X

IOMA en crisis: renunció el vice y bajan una contratación “por austeridad”

Se oficializó la salida de Alejandro Requejo, que había ingresado a la obra social con el ex titular Carlos D’Abate, su socio. También, se desactivó un servicio que iba a dar una firma de Eurnekian.
Redacción 25/10/2018 9:43

La turbulencia azota con fuerza al IOMA, la obra social del Estado bonaerense. Mientras persisten las quejas de algunos prestadores por el retraso de los pagos y las de los afiliados por cobros adicionales en las prestaciones médicas, la mutual que administra María Eugenia Vidal presenta en su estructura interna síntomas de la crisis que la envuelve. Según se dio a conocer este jueves en el Boletín Oficial, se formalizó la salida del vicepresidente de la entidad, Alejandro Requejo, que había desembarcado en el cargo de la mano del ex presidente Carlos D’Abate, con quien comparte el directorio de la firma Farmarecord, encargada de servicios de procesamiento y gestión de prestaciones farmacéuticas.

Además, se dejó sin efecto, por razones de “austeridad”, la contratación de Unitec Blue, firma de Eduardo Eurnekian que se encuentra en un proceso de cierre, para la distribución de las credenciales a los afiliados.

La renuncia de Requejo había sido puesta a disposición de la gobernadora Vidal el 30 de junio. Pero la mandataria firmó recién la semana pasada el decreto aceptando la salida, documento que fue publicado en el Boletín Oficial este jueves.

 


Durante el período de Requejo en el directorio del IOMA se consumó una opaca trama licitatoria en torno al servicio de ambulancias. Según detalló Letra P meses atrás, la Provincia hizo adjudicaciones millonarias que luego fueron renegociadas con llamativas reducciones y prórrogas ante “desfases” advertidos en documentos no difundidos públicamente pero a los que accedió este medio.

En el decreto publicado este jueves, no se especifican las razones de la renuncia del vice del IOMA –sin reemplazo aún- y solo se aclara que Requejo “no posee actuaciones sumariales en trámite”. Sin embargo, cerca del organismo advierten que su directa relación con D’Abate -funcionario desplazado por Vidal- terminó por decidir su destino.

“AUSTERIDAD”. Por otro lado, se conoció la disposición 975 del IOMA, que deja “sin efecto” la contratación directa en la que se había avanzado, referida a la “adquisición de todos los elementos necesarios para el mantenimiento del Proceso Integral de Identificación para los afiliados" de la obra social, esto es la distribución de las nuevas credenciales.

La decisión de desactivar la contratación se fundó en "el análisis de las características del servicio a contratar y en vistas de la austeridad que está llevando a cabo la Provincia de Buenos Aires". En ese marco, se detalló que se consultó a la Dirección de Afiliaciones del IOMA qué servicios objeto de la contratación podrían ser realizados por agentes del propio Instituto y esa oficina informó que su personal estaría en condiciones de realizar el ensobrado de la credenciales y la logística que implica su distribución a todas las regiones y delegaciones de la obra social.

En consecuencia, se concluyó que "no deviene necesario contratar los servicios especificados en los Renglones 2 y 3 -correspondientes al ensobrado y la logística-, razón por la cual correspondería analizar nuevamente los servicios que resultarían indispensables para la identificación de los afiliados del IOMA".

En marzo de 2017, la propia Vidal anunció el lanzamiento de las nuevas credenciales para los afiliados durante el acto donde presentó a D’ Abate como titular de la obra social en reemplazo de Sergio Cassinotti (que pasaba al PAMI), actividad en la que también dio a conocer el nuevo servicio de ambulancias que derivó en el polémico proceso licitatorio ya mencionado.
 


Meses antes de aquel anuncio, Vidal había visitado en Chascomús la planta de nanotecnología de Unitec Blue, la firma que se debía encargar de las nuevas credenciales. Allí había sido recibida por Eurnekian, titular de Corporación América (a cargo de la empresa), y el entonces presidente de la compañía, el ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen.

Pero el proceso de entrega de credenciales fue presentando inconvenientes a medida que fue avanzando. Según supo este medio, ya a mediados de este año se advirtieron demoras en la distribución de los plásticos de identificación de los afiliados y fuentes de la obra social habían admitido problemas en los pagos a la empresa.

En simultáneo, se abrió en Unitec Blue una escalada turbulenta que se tradujo en el despido de 70 empleados, lo que acentuó un proceso que se venía registrando desde hacía meses y por el cual la empresa pasó de sus 220 trabajadores iniciales a 50. Los operarios que quedaron -después de la poda enmarcada en un proceso preventivo de crisis- fueron suspendidos este mes en su totalidad. Así, se posa el fantasma del cierre sobre la planta chascomunense de nanotecnología visitada por Vidal hace dos años y a la que este viernes el IOMA le suspendió una contratación.