Seguridad BA

Advierten que tarifazo en operativos policiales pone en jaque al fútbol amateur

A partir del 1 de abril, el servicio policial en canchas bonaerenses sube un 108%. Ligas del interior ya suspendieron partidos y piden reunirse con Ritondo. “Se torna imposible poder jugar”, alertan.

Esta semana, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, resolvió fijar los nuevos montos correspondientes a los distintos servicios de Policía Adicional (Polad), los cuales comenzarán a regir a partir del 1 de abril. Dentro de las cinco categorías en las que se establecen aumentos por hora de labor de cada uniformado, una en particular disparó un fuerte malestar en clubes que integran las distintas ligas de fútbol amateur en la provincia de Buenos Aires. Se trata del servicio por “espectáculos o reuniones públicas”, el cual abarca los operativos policiales durante los partidos y que, desde el mes venidero, tendrá una suba del 108%, algo que en varias instituciones del interior bonaerense ya consideran como inviable de abonar.

 

Ante esta situación, algunas ligas decidieron suspender el cronograma de encuentros, a la vez que solicitan un encuentro con Ritondo a los fines de exponer la apremiante situación que se les dispara en las arcas de sus clubes de tener que afrontar un gasto que pasa de $88 por hora y por agente, a $183.

 

Uno de estos casos se avizora en la Liga Mercedina. Los clubes que la integran votaron por unanimidad que no se realice programación de partidos para el fin de semana del 7 y 8 de abril (cuando ya esté vigente el tarifazo en el operativo policial), “a la espera de resultados de las gestiones que se están concretando”.


 

Facsímil de la resolución firmada por el ministro Ritondo.

Sobre esto último, desde la Liga se informó que se están realizando gestiones junto a la Federación Norte de Fútbol a los fines de requerir una reunión con Ritondo. En el mismo sentido, se acordó hacer presentaciones ante los Departamentos Ejecutivos y Concejo Deliberantes de las ciudades de Mercedes, Suipacha, San Andrés de Giles y Marcos Paz, “marcando la preocupación y solicitando gestiones ante el organismo de seguridad provincial”.

 

Desde la Comisión Directiva indicaron que no están en contra de un aumento en los servicios policiales pero no en la medida que se dieron, situación que impide la continuidad de los certámenes. En la misma sintonía se manifestaron los clubes, algunos de los cuales sostuvieron que los requerimientos de diez efectivos por cancha y el nuevo costo tornan imposible el poder jugar.

 

Por su parte, el presidente de la Liga Deportiva de Chacabuco, Sergio Palmieri, consideró que la medida es “un baldazo de agua fría y un certificado de defunción”. En declaraciones a Chacabuco en Red, Palmieri ahondó: “Esto hace peligrar la continuidad del futbol en la provincia de Buenos Aires. No sé qué acuerdo habrá entre los conductores del Concejo Federal y el Ministerio de Seguridad, pero en la medida que se sigan enviando la cantidad de efectivos que se están enviando, en Chacabuco no se puede jugar al futbol”.

 

En tanto, un dirigente de la Liga Chascomunense de Fútbol sostuvo al diario El Fuerte: “Si hoy un operativo policial sólo para el partido de primera división (porque los policías llegan al estadio cuando está iniciándose el segundo tiempo de tercera) nos cuesta $2200, a partir del 1 de abril con esta decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal, pasaremos a pagar $4500”.

 

espana exige que milei se disculpe por llamar corrupta a la esposa de sanchez
Maximiliano Pullaro a los abrazos, aquí y allá. 

También te puede interesar