X

Sin discriminar colores políticos, Vidal abrió el juego en el interior bonaerense

En la región de mayoría oficialista, la gobernadora habilitó el diálogo político con intendentes opositores. Y alentó a los precandidatos de distritos opositores. En detalle, todos los postulantes.
Por 02/10/2018 10:34

En el interior bonaerense, una vasta región de mayoría rural, la gobernadora María Eugenia Vidal supo conquistar en 2015 más del 50 % de los municipios que hasta ese entonces estaban en dominio mayoritario del peronismo y, en menor medida, del Frente Renovador y el radicalismo. En vísperas de una nueva contienda electoral, la mandataria abre el juego en los municipios "sin tierra" (donde gobierna la oposición) y deja caminar a todos los postulantes de Cambiemos, a quienes comanda para que militen su gestión provincial.

 

 

La mandataria instruye también a sus ministros y operadores políticos para que avancen en el diálogo electoral con algunos intendentes de la oposición que quieren dar el salto.

El interior, ese amplio territorio alejado de la Ciudad de Buenos Aires, tiene, si se suman las secciones electorales en que está dividido, 91 municipios. De ellos, 51 son gobernados por Cambiemos y, dentro del propio oficialismo, la UCR cuenta con la mayoría de las intendencias (32 en total), aunque el vidalismo tiene las comunas más pobladas de cada sección.

Esta región de la provincia es, además, la de mayor extensión, pero la de menor población en relación al conurbano, una situación que no alteró el plan electoral de la gobernadora, que activó de forma prematura un esquema de trabajo proselitista.

 

 

A modo de primer paso, Vidal habilitó a la mayoría de los precandidatos a caminar el territorio, aunque la intención no es llegar a un 2019 plagado de internas locales, sino definir las candidaturas de manera pragmática. El que mejor cumpla la tarea de militar la gestión Cambiemos y logre un buen rebote en las encuestas podrá ser el candidato, más allá de su color partidario en el espacio oficialista.

Vidal conserva una buena imagen en las secciones que integran el interior, donde existe una mirada más conservadora hacia los dirigentes, aunque la irrupción y extensión sin fin de la crisis obliga a rearmar la estrategia electoral. Por eso, la intención es abrir el juego. Y, en este proceso, a diferencia de lo que sucedió en 2017, cuando se cerró la lista de pases de intendentes opositores, ahora se vuelve a “dialogar” con los jefes comunales que miran hacia Cambiemos. En la nómina actual ya hay varios intendentes del Frente Renovador y del vecinalismo que el próximo año podrían buscar la reeleción por Cambiemos, aunque, por el momento, opositores y oficialistas prefieren mantener la reserva.