BAJO LA SOMBRILLA. EDUARDO LÓPEZ

“El Gobierno busca imponer el 15% en paritarias y bajar salarios”

El Secretario General del gremio docente UTE y Secretario Gremial de Ctera, denuncia el “cierre” de la paritaria nacional y cuestiona el decreto que modifica la ley de financiamiento educativo.

La calma política y la baja de la tensión entre el Gobierno nacional y los gremios docentes, propia del mes de enero, se esfumó antes de la primera quincena cuando el presidente Mauricio Macri firmó el decreto que modificó la Ley de Financiamiento Educativo. Además, esa normativa licúa el poder de CTERA en la mesa de negociación en la que se discute el convenio marco de la actividad docente: desde las condiciones laborales hasta el calendario educativo y el salario mínimo docente.

 

En diálogo con Letra P, el secretario General de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, cuestionó la medida y denunció que Cambiemos “busca bajar salarios”. Además el secretario Gremial de CTERA criticó la gestión educativa del PRO en la Ciudad y pidió más debate para el proyecto de la creación de la Universidad Docente que propone el  gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

 

DE VACACIONES. A pesar de que el receso estival lo encuentra en Buenos Aires y sin vacaciones por el momento, aprovecha el mes de enero para caminar por la Ciudad junto a su esposa Angélica, con quien cumplió 30 años de casado. Disfruta caminar por la Plaza Butteler (barrio Parque Chacabuco) y cenar con su esposa en el corredor gastronómico de Boedo. Además, calma su sed de lectura con Horizontes neoliberales en la subjetividad del psicoanalista Jorge Alemán. También, está leyendo Imperialismo y Educación en América Latina, de la pedagoga Adriana Puiggrós.

 

-¿Qué lectura hace del decreto que modifica la Ley de Financiamiento Educativo?

 

-Es un intento por bajar salarios docentes porque modifica la posibilidad de que en la paritaria discutamos salarios. Excluye el tema salarial de la negociación y se hace en consonancia a las declaraciones del Gobierno en torno a que los aumentos van a ser del 15% sin cláusula gatillo.

 

Adelantamos nuestro rechazo. El Gobierno sabía que íbamos a plantear rechazo en la negociación y por eso derogó la paritaria y formó una negociación donde no se discute salario.

 

-Con este marco, ¿qué escenario prevé para la discusión de paritarias?

 

-Nuestro escenario inmediato para estos últimos días de enero y el mes de febrero es trabajar para que el Gobierno revea esta medida, convoque a paritarias y empiecen las clases como en el 2016.

 

- ¿Ve en Alejando Finocchiario una continuidad de la gestión de Esteban Bullrich? ¿Cambió el escenario de la relación con gremios?

 

-Es una continuidad en cuanto a la falta de políticas. En 2016, respetaron las paritarias, empezaron las clases, fuimos al ministerio de Trabajo, fuimos a la Casa Rosada y nos atendió Marcos Peña. Nos dieron el 40% de aumento y empezaron las clases.

 

Lo que nos exime de plantear que nosotros no priorizamos las diferencias políticas, sino que hacemos sindicalismo. Contra todos los pronósticos, el primer año del gobierno de (Mauricio) Macri empezamos las clases normalmente pero hubo paritaria, un buen aumento y se cumplió con la ley de paritarias.

 

En 2017, también con (Esteban) Bullrich, nos dijeron que los gobernadores no querían la ley de paritarias, que era un invento del kirchnerismo y una serie de desatinos que generó 10 días de paro nacional y la Marcha Federal Educativa. Ahora, inauguran el 2018 con un decreto que cambia la conformación de la paritaria.

 

 

 

-¿Qué busca el Gobierno con el decreto?

 

-Claramente, el Gobierno busca imponer el 15% de aumento y bajar salarios

 

-¿Qué lectura hace de la reforma educativa que impulsa el Gobierno de la Ciudad?

 

-En la Ciudad llegó el momento de hacer un balance. Cada diez años es bueno hacerlo y el PRO cumplió diez años de gobierno en la Ciudad el 10 de diciembre de 2017. Es una década de política educativa sin modificaciones más allá de los ministros, sean Abel Posse, Mariano Narodowski, Esteban Bullrich o Soledad Acuña.

 

 

 

En 10 años, la Ciudad es la única jurisdicción donde faltan maestros. Esto lo reconoce el propio (Horacio) Rodríguez Larreta. Ellos lo asignan a una crisis vocacional, pero yo responsabilizo a las políticas del PRO. Todos coincidimos en que se jubila un profesor de Química y estás siete meses buscando uno para que lo reemplace. No es por la crisis vocacional que no hay docentes, la falta de docentes tiene que ver con que en Capital el salario docente es el más bajo del país respecto a profesionales con título terciario de la jurisdicción.

 

-¿Cuál es la lectura de UTE sobre la creación de la Universidad Docente de la CABA?

 

-El rechazo gremial y de la Iglesia no es la Universidad sino a la disolución de los 29 profesorados como paso previa para la creación de la Universidad. Nadie se opone a la creación de una Universidad. En Provincia de Buenos Aires hay una muy buena que se llama UNIPE (Universidad Pedagógica), creada por Adriana Puiggrós cuando era Directora General de Cultura y Educación de la gestión de Felipe Solá.

 

El tema es que nunca en la historia de la Argentina con el argumento de crear una Universidad se cerraron 29 profesorados. Se puede hacer una Universidad que reconozca los trayectos de los profesorados. Para crear profesorados no se cierran secundarios y para crear escuelas secundarias no se cierran primarias. Es un desatino al cual nos oponemos todos.

 

Hugo Passalacqua, gobernador de Misiones. 
Martín Llaryora compartirá con Javier Milei el acto del 25 de Mayo en Córdoba.

También te puede interesar