X

“Si Pichetto no pudo ganar Río Negro muy difícilmente llegue a la Presidencia"

El vicegobernador de Santa Cruz cree que "Macri necesita una tercera vía del peronismo para dividir" y que se las está dando el peronismo federal. Dice que "no quieren ir a una PASO" con Cristina.
Por 12/08/2018 10:41

Pablo González dejó la provincia de Santa Cruz para representar a Alicia Kirchner en el primer encuentro patagónico, un foro que sirvió como vía de expresión de las seis provincias que integran esa región. Contra el ajuste en la obra pública, el congelamiento de fondos, el recorte de los reembolsos en los puertos o el desfinanciamiento de las universidades públicas se manifestó en el centro de convenciones de Bariloche.  

“Esto es algo que veníamos pidiendo”, celebró el vicegobernador y ex senador nacional. “Lo veníamos pidiendo porque la Patagonia tiene problemas comunes y debemos defenderlos de manera unificada. Este es un muy buen comienzo, con un esquema de trabajo en la región. Servirá para frenar los perjuicios a todos los argentinos”, dijo sobre los próximos encuentros que serán en Comodoro Rivadavia a final de mes, en Neuquén, Ushuaia, La Pampa, y en El Calafate a mediados de noviembre.

Antes de abandonar el edificio, se tomó unos minutos para hablar con Letra P sobre el futuro del peronismo y la candidatura presidencial del senador Miguel Ángel Pichetto.

Justamente la situación en su provincia, una de las “más castigadas”, fue parte del discursos que dio en la apertura y que ratificó con este portal. 

 

 

-¿Cuáles son las medidas del plan de ajuste que más impactan en Santa Cruz?

-En nuestro caso, en Santa Cruz, se realizó un sistemático ataque materializado de múltiples formas. La política petrolera ha sido muy perjudicada para las provincias productoras, la política portuaria igual, se abandonaron todas las obras públicas en ejecución. Se frenaron las obras en las centrales térmicas de Río Turbio, se despidió a la gente con retiros voluntarios. Se perdieron dos mil puestos en el sector hidrocarburífero, los mismo pasa con la construcción. Todo eso es mucho para Santa Cruz, donde somos apenas 180 mil habitantes. Venimos de un proceso muy duro. Le explicamos al presidente (Mauricio Macri), en la única vez que nos atendió cuando fuimos con la gobernadora, que los santacruceños se merecen una mirada federal y no creemos que por una visión política sean perjudicados.

-¿Y los funcionarios del gabinete qué les dicen? ¿Son más abiertos al diálogo?

-Nosotros sólo tenemos reuniones en el Ministerio del Interior. Cuando reúnen a los gobernadores, nunca nos invitan. La verdad es que Alicia estuvo sola y el resto no se solidarizó con ella. Ahora están golpeando las puertas de esos mandatarios que están sufriendo lo que nosotros empezamos a vivir hace dos años y medio. El ajuste y el endeudamiento están determinando mirar para la Argentina profunda.

-¿Ningún gobernador del PJ la llama?

-No, muy pocos. Tuvieron algunas reuniones en Buenos Aires, pero no nos invitaron. Igual, si se va a acordar en ser permeables a las políticas de ajuste y ser colaboracionista de leyes que se aprobaron (…) no sé qué rédito han tenido los gobernadores del llamado "peronismo racional", la verdad es que no nos flagelamos o lamentamos. Seguimos aguantando, damos la lucha política, con autocrítica, conscientes de que ese modelo nos lleva hacia una crisis muy grave.

-Por lo que dice, ¿es muy difícil un proceso de unidad nacional del peronismo?

-No lo sé, ojalá. Si muchos dirigentes dejan de lado sus vanidades y son solidarios con los argentinos, ojalá que sí porque si no le estamos allanando el camino a Macri.

 

 

-¿Qué piensa del peronismo federal y de la candidatura presidencial que lanzó el senador Pichetto?

-Fui senador nacional, compartí cuatro años con él (por Pichetto) cuando era un defensor de las políticas de nuestro gobierno. Después, tuvo un cambio de actitud y tomó un camino en el que no estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dijo. Miguel tiene una forma de ser muy particular, pero creo que, si en Río Negro no pudo llegar a la Gobernación, muy difícilmente pueda llegar a la Presidencia. Pero, bueno, justamente debe expresar a algún sector del peronismo, aunque no creo que dividiendo se pueda llegar a un buen puerto. Macri necesita una tercera vía del peronismo para dividir.

-¿Esas diferencias que plantea son imposibles de romper?

-No lo sé. Yo soy congresal nacional del Partido Justicialista (PJ), que es el ámbito para debatir al peronismo y no fueron. Se critica a Unidad Ciudadana, se reivindican como peronistas, pero cuando hay un lugar para debatir no van. Con lo cual, de esta forma, no vamos a llegar a la unidad. Necesitamos la unidad porque es la única forma de ganar. Ellos saben quién es la persona que tiene mayor cantidad de votos en el espacio del peronismo, por eso no quieren ir a las PASO.

“Si Pichetto no pudo ganar Río Negro muy difícilmente llegue a la Presidencia"

El vicegobernador de Santa Cruz cree que "Macri necesita una tercera vía del peronismo para dividir" y que se las está dando el peronismo federal. Dice que "no quieren ir a una PASO" con Cristina.

Pablo González dejó la provincia de Santa Cruz para representar a Alicia Kirchner en el primer encuentro patagónico, un foro que sirvió como vía de expresión de las seis provincias que integran esa región. Contra el ajuste en la obra pública, el congelamiento de fondos, el recorte de los reembolsos en los puertos o el desfinanciamiento de las universidades públicas se manifestó en el centro de convenciones de Bariloche.  

“Esto es algo que veníamos pidiendo”, celebró el vicegobernador y ex senador nacional. “Lo veníamos pidiendo porque la Patagonia tiene problemas comunes y debemos defenderlos de manera unificada. Este es un muy buen comienzo, con un esquema de trabajo en la región. Servirá para frenar los perjuicios a todos los argentinos”, dijo sobre los próximos encuentros que serán en Comodoro Rivadavia a final de mes, en Neuquén, Ushuaia, La Pampa, y en El Calafate a mediados de noviembre.

Antes de abandonar el edificio, se tomó unos minutos para hablar con Letra P sobre el futuro del peronismo y la candidatura presidencial del senador Miguel Ángel Pichetto.

Justamente la situación en su provincia, una de las “más castigadas”, fue parte del discursos que dio en la apertura y que ratificó con este portal. 

 

 

-¿Cuáles son las medidas del plan de ajuste que más impactan en Santa Cruz?

-En nuestro caso, en Santa Cruz, se realizó un sistemático ataque materializado de múltiples formas. La política petrolera ha sido muy perjudicada para las provincias productoras, la política portuaria igual, se abandonaron todas las obras públicas en ejecución. Se frenaron las obras en las centrales térmicas de Río Turbio, se despidió a la gente con retiros voluntarios. Se perdieron dos mil puestos en el sector hidrocarburífero, los mismo pasa con la construcción. Todo eso es mucho para Santa Cruz, donde somos apenas 180 mil habitantes. Venimos de un proceso muy duro. Le explicamos al presidente (Mauricio Macri), en la única vez que nos atendió cuando fuimos con la gobernadora, que los santacruceños se merecen una mirada federal y no creemos que por una visión política sean perjudicados.

-¿Y los funcionarios del gabinete qué les dicen? ¿Son más abiertos al diálogo?

-Nosotros sólo tenemos reuniones en el Ministerio del Interior. Cuando reúnen a los gobernadores, nunca nos invitan. La verdad es que Alicia estuvo sola y el resto no se solidarizó con ella. Ahora están golpeando las puertas de esos mandatarios que están sufriendo lo que nosotros empezamos a vivir hace dos años y medio. El ajuste y el endeudamiento están determinando mirar para la Argentina profunda.

-¿Ningún gobernador del PJ la llama?

-No, muy pocos. Tuvieron algunas reuniones en Buenos Aires, pero no nos invitaron. Igual, si se va a acordar en ser permeables a las políticas de ajuste y ser colaboracionista de leyes que se aprobaron (…) no sé qué rédito han tenido los gobernadores del llamado "peronismo racional", la verdad es que no nos flagelamos o lamentamos. Seguimos aguantando, damos la lucha política, con autocrítica, conscientes de que ese modelo nos lleva hacia una crisis muy grave.

-Por lo que dice, ¿es muy difícil un proceso de unidad nacional del peronismo?

-No lo sé, ojalá. Si muchos dirigentes dejan de lado sus vanidades y son solidarios con los argentinos, ojalá que sí porque si no le estamos allanando el camino a Macri.

 

 

-¿Qué piensa del peronismo federal y de la candidatura presidencial que lanzó el senador Pichetto?

-Fui senador nacional, compartí cuatro años con él (por Pichetto) cuando era un defensor de las políticas de nuestro gobierno. Después, tuvo un cambio de actitud y tomó un camino en el que no estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dijo. Miguel tiene una forma de ser muy particular, pero creo que, si en Río Negro no pudo llegar a la Gobernación, muy difícilmente pueda llegar a la Presidencia. Pero, bueno, justamente debe expresar a algún sector del peronismo, aunque no creo que dividiendo se pueda llegar a un buen puerto. Macri necesita una tercera vía del peronismo para dividir.

-¿Esas diferencias que plantea son imposibles de romper?

-No lo sé. Yo soy congresal nacional del Partido Justicialista (PJ), que es el ámbito para debatir al peronismo y no fueron. Se critica a Unidad Ciudadana, se reivindican como peronistas, pero cuando hay un lugar para debatir no van. Con lo cual, de esta forma, no vamos a llegar a la unidad. Necesitamos la unidad porque es la única forma de ganar. Ellos saben quién es la persona que tiene mayor cantidad de votos en el espacio del peronismo, por eso no quieren ir a las PASO.