X
La gobernadora bonaerense habló por primera vez de la causa que investiga corrupción en los aportes de la campaña de Cambiemos. “No hay nada que ocultar”, dijo en una recorrida territorial.
Redacción 12/07/2018 16:18

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró este jueves que la causa penal por supuesto robo de identidad y lavado de dinero en la lista de aportantes de la campaña del frente electoral Cambiemos, en 2017 “fue una denuncia del kirchnerismo”.

Y propuso como contrapartida, “bancarizar” el sistema “para que quede claro quien aportó y quien no”.

Durante su recorrida por el interior bonaerense, en un tour que comprendió las comunas de Rivadavia, Trenque Lauquen y Villegas, la mandataria fue interceptada por la prensa y por primera vez, desde que se presentó la denuncia, habló sobre el tema.

“Después de cada elección cada partido tiene que hacer la rendición de fondos, nosotros lo hicimos y presentamos ante la justicia todo, porque no hay nada que ocultar” indicó Vidal.

 

 

La gobernadora aseguró además que “en estas denuncias que se hicieron sobre algunos aportantes (falsos) hemos hecho dos cosas: primero pedir una auditoría dentro del propio frente electoral de Cambiemos, y en segundo lugar presentarnos ante la justicia”.

Para la gobernadora se trata de “una denuncia del kirchnerismo, pero no importa de donde venga nosotros presentaremos los papeles”.

Para la mandataria existe de fondo un problema con la ley de financiamiento de los Partidos políticos. “Esa ley tiene lagunas, deficiencias, por eso lo mejor es que haya una nueva ley que contemple que los aportes sean bancarizados” indicó.

“Así no queda ninguna duda sobre quien aporto y quien no. Si firmó o no un recibo, así las cosas están claras” concluyó la gobernadora.

Semanas atrás, y basados inicialmente en un documento periodístico, la agrupación La Alameda presentó una denuncia penal contra los responsables del Frente electoral Cambiemos de la Provincia de Buenos Aires, por utilizar la identidad de personas para que figuren como aportantes de campaña.

 

 

Se trataba de más de 400 personas y por un aporte total de mil millones de pesos, aunque ese número fue avanzando con el tiempo. La jefa del bloque de senadores de Unidad Ciudadana, Teresa García, también radicó una denuncia para que se investigue el caso, e involucró en la causa a la propia gobernadora, por una suerte de sucesión de responsabilidades.

El escándalo llego hasta el senado bonaerense, donde en su última sesión, la oposición votó en contra del pliego de designación de la funcionaria de Vidal, María Fernanda Inza, a quien la gobernadora eligió para ocupar el cargo de Contadora General de la Provincia.

Los bloques de UC, del PJ y un sector del Frente Renovador, relacionaron a la actual Secretaria de Legal y Técnica del gobierno, con la causa por ser ella la tesorera de Cambiemos durante las campañas de 2015 y 2017. Aunque hasta la fecha Inza no está procesada ni fue mencionada en la investigación.

La causa tuvo además ramificaciones en distritos del interior, donde empezaron a escucharse voces de aparentes aportantes, muchos de ellos ex candidatos locales de Cambiemos, quienes salieron a aclarar que no habían efectuado ningún aporte. El senador de Unidad Ciudadana, Gustavo Traverso, también presentó una denuncia sobre los casos observados en Junín, su comuna de origen.

Aportantes truchos: Vidal dijo que fue una “denuncia K” y propuso bancarizar

La gobernadora bonaerense habló por primera vez de la causa que investiga corrupción en los aportes de la campaña de Cambiemos. “No hay nada que ocultar”, dijo en una recorrida territorial.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró este jueves que la causa penal por supuesto robo de identidad y lavado de dinero en la lista de aportantes de la campaña del frente electoral Cambiemos, en 2017 “fue una denuncia del kirchnerismo”.

Y propuso como contrapartida, “bancarizar” el sistema “para que quede claro quien aportó y quien no”.

Durante su recorrida por el interior bonaerense, en un tour que comprendió las comunas de Rivadavia, Trenque Lauquen y Villegas, la mandataria fue interceptada por la prensa y por primera vez, desde que se presentó la denuncia, habló sobre el tema.

“Después de cada elección cada partido tiene que hacer la rendición de fondos, nosotros lo hicimos y presentamos ante la justicia todo, porque no hay nada que ocultar” indicó Vidal.

 

 

La gobernadora aseguró además que “en estas denuncias que se hicieron sobre algunos aportantes (falsos) hemos hecho dos cosas: primero pedir una auditoría dentro del propio frente electoral de Cambiemos, y en segundo lugar presentarnos ante la justicia”.

Para la gobernadora se trata de “una denuncia del kirchnerismo, pero no importa de donde venga nosotros presentaremos los papeles”.

Para la mandataria existe de fondo un problema con la ley de financiamiento de los Partidos políticos. “Esa ley tiene lagunas, deficiencias, por eso lo mejor es que haya una nueva ley que contemple que los aportes sean bancarizados” indicó.

“Así no queda ninguna duda sobre quien aporto y quien no. Si firmó o no un recibo, así las cosas están claras” concluyó la gobernadora.

Semanas atrás, y basados inicialmente en un documento periodístico, la agrupación La Alameda presentó una denuncia penal contra los responsables del Frente electoral Cambiemos de la Provincia de Buenos Aires, por utilizar la identidad de personas para que figuren como aportantes de campaña.

 

 

Se trataba de más de 400 personas y por un aporte total de mil millones de pesos, aunque ese número fue avanzando con el tiempo. La jefa del bloque de senadores de Unidad Ciudadana, Teresa García, también radicó una denuncia para que se investigue el caso, e involucró en la causa a la propia gobernadora, por una suerte de sucesión de responsabilidades.

El escándalo llego hasta el senado bonaerense, donde en su última sesión, la oposición votó en contra del pliego de designación de la funcionaria de Vidal, María Fernanda Inza, a quien la gobernadora eligió para ocupar el cargo de Contadora General de la Provincia.

Los bloques de UC, del PJ y un sector del Frente Renovador, relacionaron a la actual Secretaria de Legal y Técnica del gobierno, con la causa por ser ella la tesorera de Cambiemos durante las campañas de 2015 y 2017. Aunque hasta la fecha Inza no está procesada ni fue mencionada en la investigación.

La causa tuvo además ramificaciones en distritos del interior, donde empezaron a escucharse voces de aparentes aportantes, muchos de ellos ex candidatos locales de Cambiemos, quienes salieron a aclarar que no habían efectuado ningún aporte. El senador de Unidad Ciudadana, Gustavo Traverso, también presentó una denuncia sobre los casos observados en Junín, su comuna de origen.