X

Con apoyo opositor, Macri consiguió el Presupuesto del súper ajuste

El Senado aprobó la ley con 45 votos a favor, 24 en contra y una abstención. Como en Diputados, el interbloque Argentina Federal quedó dividido. En el oficialismo faltó el santacruceño Costa.
Por 15/11/2018 4:15

Con apoyo de parte de los senadores que responden a gobernadores de la oposición, el oficialismo logró este jueves por la madrugada sancionar el Presupuesto 2019, que Mauricio Macri quería mostrar ante los mercados internacionales como prueba de gobernabilidad. La ley fue aprobada con 45 votos a favor, 24 en contra, una abstención y la llamativa ausencia de un senador del oficialismo, tras 13 horas de debate. Como sucedió en Diputados, el interbloque Argentina Federal votó dividido y Cambiemos logró sumar a los partidos provinciales. 

 

 

“Una parte de mi bloque va a votar este Presupuesto. No todos. Los medios están muy preocupados por si se parte el bloque”, se atajó Miguel Ángel Pichetto en su discurso de cierre, a sabiendas de que el interbloque Argentina Federal votaría dividido. No hubo sorpresas. El rionegrino le había advertido al oficialismo que podía aportar la mitad de los votos de su interbloque - que desde la salida de José Alperovich y Beatriz Mirkin forman 22 senadores – en espejo con lo que sucedió en la Cámara de Diputados, más allá de las tensiones reinantes en la bancada, ya esta altura del año relacionada con los posicionamientos que tendrá cada uno de los sectores en las elecciones presidenciales de 2019.   

 

 

En sintonía con los argumentos que dieron en la madrugada del 25 de octubre los diputados opositores para explicar su voto, Pichetto señaló los riesgos que implicaba que el Presidente hubiera tenido que reconducir el Presupuesto 2018 por no contar con la nueva ley. “He recibido a todos los rectores,  muchas de ellos de universidades fundadas en el periodo anterior. Hizo un gran trabajo el gobierno anterior en materia universitaria. ¿Qué pasa si no se aprueba este presupuesto? Tienen que funcionar con el presupuesto 2018”, dijo el rionegrino.

 

 

“Este ajuste que muchos han mencionado ya ocurrió. No tanto en este presupuesto donde se dibujan asignaciones de recursos. Ocurrió con paritarias a la baja, con la devaluación”, dijo Pichetto, que destinó buena parte de su discurso a criticar la política económica del Gobierno. En particular, el senador cargó contra el ministro Nicolás Dujovne, quien este miércoles admitió que “nunca se hizo una ajuste de esta magnitud sin que caiga el gobierno”. “Es increíble las tonterías que dice este hombre. Ustedes no se dejan ayudar”, dijo el rionegrino. 

 

 

En línea con los compromisos asumidos por los gobernadores de sus respectivas provincias, a favor votaron los senadores del interbloque Argentina Federal Carlos Caserio (Córdoba), Pedro Guastavino y Sigrid Kunath (Entre Ríos), Rubén Uñac y Cristina López Valverde (San Juan), Dalmacio Mera e Inés Blas (Catamarca), Rodolfo Urtubey (Salta) y Julio Catalán Magni y José Ojeda (Tierra del Fuego). A ellos se sumaron el propio Pichetto y el riojano Carlos Menem.  

El oficialismo se aseguró a último momento en ese espacio los votos de Blas, Catalán Magni y Ojeda, gracias a negociaciones que la Casa Rosada mantuvo con las gobernadores Lucía Copacci (Catamarca) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). Lo mismo ocurrió con las senadoras del bloque Frente Cívico por Santiago, Blanca Porcel de Riccobelli y Ada Itúrrez de Cappellini, cuyos votos garantizó sobre la hora el gobernador Gerardo Zamora. El mandatario santiagueño, sin embargo, no sumó el apoyo del tercer senador de su provincia, Gerardo Montenegro, quien se ausentó de la sesión. Todos se sumaron a los 24 votos que aportó Cambiemos. 

 

 

En tanto, el correntino Carlos "Camau" Espínola, que había firmado en disidencia el dictamen de la Comisión de Presupuesto y había amagado con el apoyo, tras reunirse con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en Casa Rosada, finalmente se abstuvo.  

Por fuera del interbloque Argentina Federal, apoyaron el proyecto los neuquinos Guillermo Pereyra y Lucila Crexell, que responden al gobernador Omar Gutiérrez, y los misioneros Maurice Closs y Magadalena Solari Quintana, enrolados en el gobierno de Hugo Passlacqua. A favor también votaron el salteño Juan Carlos Romero, la salteña Cristina Fiore Viñuales, el santafesino Carlos Reutemann, miembros del interbloque Parlamentario Federal. 

En la bancada que conduce Pichetto, se contabilizaron nueve votos negativos correspondientes a los senadores por La Pampa, Daniel Lovera y Norma Durango -que responden a Carlos Verna-, los formoseños José Mayans y María  Teresa González, liderados por Gildo Insfrán; el santafesino Omar Perotti; los chubutenses Alfredo Luenzo y Juan Mario Pais;  el jujeño Guillermo Snopek, y el chaqueño Eduardo Aguilar.  

 

 

Ya fuera de la bancada que conduce Pichetto, también votaron en contra los tucumanos Alperovich y Mirkin, en abierta rebelión contra el gobernador Juan Manzur, que en la Cámara de Diputados había garantizado los votos de todos sus legisladores. Alperovich ya manifestó su intención de competir por la gobernación en 2019 para arrebatarle la provincia a su sucesor. Los tucumanos se sumaron, así, a la resistencia encarnada por el bloque del Frente para la Victoria, que lidera Cristina Fernández de Kirchner, que aportó nueve votos negativos. En su discurso de cierre, la ex presidenta señaló que lo que se estaba votando no era un presupuesto sino "una ley de déficit cero", como la que se votó en Argentina en 2001 "durante el gobierno de la primera Alianza". "Debe haber habido siete u ocho intentos en el mundo de ley de déficit cero y en ninguno dio resultado", dijo Cristina. 

 

 

En contra también votaron los puntanos, Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo, de la provincia que gobierna Alberto Rodríguez Saá, y los progresistas Magdalena Odarda y Fernando “Pino” Solanas, que ratificó su voluntad de “armar un gran frente cívico y social para terminar con este modelo económico” que calificó como “perverso”. 

 

 

En el oficialismo generó incomodidad la ausencia del santacruceño Eduardo Costa, quien ya había dado muestras de su disconformidad con el Presupuesto. Como Alperovich en Tucumán, Costa no oculta sus intenciones de competir en 2019 por la gobernación, por lo que evitó defender en el recinto el Presupuesto que la oposición calificó como “de ajuste” y diseñado a la medida del Fondo Monetario Internacional. "No estoy viendo a un senador de la provincia del sur. La verdad es que ustedes tampoco se dejan ayudar", le reprochó Pichetto a Cambiemos. 

 

 

Si bien el oficialismo logró alzarse con el Presupuesto, y por más votos de los que esperaba, lo hizo con un apoyo mucho menor al de los anteriores años de la administración de Mauricio Macri. El Presupuesto 2017 fue aprobado a fines de 2016 con 59 votos a favor y solo 8 en contra, mientras que al año siguiente, el Presupuesto 2018 obtuvo 54 votos a favor y 14 en contra.