X
Se manifestó a favor de la vida, pero dio vía libre a sus legisladores. Se limitó a destacar el debate, pero no baja línea al oficialismo. Las posiciones de Vidal y Larreta, los otros gobernantes PRO.
Redacción 08/08/2018 9:24

A minutos del comienzo de la sesión histórica en el Senado por la legalización del aborto, el presidente Mauricio Macri mantiene la neutralidad sobre la interrupción voluntaria del embarazo y salió públicamente a celebrar el debate de la iniciativa aprobada en la madrugada del 14 de junio por la Cámara de Diputados. A pesar de la extensa campaña en redes sociales, el Presidente no baja línea a su tropa: a comienzos de año se manifestó a favor de la vida, pero una vez iniciado el debate, dio libertad de conciencia a sus legisladores y este miércoles se limitó a publicar un comunicado en el que señala que la votación será “trascendental”, subraya el debate democrático, pero mantiene su postura neutral.

 

 

 

“La importancia de esta votación va mucho más allá del tema específico que intenta dirimir. Nos plantea como sociedad un escenario pacífico para promover y realizar cambios. Pero, además, nos obliga como individuos a comprometernos a aceptar que hay otros que piensan distinto”, sostuvo Macri, mediante un comunicado publicado en Facebook.

Macri dio vía libre a la discusión del aborto desde la apertura de sesiones ordinarias del Congreso. Aquel primero de marzo se manifestó a favor de la vida, pero reclamó un debate serio. “Estoy a favor de la vida, pero también de los debates maduros y responsables, que como argentinos tenemos que darnos. Vemos con agrado que el Congreso incluya en agenda el tema. Espero que se escuchen todas las voces y se tomen en cuenta todas lasposturas”, subrayó al abrir las sesiones del Poder Legislativo.

Los legisladores de Cambiemos, dirigentes oficialistas e incluso el gabinete se dividió en cuanto a la legalización, pero el Presidente dio luz verde al debate y nunca bajó línea a su tropa interna. Bajo esa lógica, el comunicado publicado este miércoles se titula “No importa cuál sea el resultado, hoy gana la democracia”.

 

 

En tanto, la discusión por el aborto legal puso en un brete a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Ambos gobernantes de Cambiemos están en contra de la legalización del aborto, pero destacaron el debate. Larreta lo dijo públicamente, mientras que Vidal, en días de fuego cruzado con la Iglesia, se fotografió con un pañuelo celeste, iconografía del sector que está en contra de la interrupción del embarazo y subraya la consigna “salvemos las dos vidas”.

En la previa a la sesión, el poroteo está a favor de quienes rechazan la iniciativa. No obstante, una situación similar se vivió en la Cámara baja y terminó con desenlace en favor de quienes se inclinan por la interrupción voluntaria. En un hipotético y complicado caso de empate, la llave la tendrá la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, una de las más fervorosas militantes “pro-vida” dentro del oficialismo.