X
Pasó la primera semana de desfile de funcionarios bonaerenses para defender la ley de leyes de Vidal en la Legislatura. Chistes, chicanas, calor y la diferencia de estilos.
Por 16/11/2018 16:07

“ESPERO QUE NO SE CUMPLA”. El ministro de Economía, Hernán Lacunza, fue el primer funcionario en explicar frente a legisladores oficialistas y opositores el presupuesto bonaerense 2019. Respondió muchas preguntas por más de tres horas. Hubo chistes y chicanas. Una la tiró, casi al finalizar la exposición, el diputado por Unidad Ciudadana Walter Abarca. Antes de preguntarle por la deuda y “para aflojar”, el kirchnerista le dijo al ministro -palabras más, palabras menos- que estaba seguro de que era la última vez que iba a someterse a la presentación presupuestaria, porque estaba seguro de que el año que viene un peronista iba a estar en el gobierno. “¿Eso era para aflojar?”, respondió Lacunza, estupefacto. “Espero que no se cumpla…no sé si yo, pero que haya alguien de los nuestros”, dijo y pronosticó que “puede renovar María Eugenia y no yo... por ahí sería mejor, incluso”. El presidente de la Cámara de Diputados, el vidalista Manuel Mosca, sonrió y el ministro, acorde a su perfil de hombre estructurado, cerró: “Capaz que sería mejor, dice el presidente de la cámara. Es un chiste”. En la ley de leyes se prevé también un ajuste en el presupuesto destinado a la Legislatura. El ajuste llegó, para todos y todas. 

 

Lacunza al despedirse de los legisladores vidalistas (Foto: AG La Plata) 

* * *

 

“CON SÁNGUCHES”. Al terminar la defensa de la ley de leyes, el senador y presidente de la Comisión de Presupuesto, Andrés De Leo, agradeció la presencia de Lacunza y de los legisladores y los invitó a la próxima reunión, que sería dos días más tarde –el jueves- con el titular de Infraestructura, Roberto Gigante. La austeridad con Lacunza se hizo notar cuando pasaban las horas y la reunión, que había empezado en horas del mediodía, se estiraba. Los presentes tenían hambre y la comida era escasa. Eso parece que incomodó. Entonces De Leo aclaró que en el encuentro con Gigante, que iba a ser en la Cámara de Diputados, habría sánguches. Dos diputados del Frente Renovador hicieron una almuerienda en un reconocido restobar que queda a una cuadra de la Legislatura, en pleno centro platense.  Cuando habló Gigante en Diputados, sí hubo sánguches y también masas secas. Lo que no primó fueron las grandes nuevas obras. Gigante anunció que "los montos dedicados a obras no son muchos"
 


Gigante tomando nota 

***

ELEGANTE SPORT. Casi al finalizar la reunión con Lacunza, preguntó el diputado Rodolfo Iriart, de Unidad Ciudadana. Cuando hizo uso de la palabra, se disculpó por llegar tarde. “Es cierto que llegué tarde y estoy sin saco”, aclaró. Efectivamente, lucía una remera color azul marino, marca Lacoste. Preguntó por los fondos que iba a recibir la ciudad en Mar del Plata. Y sostuvo que son menos que antes. El ministro de Economía lo rectificó. 

 

***

BAJAS ACCIONES PEJOTISTAS. Tanto en la exposición de Lacunza como en la de Gigante hubo un dato que se repitió y en los pasillos fue alertado por el kirchnerismo. La casi nula participación de los legisladores del bloque PJ Unidad y Renovación. Esa situación levantó alguna suspicacia entre la oposición. Tras la palabra de Lacunza, ya en la conferencia de prensa de Unidad Ciudadana, la diputada K Susana González habló de que “hay muchos compañeros que son opositores en las redes sociales”. En la presentación de Lacunza, el senador del bloque del PJ Darío Díaz Pérez y la senadora Gabriela Demaria estuvieron. Del bloque de Diputados de ese espacio solo participó Fabiana Bertino, que responde al intendente de Esteban Etchevarría, Fernando Gray. Cuando fue el turno de Gigante, Demaría repitió asistencia y el diputado Carlos Urquiaga también participó. Sin embargo, a esta altura y si no hubiera cambios, el bloque del PJ no estaría acompañando el presupuesto.