20|1|2022

Acuerdo Weretilneck-Pichetto para remover a un intendente sacude al PJ Río Negro

21 de septiembre de 2017

21 de septiembre de 2017

La suspensión de Daniel Fioretti (Villa Regina) avanzó por los votos de concejales de su sector. Apuntan a otro acuerdo con Weretilneck.

La suspensión del intendente de Villa Regina, Daniel Fioretti, quien hasta hace unos días pertenecía al sector del gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, generó un revuelo en el Partido Justicialista (PJ) de la provincia por el voto afirmativo de un grupo de concejales que responde al senador Miguel Ángel Pichetto. De esta forma, se agudizan las diferencias internas, a un mes de las elecciones. Ahora, el mandatario relegado por "irregularidades" en su gestión, deberá esperar tres meses para saber si retoma el cargo o si es removido.

 

Luego de atravesar días complejos por la conformación de una comisión en el cuerpo legislativo, que evaluó y aceptó el pedido de juicio político, Fioretti salió a denunciar el clima de “conspiración” que se gestó en los pasillos del municipio. El acuerdo para que el proceso avance se logró por la presión de Weretilneck y el visto bueno del sector que responde a Pichetto. Históricamente diferenciado del intendente de General Roca, Martín Soria, hoy al frente del PJ, concejales del Senador apoyaron la suspensión basada en cuatro acusaciones (contratación directa en un show, pase a planta de personal, Ganancias y pauta publicitaria).

 

Ahora, como marca la ley orgánica, asume el presidente del Concejo Deliberante, José Rayó. Con pasado en el Frente Grande, el mismo partido que supo integrar Weretilneck, Rayó logró estrechar lazos con Pichetto y, pese a la decisión del PJ Río Negro, columna vertebral del Frente para la Victoria (FpV), avanzó junto a otros tres ediles en la votación que obtuvo el respaldo total de los representantes de Juntos Somos Río Negro (JSRN) en el recinto. El Concejo tiene diez bancas: cinco son del FpV, cuatro de JSRN y una pertenece a la Unión Cívica Radical (UCR). Salvo un representante del peronismo ligado a Soria, y el único radical por presión de la Nación, el resto apoyó.

 

PROCESO. Con el voto del Concejo y la suspensión sin goce de haberes avanza la creación de dos salas (acusadora y juzgadora) que deberán integrar por sorteo los ediles. En el transcurso de los próximos 60 días, la sala acusadora tendrá su tiempo de investigación y presentación de pruebas.Mientras que la juzgadora se tomará 30 más para emitir el dictamen. En total, fueron cuatro los temas que le permitieron la suspensión: contratación directa de un escenario en la edición del año pasado en la Fiesta de la Vendimia; el conflicto por el pase a planta de personal; el pago por una pauta publicitaria a un medio sin habilitación comercial; y, el cuarto, la decisión de no pagar ganancias en el tramo inicial de su gestión. 

 

 

"Weretilneck y Pichetto acordaron destituir a Fioretti", advirtió el legislador provincial, y ex intendente de la ciudad, Luis Albrieu. En igual sintonía, el concejal Maximiliano Garré (FpV) reiteró el planteo a Letra P. “Es clarísimo”, insistió el joven. Esta situación dejó mal parados a buena parte de la estructura macrista en la provincia a pocos días de un encuentro cara a cara entre el suspendido jefe comunal y el ministro el Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio.   

 

 

Daniel Fioretti, a la izquierda de Frigerio.

 

 

En el afán de mostrar llegada a los distritos, el diputado nacional Sergio Wisky y el coordinador de la cartera que conduce Frigerio, el roquense Juan Martín, llevaron a Fioretti y a otros intendentes a la Casa Rosada. El encuentro sirvió para acercar aún más a Cambiemos a quien hoy pelea con sus abogados la nulidad del proceso judicial que atraviesa. Jorge Franco, un viejo asesor de Pichetto e hijo del ex gobernador Mario Franco, quien pasara por la ex Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) en tiempos de Carlos Soria, habló en radio Del Sol de Regina y ratificó el accionar de los concejales. Rayó, siempre ligado a Franco, inició un breve período en la comuna con promesas de austeridad y anticipo de viajes a Buenos Aires para terminar gestiones de obras.

 

Río Negro fue uno de los pocos lugares donde el Frente para la Victoria continuó con su formato. María Emilia Soria, hija del ex gobernador, le ganó a la lista de Cambiemos y a la del gobernador por un amplio margen. En octubre, buscará duplicar a la segunda fuerza para ganar las dos bancas en Diputados que hay en juego.