X
La gobernadora de Catamarca recibió a Felipe Solá en su provincia y se sumó al pedido de unidad del peronismo. Lo mismo habían hecho antes Manzur y Uñac. La espera de los federales.
Redacción 07/12/2018 18:32

Mientras el peronismo nucleado en Alternativa Federal mantiene su esperanza de sumarla a su proyecto alternativo, la gobernadora Lucía Corpacci volvió a mostrarse firme en su posición de trabajar por la unidad del peronismo. Como habían hecho antes el tucumano Juan Manzur y el sanjuanino Sergio Uñac, la catamarqueña recibió en su provincia a Felipe Solá y apoyó su idea de trabajar con todos los sectores de cara a 2019.

“Felipe está trabajando fuertemente para lo que es fundamental para nosotros, que es tratar de unir al peronismo. Lo peor que puede pasarnos es dividirnos, no nos podemos quedar quietos, tenemos que empezar a movilizarnos todos en cada lugar donde vivimos y tenemos que hablar con todos los compañeros”, dijo Corpacci el jueves en Catamarca, donde recibió a Solá con la excusa de la presentación de su libro, “Peronismo, Pampa y Peligro”.

 

 

El diputado insistió en el mismo sentido. “Si la oposición va fragmentada, Cambiemos volverá a ser gobierno. Tenemos que juntarnos todos los que queremos otra Argentina”, dijo. Y agregó: “El acuerdo opositor es la única salida para nuestro país”.

Hace dos semanas, Solá ya había logrado que el tucumano Manzur lo recibiera en su provincia con el mismo pretexto y se pronunciara en la misma línea. “Nos hemos puesto de acuerdo en que hay que apoyar el mercado interno, el trabajo, la producción y las economías que pueden exportar. La situación del país nos obliga a tener un proyecto común. La oposición debe unirse sin exclusiones”, dijo en ese momento el diputado de Red por Argentina.

Lo llamativo es que, tres días antes, Manzur había estado en la Casa de Entre Ríos junto a los gobernadores que trabajan en la línea de Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa, y marcan distancia de Cristina Fernández de Kirchner. El tucumano aprovechó la visita de Solá para suavizar el mensaje.

Ya a fines de agosto, el diputado había viajado a San Juan, donde juntó en la misma mesa al gobernador Uñac y a su antecesor, José Luis Gioja. El presidente del PJ es un cruzado en la causa de la unidad peronista mientras que el actual mandatario es el único caudillo provincial que juega en silencio. En la mesa de Alternativa Federal lo esperan con los brazos abiertos, pero Uñac prefiere mantener la armonía territorial con Gioja y evita elegir bandos.

Corpacci: “Lo peor que nos puede pasar es dividirnos”

La gobernadora de Catamarca recibió a Felipe Solá en su provincia y se sumó al pedido de unidad del peronismo. Lo mismo habían hecho antes Manzur y Uñac. La espera de los federales.

Mientras el peronismo nucleado en Alternativa Federal mantiene su esperanza de sumarla a su proyecto alternativo, la gobernadora Lucía Corpacci volvió a mostrarse firme en su posición de trabajar por la unidad del peronismo. Como habían hecho antes el tucumano Juan Manzur y el sanjuanino Sergio Uñac, la catamarqueña recibió en su provincia a Felipe Solá y apoyó su idea de trabajar con todos los sectores de cara a 2019.

“Felipe está trabajando fuertemente para lo que es fundamental para nosotros, que es tratar de unir al peronismo. Lo peor que puede pasarnos es dividirnos, no nos podemos quedar quietos, tenemos que empezar a movilizarnos todos en cada lugar donde vivimos y tenemos que hablar con todos los compañeros”, dijo Corpacci el jueves en Catamarca, donde recibió a Solá con la excusa de la presentación de su libro, “Peronismo, Pampa y Peligro”.

 

 

El diputado insistió en el mismo sentido. “Si la oposición va fragmentada, Cambiemos volverá a ser gobierno. Tenemos que juntarnos todos los que queremos otra Argentina”, dijo. Y agregó: “El acuerdo opositor es la única salida para nuestro país”.

Hace dos semanas, Solá ya había logrado que el tucumano Manzur lo recibiera en su provincia con el mismo pretexto y se pronunciara en la misma línea. “Nos hemos puesto de acuerdo en que hay que apoyar el mercado interno, el trabajo, la producción y las economías que pueden exportar. La situación del país nos obliga a tener un proyecto común. La oposición debe unirse sin exclusiones”, dijo en ese momento el diputado de Red por Argentina.

Lo llamativo es que, tres días antes, Manzur había estado en la Casa de Entre Ríos junto a los gobernadores que trabajan en la línea de Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa, y marcan distancia de Cristina Fernández de Kirchner. El tucumano aprovechó la visita de Solá para suavizar el mensaje.

Ya a fines de agosto, el diputado había viajado a San Juan, donde juntó en la misma mesa al gobernador Uñac y a su antecesor, José Luis Gioja. El presidente del PJ es un cruzado en la causa de la unidad peronista mientras que el actual mandatario es el único caudillo provincial que juega en silencio. En la mesa de Alternativa Federal lo esperan con los brazos abiertos, pero Uñac prefiere mantener la armonía territorial con Gioja y evita elegir bandos.