EL NUEVO BLINDAJE

Felipe Solá: “El FMI le va a exigir a Macri cosas que no le vamos a permitir”

El diputado celebró el proceso de paulatina unidad de la oposición en la Cámara baja que, dijo, va a tener que hacer un “control de daños” de lo que se negocie con el organismo de crédito.

El diputado nacional por el Frente Renovador Felipe Solá calificó de “importante” el nuevo escenario de unidad de la oposición en el Congreso y anticipó que el legislativo le cerrará el paso a las exigencias más duras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le hará al país, en especial en materia laboral.

 

“Es posible que Fondo Monetario, a cambio de la garantía de no entrar en default, le exija al Gobierno de(Mauricio) Macri cosas que tienen que ver con las cuentas fiscales, que es lo único que le interesa, sin importarle la realidad del país y de su economía”, dijo este domingo en el programa Toma y daca, de Radio Cooperativa.

 

“Lo que importa es el vínculo que se crea, tenerte controlado. Y eso es una situación internacional pésima, como en los casos de Grecia, Ucrania, Jamaica. O de Irak, un país destruido”, añadió el legislador, promotor de la apertura de espacios de unidad del peronismo, en referencia a las prácticas habituales del FMI.

 

De acuerdo con el también ex gobernador bonaerense, “a Macri le van a exigir que haga cosas que nosotros no le vamos a permitir, en su mayoría, porque van a significar más ajuste, más recesión. Son cosas que no va a poder hacer, como una ley laboral al estilo de la brasileña, a la que le vemos a decir que no. Van a tener que pasar por el Congreso, donde vamos a hacer un control de daños. Y Macri va a tener que hacer lo que debió haber hecho antes: consensuar. Va a haber que olvidar broncas y acusaciones, si es que el Presidente se decide a hacerlo”.

 

 

Según Solá, “ir al Fondo Monetario es algo muy grave y el Gobierno debe abrir el juego”.

 

Los opositores “estuvimos separados durante 2016 y 2017. Después vinieron las elecciones, y el momento de mayor separación debe haber sido la votación sobre el tema de los jubilados, en diciembre del año pasado. Pero hubo un giro hacia la oposición del bloque que responde a los gobernadores. Esto es muy importante, porque empieza a haber un pensamiento común sobre algunas cuestiones”.

 

El diputado salvó el rol de la llamada oposición “dialoguista” al recordar que “desde 2016 apoyamos muchas leyes, pero con muchísimos cambios, algo que el Gobierno permitía. Eso pasó hasta fines de 2016, cuando Macri se enojó con Sergio Massa. Ahí cambió la relación”.

 

Solá se mostró crítico del modo en que el Gobierno trata con la oposición, al afirmar que “no le va a bastar con relacionarse con cinco gobernadores., Esa es una pobre idea de la política, que consiste en pensar que se puede manejar a la oposición solo con la caja”. En ese sentido, estimó que “la oposición también está en el Congreso, en el movimiento obrero, en las organizaciones sociales… La oposición es una parte de la comunidad, con la que el Gobierno tiene que entablar una relación”.

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

Las Más Leídas

También te puede interesar