X

Gobernadores del PJ, en guerra con Vidal: “No vamos a ceder recursos”

En bloque, pedirán una audiencia a la Corte Suprema para defender las arcas provinciales frente a la demanda por el fondo del conurbano. Quieren avanzar en un pacto de gobernabilidad con Macri.

Por 03/08/2017 19:43

Los gobernadores peronistas pedirán una audiencia con la Corte Suprema de Justicia para marcar su posición sobre el reclamo presentado por la mandataria bonaerense, María Eugenia Vidal, para que se elimine el tope de 650 millones de pesos anuales de los fondos coparticipables que se envían a la provincia de Buenos Aires y dejaron claro que no están “dispuestos a ceder recursos” en favor de ese distrito. Además, buscarán sentar las bases para discutir un nuevo acuerdo fiscal con la Nación y le ofrecerán un “pacto de gobernabilidad” al presidente Mauricio Macri.

“No estamos dispuestos a ceder los fondos de coparticipación. No vamos a ceder ni un centavo de lo que corresponde a nuestra provincia”, anunció el tucumano Juan Manzur al llegar a la Casa de Entre Ríos, donde se reunieron representantes de trece provincias, a quienes se sumaron el candidato a gobernador de Corrientes Carlos “Camau” Espínola y el jefe del bloque del PJ-FPV en el Senado, Miguel Ángel Pichetto.

La reunión tuvo como principal eje el reclamo de los gobernadores frente a lo que, consideran, es la decisión del Gobierno nacional de beneficiar a la provincia de Buenos Aires y a la Ciudad, ambos gobernados por Cambiemos, por sobre los demás distritos.

“Queremos hacerle conocer a la Corte la posición del interior. Con este reclamo se desfinancia a las provincias”, anunció tras el encuentro Juan Schiaretti. El cordobés señaló además que el resto de las provincias “no pueden subsidiar a la ciudad más rica de Latinoamérica”, en relación a Buenos Aires. Y mencionó que el conurbano recibe subsidios para servicios y transporte.

“Ni Salta ni nadie puede ceder fondos, porque son recursos de la gente. Lo que hay que discutir es cómo se le da competitividad a la economía argentina”, apuntó el salteño Juan Manuel Urtubey, que quedó encargado de pedir formalmente la audiencia a la Corte. El gobernador agregó que el “lugar para realizar el reclamo” de la provincia de Buenos Aires “no es la Justicia” sino que debe ser el Congreso Nacional. “Si se quiere modificar una situación de esta naturaleza hay que ir a una ley del Congreso y no pretender legislar a través de fallos judiciales”, dijo.

Por su parte, el gobernador de Entre Ríos. Gustavo Bordet, aseguró que las provincias “no quieren que a Buenos Aires le vaya mal” pero que no pueden permitir que se les quiten “más recursos” de los que ya pierden en el reparto. “No estoy diciendo que el reclamo sea justo o injusto, pero no puede ser a costa de ingresos coparticipables del resto de las provincias”, dijo. En el caso de su provincia, la cesión de recursos implicaría una pérdida de 3.600 millones de pesos anuales. Casi lo mismo que tiene la provincia de déficit.

A principios de junio, la Corte Suprema de Justicia convocó a 22 provincias para que tomen intervención y planteen su posición frente al reclamo presentado por Vidal sobre la actualización del fondo del conurbano. En lugar de responder a la convocatoria de manera individual y por escrito, los mandatarios resolvieron darse cita para fijar una posición común.

 

 

El encuentro fue en la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires, ubicada en la calle Suipacha, donde los gobernadores comenzaron a llegar a partir del mediodía. La fueguina Rosana Bertone y el anfritrión, Bordet, fueron los primeros en subir al quincho ubicado en el tercer piso, donde comieron un asado con carne y verduras que Bordet hizo traer especialmente desde Entre Ríos para recibir a sus colegas. Luego se sumaron el pampeano Carlos Verna y el formoseño Gildo Insfrán – que llegaron juntos, para sorpresa de todos – , el chaqueño Domingo Peppo, el tucumano Manzur, el sanjuanino Sergio Uñac, la catamarqueña Lucía Corpacci, el salteño Urtubey, el vicegobernador santiagueño José Neder, el misionero Hugo Passalacqua, el cordobés Schiaretti y el senador Espínola. Por último llegaron el riojano Sergio Casas –acompañado por el ex senador Jorge Yoma – y Pichetto, que se habían reunido más temprano en el Senado para respaldar a Carlos Menem ante la impugnación que busca impedir su candidatura a senador.

Tras el encuentro, en sintonía con lo expresado por los gobernadores, Pichetto aseguró que el reclamo de Vidal por el fondo del conurbano es un tema que “no puede zanjar la Corte” sino que las provincias y el Gobierno deben “buscar un acuerdo fiscal razonable”. “No estamos planteando una discusión sobre la ley de coparticipación porque sería más complejo. Pero no puede haber visión centralista de división de recursos”, dijo el jefe del bloque del peronismo en el Senado, a quien los mandatarios provinciales plantearon sus inquietudes para lo que será el debate por el Presupuesto 2018.

Por último, los gobernadores dejaron en claro que quieren sentarse a negociar con el Gobierno nacional “un acuerdo de gobernabilidad” pero que pretenden “que sea una avenida de ida y vuelta”. “Necesitamos que la gobernabilidad sea para la Nación y para las provincias”, dijo Schiaretti, que aclaró que los mandatarios tienen “la voluntad de que el país no se desbarranque”. En esa línea, los gobernadores empezaron a conversar la posibilidad de armar un bloque unificado de diputados nacionales que se conformaría después de las elecciones y que les daría fortaleza a la hora de sentarse a negociar con la Rosada.