X
El jefe de gabinete mostró al Gobierno cediendo a los reclamos de la oposición y tuvo que hablar de los datos negativos y de la desconfianza en los mercados. “De esta crisis salimos”, afirmó.
Redacción 30/08/2018 9:40

En medio de las fuertes críticas de la oposición, el jefe de gabinete, Marcos Peña, negó “un fracaso económico” del Gobierno aunque reconoció que “se agregaron más frentes de tormenta”.    

De esta manera, el funcionario tuvo que salir a contestar los cuestionamientos de la oposición sobre el pedido del Gobierno al FMI para adelantar fondos, lo que provocó una nueva estampida del dólar que cerró por arriba de los $34.

 

 

“Argentina cayó un escalón en confianza, tomamos decisiones, se agregaron más frentes de tormenta y hubo mayor desconfianza en los mercados. Después de los cuadernos hubo más dudas pero se van despejando”, explicó el funcionario.

Además, negó los rumores sobre eventuales cambios en el gabinete: “Claramente esa no es la solución en la que está pensando el Presidente. No hay una solución mágica por esa vía, tenemos que seguir trabajando. No estamos ante un fracaso económico ni mucho menos", aseguró en diálogo con Radio Mitre.

“El fracaso en la Argentina es que siendo uno de los países potencialmente más ricos del mundo tiene un 30 por ciento de pobreza”, aseveró y dijo que la crisis cambiaria “es parte de un proceso de recuperación en un contexto de enorme dificultades estructurales”.

De esta manera, tuvo que salir a responder los dichos de los gobernadores peronistas que este miércoles se reunieron  en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y coincidieron en que “el Gobierno fracasó” en materia económica.

Más allá de abandonar la agenda propia y salir a contestar lo que reclama la oposición, Peña se mostró optimista y sentenció: “De esta crisis salimos fortalecidos”.

Marcos Peña participó este jueves de una nueva edición del Council de las Américas y reconoció que "hubo errores" del Gobierno a la hora de establecer las metas de inflación. "Hay una transformación, no hay un fracaso económico", insistió durante un contacto con la prensa. 

“Estamos ocupados en los problemas. Estamos trabajando con todas las herramientas que tenemos”, destacó y se mostró confiado en alcanzar un acuerdo con los gobernadores por el Presupuesto 2018.

 

 

Además, dijo que siempre hubo una tensión, desde el inicio del gobierno de Mauricio Macri, dado que se planteó una discusión entre aquellos que creían que era un cambio de matiz y los que aseguraban que el cambio era de raíz.

"Estábamos en una Argentina que se había acostumbrado a ser una economía cerrada y una democracia débil y corrupta", afirmó el funcionario ante unos 250 empresarios, antes de pedirles que confíen en el modelo económico que promueve Cambiemos. 

 Y agregó: "Algunos piensan que solo se puede crecer a partir del consumo: solución que no funcionó en ninguna economía del mundo, mucho menos en un momento de integración política y económica más importante de la humanidad".