Un sistema democrático necesita de un municipio fuerte

Propongo explicarles el plan de gobierno, porque como dijo el concejal de Unidad Ciudadana José Luis Díaz hemos cumplido casi el 100% de lo que hemos propuesto en 2015.

 

Podemos hablar de la gestión, de lo que hemos hecho, pero la gente que camina, que anda, ve las obras. Por eso quiero limitarme a aquellos temas que permanecen ocultos, pero que son importantes para el distrito y dedicar este espacio para hablar de democracia, hablar de las funciones de este Honorable Concejo Deliberante y, además, lo que pidió el concejal de Cambiemos Roberto Chechia sobre la Ley de Responsabilidad Fiscal de la provincia de Buenos Aires.

 

En el orden local, estamos trabajando en aquellos proyectos que el Concejo votó por unanimidad que es el de Zona Franca en materia de Salud. Estamos convencidos que la salud va a producir un giro, dada la articulación entre la  Facultad de Medicina con la Facultad de Ciencias Exactas. Debemos estar alertas porque en nuestros distritos se hace cada vez más difícil cumplir con las funciones de la salud. Hoy no basta con una especialidad de traumatología, sino que tenemos que tener 20 especialidades.

 

La gente observa la tecnología que existe y la demanda. En nuestro municipio es muy difícil hacer esa prestación sino nos adherimos a esa tecnología. Hemos firmado convenios con la Universidad Nacional de La Plata para trabajar en un sistema de tele medicina, pero no tenemos conectividad. Hoy es tan necesaria una ruta como brindar servicios de internet. Internet nos va a permitir tener emprendimientos, tener un sistema de salud acorde que el transporte tradicional no lo permite.

 

Hemos adoptado una política de recaudación: de cobrarles a las obras sociales y a las compañías de seguros. Pasamos de una recaudación de 60 mil pesos anuales a un promedio de 800 mil. Y todavía consideramos que podemos ser más eficientes con este sistema. Para eso tenemos la colaboración del personal médico y de los empleados municipales. El personal médico exige sus honorarios, aunque la población lo cuestiona.

 

Pero ese cuestionamiento se termina cuando pasamos la guardia del hospital: allí sólo importa que nos curen. Y en esto, como decía la concejal Gigampa (Mónica, Unión Vecinal), debemos apelar a la responsabilidad ciudadana… a la individual y a la colectiva. Porque Estado somos todos.

 

En el Sector Industrial Planificado (SIP) estamos haciendo inversiones de más de 30 millones de pesos. Y en poco tiempo llegará otra propuesta para la instalación de otra empresa.

 

Estamos trabajando con la universidad para tener datos estadísticos; para eso creamos la Jefatura de Estadística y estamos en una plataforma en común con los  22 distritos de la Sexta sección electoral, elaborada por la universidad de Bahía Blanca. En ese registro podremos tener los datos precisos del sector público y privado. Datos que sirven para tomar decisiones. Y esto se lo hemos planteado a la Gobernadora lo que aporta nuestro distrito.

 

Un distrito que tiene 220 mil cabezas de ganado y la Provincia nos gira 90 mil pesos por mes para la policía comunal. Tenemos 480 mil toneladas de cereal oleaginoso y le estamos pidiendo al Ministerio de Economía que nos diga cuánto aportamos en concepto de ingresos brutos, de ganancias y vamos a ver que estamos aportando en cereal el doble de lo que recibimos de coparticipación.

 

Se está trabajando en el proyecto de desagües pluviales de las 300 manzanas que faltan, y estamos haciendo el estudio que ya aprobó este Honorable Concejo Deliberante.

 

Estamos haciendo el proyecto de zonificación que va a cambiar la historia del distrito. Que también fue votada por el HCD a través de un convenio suscripto con la Secretaria de Tierras de Provincia, donde Chaves va a poder ver hacia qué lado se crece, y el vecino podrá ver qué densidad habitacional tienen sus terrenos y qué se puede planificar desde allí.

 

En poco tiempo Gonzales Chaves va a tener un Código de Planeamiento Urbano y ya hemos dado los primeros pasos en el Código de Planeamiento Rural, para que luego el Concejo Deliberante nos autorice a hacer ese ordenamiento.

 

Estamos trabajando en la ordenanza que se aprobó para que Gonzales Chaves sea un polo logístico, porque pensamos que estamos en un lugar estratégico en la región y por eso estamos trabajando con la Universidad Nacional del Centro.

 

Trabajamos para aquellos estudiantes que le falten pocas materias para terminar la carrera de Contador puedan hacerlo a distancia y apuntando a traer las carreras de Económicas para que se dicten en la semana aquí, y con una actividad presencial los días sábado.

 

En la Planta de Reciclado tenemos firmado un convenio con la Provincia desde hace un año, donde se iban a hacer las cavas para el tratamiento de residuos, y todavía ese convenio no se ha ejecutado porque la Provincia no tiene ese dinero. Si tenemos que poner en marcha la cinta y donde necesitamos alrededor de 12 personas. Luego analizaremos si podemos reubicar personal de la planta de empleados o tendremos que contratar.

 

El Refugio Canino es una de las problemáticas actuales, y queremos presentar un proyecto integral. No podemos salir si no lo hacemos con responsabilidad individual y colectiva. El municipio paga 50 mil pesos por mes en alimentos para el Refugio Canino.

 

Por eso hay que cuidar a las mascotas, pero también hay que tener una responsabilidad: el municipio gasta alrededor de 100 mil pesos por mes en el Refugio Canino.

 

La política tiene que empezar a hablar con la verdad a la gente y decir que no podemos cumplir todos los objetivos. Tenemos que cumplir los objetivos que la sociedad considere prioritario.

 

Tenemos que trabajar fuerte y apelar al vecino, decirle que es su responsabilidad castrar su mascota, vacunarla y no tenerla suelta en la calle. Al municipio le cuesta un recurso importante que se está sacando de otra área.

 

Hemos creado la Secretaria de Producción para articular los grandes proyectos de Zona Franca, balneario como un lugar turístico, el polo logístico y el SIP y coordinar cada recurso que dispone el municipio para que Acción Social que sea generador de trabajo. Por eso vamos a estar mandando la ordenanza para que toda persona que recibe una ayuda por más de tres meses tiene que prestar una tarea comunitaria, ya sea al municipio o en entidades de bien público.

 

Tenemos que cuidar la democracia. Tengo miedo que esta democracia en pos del ajuste se convierta en un lugar nada más que formal. Y eso sería muy triste, porque los que somos defensores de las autonomías municipales tenemos que hablar de asegurar el régimen municipal, previsto en el artículo 5 de la Constitución Nacional.

 

Quiero mencionar la gravedad institucional que se vive en pos de este ajuste. Creemos que esa ley de Responsabilidad Fiscal es un mamarracho. Ningún legislador leyó la ley. La ley viene impuesta de organismos internacionales para poder acceder a créditos.

 

El endeudamiento es la política de crecimiento de la Provincia. En la primera etapa, donde se aprobó el primer endeudamiento en el año 2016 y 2017 -en la primera oportunidad por 43 mil millones de pesos y en la segunda por 63 mil millones- nos daban para distribuir entre todos los municipios 7 mil millones para obras de infraestructura y 3 mil para seguridad.

 

A medida que el país se va endeudando, los organismos exigen mayores recaudos. Entonces: estos piden a la Gobernadora que discipline a los 135 intendentes controlando el gasto.

 

Una cosa es gastar eficientemente y otra es el quantum de gastar. Porque yo estoy de acuerdo en que el gasto debe ser eficiente, pero nadie tiene derecho a decir cuánto necesita un ciudadano de Gonzales Chaves para atender sus servicios.

 

Estamos en una situación muy compleja donde los municipios del interior, independientemente al partido que representen, estamos en una franca desventaja con el conurbano. Debemos decirles a los organismos internacionales que somos un país con mucha extensión territorial  donde la geopolítica es trascendente en la vida de cada uno de los habitantes.

 

No se puede comparar el costo de un ciudadano de Gonzales Chaves con el costo de un ciudadano de La Matanza.

 

Todos los ciudadanos -el panadero, el técnico, el enfermero, el empleado municipal, los maestros- contribuyen a que el país reciba el triple de lo que nos devuelven. Y está bien que sea así porque es el principio de solidaridad que debe imperar en los impuestos. Pero lo que está mal es que nos digan que debemos ser solidarios al “alta” y no solidarios a la “baja” en el momento de repartir nuestros recursos.

 

La Constitución provincial dice claramente cómo deben endeudarse los municipios y dice que no debe ser de acuerdo al capital, sino al recurso que tienen ordinariamente cada ejercicio.

 

Pero las Constituciones (nacional y provincial) ponen límites a los endeudamientos provinciales y nacionales. Entonces, si exigimos estos límites para el principal y fundamental eslabón de la democracia que son los municipios, porque no discutimos cuando se establecieron los dos tercios de los nombres presentes para votar los endeudamientos de la provincia de Buenos Aires.

 

Esta ley de Responsabilidad Fiscal no leyó la Constitución. Y dice que los municipios nos podemos endeudar hasta el 10%. Y en esa Constitución provincial dice que es el Concejo Deliberante la que debe controlar la cual el Intendente debe rendir cuentas de su inversión, y por si hay alguna duda crea un organismo institucional que es el Honorable Tribunal de Cuentas, que también van a revisar las cuentas anualmente: miren si tenemos controles, y miren si ustedes tienen facultades.

 

Y ahora aparece una Ley de Responsabilidad Fiscal que crea un Consejo Económico que va a determinar la vida de los habitantes de los 135 municipios. Y pone ese Consejo Económico en el ministro de  Economía.

 

¿El HCD no es capaz de controlar las cuentas municipales eficazmente? ¿Tiene que venir el ministro de Economía a decir si gastamos bien o mal? Entonces están pidiendo un disciplinamiento político. Estos son los cuestionamientos que nosotros hacemos a esta Ley de Responsabilidad Fiscal.

 

Yo me pregunto, por ejemplo, si se rompe una ambulancia y no podemos arreglarla con el dinero de los seis meses que quedan de gestión, ¿la gente tendrá que esperar que el ministro de Economía esté disponible para decirnos si nos autoriza a comprarla o no? ¿Cómo se puede reemplazar por ley una voluntad popular?

 

El Estado tiene que ser el motor que genere empleo. Si no es el Estado el que incorpora a la gente ¿quién las va a incorporar? El gasto político es una inversión en democracia.

 

Los municipios tienen hoy nuevos roles: hacerse cargo del empleo, de las adicciones, de la salud, del medio ambiente, de la educación. Nos transfirieron estas responsabilidades pero sin ningún recurso.

 

Entonces, lo que los municipios necesitamos es que nos aumenten ese 16,14% al 20% que es una ley que estamos trabajando y que implicaría para la provincia de Buenos Aires 11 mil millones de pesos. Es la suma que en el año 2016 se destinó a los municipios en fondo de seguridad e infraestructura.

 

Llegó la hora que en los Concejos Deliberantes se empiecen a plantear estos temas que hacen a la democracia. Porque la función del HCD es controlar al Ejecutivo; saber en qué se invierten los fondos.

 

Cada vez que levantamos el teléfono nos preguntan si adherimos a la Ley de Responsabilidad Fiscal. No es una Ley de responsabilidad política.

 

Las economías regionales están fuertemente castigadas en sus recursos. No hablemos ya de la preponderancia de la renta financiera sobre la renta productiva, que nuevamente en la Argentina vuelve e tener prioridad. Hablemos de transferencia de recursos.

 

Los subsidios a los servicios públicos tienen como fundamental medida dejar dinero en las economías locales. Porque cuando tenemos los servicios públicos subsidiados un 10% del sueldo de ustedes solo se transfiere a los grandes centros financieros donde están las empresas prestadoras de servicios públicos.

 

En cambio con un servicio público confiscatorio como tenemos ahora, el 60% del sueldo va al pago de los servicios, y deja de circular en la economía local: desaparece del comercio.

 

Debemos advertir que un sistema democrático necesita de un municipio fuerte. Debemos hacer comprender que acá se generan las riquezas. La democracia tiene pendiente estos temas de fondo. Creo que los argentinos nos tenemos que unir.

 

La droga debe ser agenda de todos los gobiernos. La prevención está bien, pero debemos salir a buscar a los que trafican y debemos ponernos los pantalones largos y ser críticos con el Poder Judicial, y exigirle que el combate a la droga no sea sólo con prevención y con información en los medios de comunicación.

 

No estamos combatiendo la droga. Personalmente hablé con la Gobernadora y le plantee la situación de Gonzales Chaves y me dijo que había una Comisión Interdisciplinaria entre el gobierno provincial y federal y nunca más me atendieron.

 

Debemos ser responsables en esto, porque como país no tenemos futuro sino somos capaces de proteger a nuestra gente contra la droga. La gente necesita resguardo del Estado porque no puede salir de ella por más información que le brindemos.

 

 

guerra de guerrillas en la madre de todas las batallas
buenos aires: el macrista kravetz, la apuesta libertaria para ganar lanus en 2027

Las Más Leídas

También te puede interesar