X
El plan de recorte en medios públicos comenzó a implementarse en la emisora estatal. Advierten que empleados son informados de sus ceses al llegar a sus puestos.
Redacción 02/01/2018 8:57

El director del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, acelera en el plan de ajuste en medios públicos detallado por Letra P meses atrás. Al escenario de conflictividad que ya se registra en TDA, se suma Radio Nacional. Allí, los trabajadores denuncian el intento de “vaciamiento” de la emisora estatal y el inicio de una escalada de despidos que, advirtieron, comenzaron a ejecutarse este martes por la mañana, cuando empleados fueron notificados de sus ceses en la puerta de la radio.  

“Ya hoy, hay algunos compañeros que no están pudiendo entrar a tomar sus tareas, les avisan cuando llegan que se tienen que volver. Así es de perversa la situación, no les avisan previamente", detalló a FM La Patriada, Cecilia Bari, secretaria general de ATRANA, sobre los despidos en Radio Nacional.

A partir de las 10, se realizará una asamblea y vigilia en defensa de los puestos de trabajo. Bari describió que el complejo panorama se presentó la semana pasada cuando algunos trabajadores con “contratos artísticos” fueron notificados de que no serán recontratados.

"Esto viene en el marco de un plan que, según el director de la radio, baja del Ministerio de Modernización, que incluye jubilaciones anticipadas, retiros voluntarios, es decir, un merma en la planta de trabajadores de Radio Nacional”, sostuvo la gremialista para indicar que sólo en la Ciudad de Buenos Aires, están afectados a la emisora más de cien trabajadores, mientras que en todo el país superan los 400. Los trabajadores denuncian vaciamiento, luego de que se abriera un proceso de jubilaciones anticipadas de 227 empleados.

En tanto, en el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) detallaron que el vicedirector de la emisora, Pablo Ciarliero, “se negó a brindar precisiones tras admitir despidos encubiertos como ‘no renovaciones de contratos’ y dejar abierta la posibilidad de que se produzcan más cesantías”. Bari denunció que Ciarliero filmó las asambleas en “una clara actitud intimidatoria”.

La asamblea de trabajadores reclamó “a las autoridades del Sistema de Medios” la designación “de un interlocutor con capacidad de diálogo, respeto por las libertades democráticas, condiciones que este señor, con sus actitudes y el uso indebido del aire de la “Radio de Todos”, evidentemente, no puede garantizar”.