X
El Consejo Nacional del partido y la Mesa Política se reúnen la semana que viene con las nuevas incorporaciones, Moyano, Daer y Solá. Discutirán la convocatoria a movimientos sociales y empresarios.
Por 01/11/2018 18:44

Con las flamantes incorporaciones de Hugo Moyano, Héctor Daer, Ricardo Pignanelli y Felipe Solá, y con el objetivo de mostrar volumen en la construcción de una alternativa para 2019, la plana mayor del PJ, formada por los integrantes del Consejo Nacional y de la Mesa de Acción Política, se reunirá la próxima semana en la sede de la calle Matheu y debatirá nuevas incorporaciones al armado partidario.

La reunión marcará el encuentro en una misma mesa de Daer y Moyano, tres meses después de que el gremio que conduce el camionero deje la CGT, y será un nuevo intento de la conducción del partido, con José Luis Gioja a la cabeza, por empezar a marcar un camino de unidad para las elecciones presidenciales.

 

 

Las incorporaciones de Daer y Solá a la Mesa de Acción Política fueron anunciadas formalmente el 25 de octubre, con una foto de los dos dirigentes en la sede partidaria junto a algunos de los miembros de esa comisión. Tres semanas antes, el mismo cuerpo, que preside el pampeano Rubén Marín, había resuelto la incorporación de Moyano y Pignanelli. La reunión de la semana próxima – que se celebrará el miércoles 7 o jueves 8 – los tendrá a todos sentados a la misma mesa.

La vuelta a la mesa de decisiones del PJ de los líderes sindicales, así como de Daer y Solá, forma parte del trabajo de construcción que la cúpula del partido impulsa desde hace meses y que tuvo como primer paso la conformación de la Mesa de Acción Política, durante el Congreso Partidario que se celebró en Ferro a principios de junio. La comisión, presidida por Marín, estuvo integrada inicialmente por Alberto Rodríguez Saá, Gustavo Menéndez, Fernando Espinoza, Eduardo "Wado" de Pedro, Cristina Álvarez Rodríguez, Gines González García, Agustín Rossi, Silvina Frana, María Emilia Soria y Beatriz Rojkés de Alperovich.

 

 

A ese grupo se sumaron en octubre los nuevos integrantes que podrían, a su vez, acercar a aquellos que aún están afuera del armado, lo que Solá explica con la teoría de los “paraguas de contención”. Según el ex gobernador, los distintos “paraguas” sirven para mantener bajo una misma estructura a dirigentes que pueden, a su vez, funcionar como “puentes” con otros sectores.

Solá ya planteó en la última reunión de la mesa la necesidad de sumar al diálogo a a las organizaciones sociales y a sectores empresarios ligados al peronismo. En esa línea, en el próximo encuentro se analizaría la incorporación a la comisión de dirigentes del Movimiento Evita –como Fernando “Chino” Navarro o Emilio Pérsico– y de referentes como Daniel Menéndez, de Barrios de Pie. Por el sector empresario, algunos integrantes de la mesa barajan la posibilidad de invitar a Marcelo Fernández, de la Confederación General Empresaria (CGERA), y a Federico Cuomo, de la Unión Industrial Argentina (UIA) de Avellaneda.

La reunión de la Mesa de Acción Política confluirá, esta vez, con una nueva convocatoria al Consejo Nacional del partido, que se congregó por última vez a mediados de agosto, luego de que finalizara la intervención de Luis Barrionuevo.

Aquel cónclave logró reunir en la sede partidaria a los gobernadores Lucía Corpacci (Catamarca), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), y Gildo Insfrán (Formosa), además de los vicegobernadores Marcelo Lima (San Juan), Daniel Capitanich (Chaco), José Neder (José Neder) y Juan Carlos Arcando (Tierra del Fuego), entre otros dirigentes. Pese a que forman parte del Consejo, no estuvieron ni los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego) ni el jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto, secretario político del partido.

Sin embargo, en el peronismo se ilusionan con que esta vez la reunión logre atraer a más mandatarios provinciales, en particular a aquellos que se juntaron el 24 de octubre en la Casa de Tucumán y hablaron de la necesidad de avanzar en un armado conjunto. "Al menos tenemos que avanzar en el mayor nivel de unidad posible", reafirman en la sede de Matheu. 

El PJ organiza una cumbre de figuras para activar la unidad

El Consejo Nacional del partido y la Mesa Política se reúnen la semana que viene con las nuevas incorporaciones, Moyano, Daer y Solá. Discutirán la convocatoria a movimientos sociales y empresarios.

Con las flamantes incorporaciones de Hugo Moyano, Héctor Daer, Ricardo Pignanelli y Felipe Solá, y con el objetivo de mostrar volumen en la construcción de una alternativa para 2019, la plana mayor del PJ, formada por los integrantes del Consejo Nacional y de la Mesa de Acción Política, se reunirá la próxima semana en la sede de la calle Matheu y debatirá nuevas incorporaciones al armado partidario.

La reunión marcará el encuentro en una misma mesa de Daer y Moyano, tres meses después de que el gremio que conduce el camionero deje la CGT, y será un nuevo intento de la conducción del partido, con José Luis Gioja a la cabeza, por empezar a marcar un camino de unidad para las elecciones presidenciales.

 

 

Las incorporaciones de Daer y Solá a la Mesa de Acción Política fueron anunciadas formalmente el 25 de octubre, con una foto de los dos dirigentes en la sede partidaria junto a algunos de los miembros de esa comisión. Tres semanas antes, el mismo cuerpo, que preside el pampeano Rubén Marín, había resuelto la incorporación de Moyano y Pignanelli. La reunión de la semana próxima – que se celebrará el miércoles 7 o jueves 8 – los tendrá a todos sentados a la misma mesa.

La vuelta a la mesa de decisiones del PJ de los líderes sindicales, así como de Daer y Solá, forma parte del trabajo de construcción que la cúpula del partido impulsa desde hace meses y que tuvo como primer paso la conformación de la Mesa de Acción Política, durante el Congreso Partidario que se celebró en Ferro a principios de junio. La comisión, presidida por Marín, estuvo integrada inicialmente por Alberto Rodríguez Saá, Gustavo Menéndez, Fernando Espinoza, Eduardo "Wado" de Pedro, Cristina Álvarez Rodríguez, Gines González García, Agustín Rossi, Silvina Frana, María Emilia Soria y Beatriz Rojkés de Alperovich.

 

 

A ese grupo se sumaron en octubre los nuevos integrantes que podrían, a su vez, acercar a aquellos que aún están afuera del armado, lo que Solá explica con la teoría de los “paraguas de contención”. Según el ex gobernador, los distintos “paraguas” sirven para mantener bajo una misma estructura a dirigentes que pueden, a su vez, funcionar como “puentes” con otros sectores.

Solá ya planteó en la última reunión de la mesa la necesidad de sumar al diálogo a a las organizaciones sociales y a sectores empresarios ligados al peronismo. En esa línea, en el próximo encuentro se analizaría la incorporación a la comisión de dirigentes del Movimiento Evita –como Fernando “Chino” Navarro o Emilio Pérsico– y de referentes como Daniel Menéndez, de Barrios de Pie. Por el sector empresario, algunos integrantes de la mesa barajan la posibilidad de invitar a Marcelo Fernández, de la Confederación General Empresaria (CGERA), y a Federico Cuomo, de la Unión Industrial Argentina (UIA) de Avellaneda.

La reunión de la Mesa de Acción Política confluirá, esta vez, con una nueva convocatoria al Consejo Nacional del partido, que se congregó por última vez a mediados de agosto, luego de que finalizara la intervención de Luis Barrionuevo.

Aquel cónclave logró reunir en la sede partidaria a los gobernadores Lucía Corpacci (Catamarca), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), y Gildo Insfrán (Formosa), además de los vicegobernadores Marcelo Lima (San Juan), Daniel Capitanich (Chaco), José Neder (José Neder) y Juan Carlos Arcando (Tierra del Fuego), entre otros dirigentes. Pese a que forman parte del Consejo, no estuvieron ni los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego) ni el jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto, secretario político del partido.

Sin embargo, en el peronismo se ilusionan con que esta vez la reunión logre atraer a más mandatarios provinciales, en particular a aquellos que se juntaron el 24 de octubre en la Casa de Tucumán y hablaron de la necesidad de avanzar en un armado conjunto. "Al menos tenemos que avanzar en el mayor nivel de unidad posible", reafirman en la sede de Matheu.