X
De la Torre cargó contra Rubinstein por su posición a favor de la despenalización. “Me llenó de tristeza la exposición”, rugió el ministro de Gobierno provincial.
Redacción 02/06/2018 9:38

El debate por la despenalización del aborto no sólo ensanchó la grieta hacia dentro del bloque Cambiemos de la Cámara de Diputados. Ahora, los cruces llegaron a los gabinetes de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. A pocos minutos de su exposición en el Congreso por el tema, al ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, le llovieron críticas del ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín De La Torre.

En un discurso cargado de datos, cifras e informes, Rubinstein defendió su posición a favor de la legalización del aborto en el marco de las jornadas de debate que culminaron esta semana en el Congreso de la Nación. "Me llenó de tristeza la exposición del ministro de Salud. Lejos de echar luz y aportar datos relevantes para enriquecer el debate, como había pedido el Presidente, su discurso quedó perdido en un laberinto de estadísticas usadas tendenciosamente, cifras que no pueden ser comprobadas y ausencia de datos científicos. Incluso llegó a confundir a la audiencia igualando un embarazo no planificado con uno no deseado", rugió De La Torre.

"En vez de preocuparse tanto por lograr aplicar las excepciones del protocolo no punible, debería atender mejor sus obligaciones: programas que funcionan hace años para acompañar a las mujeres y a los niños en la primera infancia hoy se encuentran desfinanciados", asestó el funcionario bonaerense.

"Creo que el núcleo de la discusión, si queremos plantearla en serio, pasa por reconocer el momento en que la vida comienza. Y ninguno de los oradores que se manifestó a favor de la despenalización ha podido defender científicamente que la vida no comienza en el momento de la concepción", expresó el funcionario bonaerense, que públicamente sostiene el rechazo a la legalización del aborto.

"Su parcialidad generó desconcierto, haciendo creer que su postura era la postura oficial. Quienes lo escuchaban no tenían claro si estaba hablando como médico o como ministro", concluyó el ministro de Gobierno.

Choque de ministros de Cambiemos por la despenalización del aborto

De la Torre cargó contra Rubinstein por su posición a favor de la despenalización. “Me llenó de tristeza la exposición”, rugió el ministro de Gobierno provincial.

El debate por la despenalización del aborto no sólo ensanchó la grieta hacia dentro del bloque Cambiemos de la Cámara de Diputados. Ahora, los cruces llegaron a los gabinetes de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. A pocos minutos de su exposición en el Congreso por el tema, al ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, le llovieron críticas del ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín De La Torre.

En un discurso cargado de datos, cifras e informes, Rubinstein defendió su posición a favor de la legalización del aborto en el marco de las jornadas de debate que culminaron esta semana en el Congreso de la Nación. "Me llenó de tristeza la exposición del ministro de Salud. Lejos de echar luz y aportar datos relevantes para enriquecer el debate, como había pedido el Presidente, su discurso quedó perdido en un laberinto de estadísticas usadas tendenciosamente, cifras que no pueden ser comprobadas y ausencia de datos científicos. Incluso llegó a confundir a la audiencia igualando un embarazo no planificado con uno no deseado", rugió De La Torre.

"En vez de preocuparse tanto por lograr aplicar las excepciones del protocolo no punible, debería atender mejor sus obligaciones: programas que funcionan hace años para acompañar a las mujeres y a los niños en la primera infancia hoy se encuentran desfinanciados", asestó el funcionario bonaerense.

"Creo que el núcleo de la discusión, si queremos plantearla en serio, pasa por reconocer el momento en que la vida comienza. Y ninguno de los oradores que se manifestó a favor de la despenalización ha podido defender científicamente que la vida no comienza en el momento de la concepción", expresó el funcionario bonaerense, que públicamente sostiene el rechazo a la legalización del aborto.

"Su parcialidad generó desconcierto, haciendo creer que su postura era la postura oficial. Quienes lo escuchaban no tenían claro si estaba hablando como médico o como ministro", concluyó el ministro de Gobierno.