X
El peronismo y Cambiemos pujan por nombrar al funcionario. La Bicameral se reunirá este martes, pero buscaría extender el plazo para el nombramiento. El cargo está vacante desde 2005.
Por 13/11/2018 12:22

La puja entre Cambiemos y el peronismo podría generar una nueva demora para la designación del Defensor del Niño, un cargo que lleva 13 años vacante. La Comisión Bicameral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, que forman cinco diputadas y cinco senadoras del oficialismo y de distintas vertientes del PJ, se reunirá este martes en la Cámara alta para intentar llegar un acuerdo, pero evalúa postergar el plazo de nombramiento, porque no logra destrabar la discusión.

La reunión fue convocada para este martes a las 13 en el edificio Anexo del Senado por la presidenta de la Comisión, la senadora del PJ de La Pampa Norma Durango, para hacer el último intento por destrabar la designación antes del fin del período de sesiones ordinarias. Sin embargo, la posibilidad de que se llegue a un acuerdo es remota, ya que las posiciones del oficialismo y la oposición se mantienen irreductibles. Por eso, la Bicameral tomaría la decisión de postergar el plazo de definición hasta 2019.

La posibilidad de un acuerdo es remota, porque las posiciones del oficialismo y la oposición se mantienen irreductibles.

Como publicó Letra P, la designación del Defensor del Niño lleva un largo proceso que incluyó hasta la intervención judicial y el emplazamiento al país por parte de la Organización de las Naciones Unidas. El cargo fue creado en 2005, por la ley 26.061, que dispuso que el defensor debe ser designado por una comisión bicameral en el ámbito del Congreso.

Pero la comisión se constituyó en 2017, tras 12 años de demora, porque el Congreso debió acatar una sentencia judicial originada en una presentación realizada por la ONG Infancia en Deuda y otras organizaciones sociales que trabajan en el tema. En octubre de ese año, se abrió la convocatoria pública para la elección.

Tras el recambio legislativo, la conformación de la bicameral quedó incluida en el paquete global de negociaciones que llevan adelante el oficialismo y la oposición y su integración volvió a demorarse. Recién a mediados de julio, dos meses después de que el Comité de los Derechos del Niño de la ONU emplazara al gobierno argentino a avanzar con la designación del funcionario, los distintos bloques nombraron a los integrantes del cuerpo.

La comisión quedó entonces conformada por cinco representantes de Cambiemos y cinco de la oposición. Las elegidas fueron las senadoras Norma Durango (PJ- La Pampa), Gladys González (PRO), Pamela Verasay (UCR), Sigrid Kunath (Bloque Justicialista) y Anabel Fernández Sagasti (Frente para la Victoria) y las diputadas Carla Carrizo (Evolución Radical), Samanta Acerenza (PRO), Soledad Carrizo (UCR), Verónica Mercado (Frente para la Victoria) y María Florencia Peñaloza (Somos San Juan). La presidencia, que en 2017 había estado en cabeza de Carla Carrizo, quedó a cargo de Durango.

Una vez integrada, la comisión tomó un examen escrito anónimo a los 68 candidatos que se presentaron para cubrir la vacante. De ese total, 15 postulantes llegaron a la instancia final, aunque solo 14 participaron de la audiencia pública que se realizó el 23 de octubre, en la que explicaron sus planes de trabajo ante la bicameral.

 

 

El cuerpo debía elegir entre los candidatos y elevar la propuesta al pleno de las cámaras. Pero la negociación se trabó. La designación requiere de siete votos y la paridad entre las fuerzas políticas es absoluta, por lo que alguno de los dos sectores debería ceder ante la propuesta del otro.

La Comisión hizo un intento de negociación durante la reunión que se celebró el miércoles 7 en el despacho de Durango, ubicado en el Palacio, pero las conversaciones no prosperaron. En el despacho de una de las integrantes de la Bicameral por parte del oficialismo afirmaron que el peronismo "quiere imponer el nombre del defensor y el de los adjuntos", por lo que el debate "es inviable". "Estuvieron 12 años sin nombrarlo y ahora quieren decidir todo", se quejaron.

Desde el peronismo se esperanzaron en la posibilidad de que este martes se llegue a una propuesta que genere consenso para que la definición pueda elevarse al recinto antes del fin de las sesiones ordinarias, aunque admitieron que la discusión "está trabada".   

 

 

Los candidatos que llegaron a la instancia final son Gustavo Álvarez Pereira, Roxana Contreras, Claudia Bernazza, Marisa Graham, Sergio Marcelo Greco, Alicia Guerrero Zarza, Juan Facundo Hernández, Marisa Herrera, Gabriel Lerner, María José Lubertino, María Elena Naddeo, Fabián Marcelo Repetto, Nora Susana Schulman y Cecilia Sosa.

La discusión por el Defensor del Niño cae en el Congreso mientras el Senado es un hervidero por el debate presupuestario y por la feroz interna que atraviesa al peronismo, que por estas horas redefinirá la composición de sus bancadas tras el alejamiento anunciado de los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin del bloque que conduce Miguel Ángel Pichetto, enfrentado con los gobernadores por el Fondo Sojero. El nombramiento del funcionario está lejos de ser una prioridad.

Defensor del Niño, la demora continúa: no hay acuerdo en el Congreso

El peronismo y Cambiemos pujan por nombrar al funcionario. La Bicameral se reunirá este martes, pero buscaría extender el plazo para el nombramiento. El cargo está vacante desde 2005.

La puja entre Cambiemos y el peronismo podría generar una nueva demora para la designación del Defensor del Niño, un cargo que lleva 13 años vacante. La Comisión Bicameral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, que forman cinco diputadas y cinco senadoras del oficialismo y de distintas vertientes del PJ, se reunirá este martes en la Cámara alta para intentar llegar un acuerdo, pero evalúa postergar el plazo de nombramiento, porque no logra destrabar la discusión.

La reunión fue convocada para este martes a las 13 en el edificio Anexo del Senado por la presidenta de la Comisión, la senadora del PJ de La Pampa Norma Durango, para hacer el último intento por destrabar la designación antes del fin del período de sesiones ordinarias. Sin embargo, la posibilidad de que se llegue a un acuerdo es remota, ya que las posiciones del oficialismo y la oposición se mantienen irreductibles. Por eso, la Bicameral tomaría la decisión de postergar el plazo de definición hasta 2019.

La posibilidad de un acuerdo es remota, porque las posiciones del oficialismo y la oposición se mantienen irreductibles.

Como publicó Letra P, la designación del Defensor del Niño lleva un largo proceso que incluyó hasta la intervención judicial y el emplazamiento al país por parte de la Organización de las Naciones Unidas. El cargo fue creado en 2005, por la ley 26.061, que dispuso que el defensor debe ser designado por una comisión bicameral en el ámbito del Congreso.

Pero la comisión se constituyó en 2017, tras 12 años de demora, porque el Congreso debió acatar una sentencia judicial originada en una presentación realizada por la ONG Infancia en Deuda y otras organizaciones sociales que trabajan en el tema. En octubre de ese año, se abrió la convocatoria pública para la elección.

Tras el recambio legislativo, la conformación de la bicameral quedó incluida en el paquete global de negociaciones que llevan adelante el oficialismo y la oposición y su integración volvió a demorarse. Recién a mediados de julio, dos meses después de que el Comité de los Derechos del Niño de la ONU emplazara al gobierno argentino a avanzar con la designación del funcionario, los distintos bloques nombraron a los integrantes del cuerpo.

La comisión quedó entonces conformada por cinco representantes de Cambiemos y cinco de la oposición. Las elegidas fueron las senadoras Norma Durango (PJ- La Pampa), Gladys González (PRO), Pamela Verasay (UCR), Sigrid Kunath (Bloque Justicialista) y Anabel Fernández Sagasti (Frente para la Victoria) y las diputadas Carla Carrizo (Evolución Radical), Samanta Acerenza (PRO), Soledad Carrizo (UCR), Verónica Mercado (Frente para la Victoria) y María Florencia Peñaloza (Somos San Juan). La presidencia, que en 2017 había estado en cabeza de Carla Carrizo, quedó a cargo de Durango.

Una vez integrada, la comisión tomó un examen escrito anónimo a los 68 candidatos que se presentaron para cubrir la vacante. De ese total, 15 postulantes llegaron a la instancia final, aunque solo 14 participaron de la audiencia pública que se realizó el 23 de octubre, en la que explicaron sus planes de trabajo ante la bicameral.

 

 

El cuerpo debía elegir entre los candidatos y elevar la propuesta al pleno de las cámaras. Pero la negociación se trabó. La designación requiere de siete votos y la paridad entre las fuerzas políticas es absoluta, por lo que alguno de los dos sectores debería ceder ante la propuesta del otro.

La Comisión hizo un intento de negociación durante la reunión que se celebró el miércoles 7 en el despacho de Durango, ubicado en el Palacio, pero las conversaciones no prosperaron. En el despacho de una de las integrantes de la Bicameral por parte del oficialismo afirmaron que el peronismo "quiere imponer el nombre del defensor y el de los adjuntos", por lo que el debate "es inviable". "Estuvieron 12 años sin nombrarlo y ahora quieren decidir todo", se quejaron.

Desde el peronismo se esperanzaron en la posibilidad de que este martes se llegue a una propuesta que genere consenso para que la definición pueda elevarse al recinto antes del fin de las sesiones ordinarias, aunque admitieron que la discusión "está trabada".   

 

 

Los candidatos que llegaron a la instancia final son Gustavo Álvarez Pereira, Roxana Contreras, Claudia Bernazza, Marisa Graham, Sergio Marcelo Greco, Alicia Guerrero Zarza, Juan Facundo Hernández, Marisa Herrera, Gabriel Lerner, María José Lubertino, María Elena Naddeo, Fabián Marcelo Repetto, Nora Susana Schulman y Cecilia Sosa.

La discusión por el Defensor del Niño cae en el Congreso mientras el Senado es un hervidero por el debate presupuestario y por la feroz interna que atraviesa al peronismo, que por estas horas redefinirá la composición de sus bancadas tras el alejamiento anunciado de los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin del bloque que conduce Miguel Ángel Pichetto, enfrentado con los gobernadores por el Fondo Sojero. El nombramiento del funcionario está lejos de ser una prioridad.