A TODO O NADA

Lifschitz lamentó que el Gobierno haya “desbarrancado” en la política económica

El gobernador de Santa Fe se alertó por la situación del país y sostuvo que a este ritmo todo terminará con una crisis social. “Espero que le acierten”, bregó.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se mostró preocupado por el rumbo económico del país, luego de lo que fue la peor semana del Gobierno con un dólar que alcanzó los 42 pesos y una fuerte corrida del mercado financiero a la gestión Macri que apenas puedo contener.
 

 


“Lamento que el gobierno haya desbarrancado tan rápido en la economía y espero que le acierten con las medidas de emergencia que se necesitan en este momento, porque si no vamos a entrar en un espiral de conflicto muy alto”, dijo este sábado el gobernador santafecina en diálogo con Radio Mitre Rosario

 

El mandatario también habló sobre la reunión que el próximo martes mantendrán todos los ministros de Economía provinciales con el gobierno nacional en medio de una serie de medidas impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para bajar el déficit fiscal, un proceso que se aceleró en los últimos días luego del pedido de Macri al organismo internacional. 

 

“Las metas ya no son las mismas. Es difícil ponerse de acuerdo cuando hay ajustes y recortes en recursos que son indispensables para las provincias, porque estamos hablando de obra pública, salud, educación y transporte”, dijo el gobernador por el socialismo.

 

Es una visión que de manera pública y también privada comparten todos los gobernadores. Algunos, los peronistas más que endurecieron su relación con el Gobierno al calor de los desaciertos económicos ya tomaron algunas medidas. Por ejemplo irán a la Corte para reclamar por la eliminación del Fondo Sojero. La gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, evalúa sacar los fondos de la provincia a una cuenta en el exterior para tener mayor previsibilidad de inversiones y gastos. 

 

Lifschitz, por su parte, explicó que “la semana pasada era un escenario y hoy estamos frente a otro, por lo que hay que volver a retomar las negociaciones en otro marco. Hay que volver a discutir el Fondo Sojero, porque una cosa es haberlo eliminado con el nivel de retenciones de hace unos días y otra es si van a aumentar y se van a extender a otros productos”.

 

“Entramos en un terreno de inestabilidad política y de falta de reglas de juegos claras para el sector económico que genera desconfianza e incertidumbre”, respondió al ser consultado por el Presupuesto provincial. Se trata de una lectura que se comparte, por ejemplo, en la administración de la provincia de Buenos Aires. Los anuncios continuados del gobierno nacional con sus respectivas consecuencias inmediatas vienen cambiando día a día las proyecciones de la gestión de María Eugenia Vidal

 

NO A LA REFORMA. El gobernador también habló sobre la derrota legislativa que sufrió días atrás en el debate de la reforma constitucional que impulsó. En este marco apunto directamente contra el peronismo al remarcar que "este partido -el PJ-, en 24 años de gobierno, le puso el pie encima a cualquier tipo de proyecto de reforma constitucional".
 

 


"Sabíamos que era difícil porque no teníamos una mayoría propia, y necesitábamos de acuerdo con otros partidos, fundamentalmente con el peronismo que tiene la llave en las dos cámaras. Si uno repasa los discursos de la Legislatura, muchos dirigentes de los 90 fueron los voceros del rechazo al proyecto. Pusieron el argumento de no aprobarla por la reelección del gobernador, pero es una excusa porque planteamos que si el problema era ese había que sacar el artículo", agregó. 

 

La chance de que el gobernador vaya por un nuevo mandato fue, discursivamente, la principal crítica hacia el proyecto reformista. Sin embargo el gobernador planteó que estaban dispuestos a "sacar ese artículo", si "era un problema".

 

"Hubiese sido una gran oportunidad, pero avanzamos mucho y se instaló el tema en la gente y hay una mayoría de los santafesinos que está de acuerdo con la modificación. Si no fue ahora, será en el próximo período", detalló y dijo que luego de que termine su mandato intentará llevar el plan Santa Fe al país. "Falta alguien que se anime a salir de la grieta entre kirchnerismo y Cambiemos, y ese es nuestro desafío. Es un momento para captar nuevas ideas y tomar nuevos discursos, no podemos seguir aferrados a viejos esquemas", puntualizó. 

 

 

Maximiliano Pullaro y el ministro de Desarrollo Productivo Gustavo Puccini.
El gobernador de Santa Fe Maximiliano Pullaro celebró la ley Bases y espera inversiones

También te puede interesar