X
El juez Claudio Bonadio ordenó los arrestos de ellos y de los ex funcionarios Claudio Uberti y José María Olasagasti en la causa por presuntas coimas en la obra pública durante los gobiernos K.
Redacción 11/08/2018 10:18

El ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) Juan Carlos Lascurain y el empresario Raúl Vertúa fueron detenidos por orden del juez Claudio Bonadio como parte de la investigación por las supuestas coimas en la obra pública durante los gobiernos kirchneristas.

También se ordenó la detención del ex funcionario del Ministerio de Planificación Claudio Uberti  y del ex secretario privado de Julio De Vido, José María Olazagasti, aunque aún no se habían concretado.

Vale recordar que Lascurain se había presentado el jueves en los tribunales de Comodoro Py para ser indagado a raíz de la aparición de los cuadernos de Oscar Centeno, mientras que la situación de Uberti se habría complicado a partir de la declaración de Luis Betnaza, director de Techint.

 


El hombre de la UIA había sido detenido a principios de años por haber recibido un adelanto de una obra en Río Turbio que nunca empezó pero luego había sido liberado.

Por su parte Uberti, cuyo nombre se hizo conocido en 2008 cuando se supo que compartió el vuelo con el empresario venezolano Guido Antonini Wilson en el que este intentó ingresar a la Argentina con dos valijas con 800 mil dólares, se habría complicado a partir de la declaración de Luis Betnaza, director de Techint.

Esto mismo, ocurrió en el caso de Olazagasti, quien junto a Uberti fue nombrado por Betnaza como uno de los ex funcionarios de Planificación Federal que encaraban una suerte de "embajada paralela" con Venezuela, quienes le pidieron coimas para que el gobierno argentino de ese momento intercediera ante Hugo Chávez por la complicada situación de las empresas que el grupo tenía en ese país.

Por su parte, Vertúa, estuvo días atrás ante Bonadio para brindar testimonio en el marco de la causa por el pago de coimas durante la gestión del kirchnerismo, ya que su empresa abandonó la obra del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), por la que habría cobrado 733 millones de pesos.

Detuvieron a los empresarios Juan Carlos Lascurain y Raúl Vertúa

El juez Claudio Bonadio ordenó los arrestos de ellos y de los ex funcionarios Claudio Uberti y José María Olasagasti en la causa por presuntas coimas en la obra pública durante los gobiernos K. 
 

El ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) Juan Carlos Lascurain y el empresario Raúl Vertúa fueron detenidos por orden del juez Claudio Bonadio como parte de la investigación por las supuestas coimas en la obra pública durante los gobiernos kirchneristas.

También se ordenó la detención del ex funcionario del Ministerio de Planificación Claudio Uberti  y del ex secretario privado de Julio De Vido, José María Olazagasti, aunque aún no se habían concretado.

Vale recordar que Lascurain se había presentado el jueves en los tribunales de Comodoro Py para ser indagado a raíz de la aparición de los cuadernos de Oscar Centeno, mientras que la situación de Uberti se habría complicado a partir de la declaración de Luis Betnaza, director de Techint.

 


El hombre de la UIA había sido detenido a principios de años por haber recibido un adelanto de una obra en Río Turbio que nunca empezó pero luego había sido liberado.

Por su parte Uberti, cuyo nombre se hizo conocido en 2008 cuando se supo que compartió el vuelo con el empresario venezolano Guido Antonini Wilson en el que este intentó ingresar a la Argentina con dos valijas con 800 mil dólares, se habría complicado a partir de la declaración de Luis Betnaza, director de Techint.

Esto mismo, ocurrió en el caso de Olazagasti, quien junto a Uberti fue nombrado por Betnaza como uno de los ex funcionarios de Planificación Federal que encaraban una suerte de "embajada paralela" con Venezuela, quienes le pidieron coimas para que el gobierno argentino de ese momento intercediera ante Hugo Chávez por la complicada situación de las empresas que el grupo tenía en ese país.

Por su parte, Vertúa, estuvo días atrás ante Bonadio para brindar testimonio en el marco de la causa por el pago de coimas durante la gestión del kirchnerismo, ya que su empresa abandonó la obra del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), por la que habría cobrado 733 millones de pesos.