elisa Carrió y tildó a ese sector del peronismo como “golpista”. También la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se refirió a la cuestión y consideró que “sin dudas” existe el club del helicóptero.

Durante una entrevista con la agencia Noticias Argentinas, Pinedo opinó que "no todo el kirchnerismo es igual", pero consideró que sí "hay kirchneristas golpistas" y reconoció que también existen "macristas descalificadores" y "extremistas", aunque "la actitud de la conducción del partido es ser extremistas de centro".

 

 

“Yo diría que no todo el kichnerismo es igual”, dijo al ser consultado si opinaba lo mismo que Carrió, una de las primeras de señalar al peronismo como desestabilizador. “Hay sectores kirchneristas apocalípticos que creen que el fin del mundo está a la vuelta de la esquina o que cuando no gobiernan ellos es el fin del mundo; existen los kirchneristas asustados que no quieren ser citados por la Justicia y existen los kirchneristas de buena fe, que creen en algunas banderas de la década pasada”, indicó.

“El populismo se basa un poco en la idea de dividir a la sociedad entre los buenos y los malos, los buenos son ellos y los malos son todos los demás que no piensan como ellos o no trabajan para ellos”, dijo y consideró que la ex presidenta Cristina Kirchner “es la jefa de los tres” sectores kirchneristas que diferenció.

Pinedo, además, sostuvo que dentro de Cambiemos “hay macristas descalificadores”. “Hay macristas extremistas, pero son una minoría. Se ve en las redes (sociales), pero claramente en la conducción no es así. Es una actitud de la conducción de nuestro partido ser extremistas de centro, como yo me defino a mí mismo”.

 

 

Por su parte, Vidal respondió en una entrevista en Radio La Red que “sin dudas" hay un "club del helicóptero", pero remarcó que "es minoritario".

"Cada vez tiene menos poder sobre la gente. Los argentinos aprendimos y no queremos más volver hacia atrás, no queremos saqueos, no queremos que un presidente elegido no termine su mandato”, dijo Vidal antes de salir a timbrear junto al presidente Mauricio Macri.

“Por eso esas expresiones son minoritarias, muy minoritarias", dijo la mandataria provincial, que cuestionó las "declaraciones" del líder de MILES, Luis D´Elía, y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe Bonafini.