X
  • Kicillof, un porteño no candidato de gira bonaerense para pegar donde más duele

  • Kicillof, un porteño no candidato de gira bonaerense para pegar donde más duele

  • Kicillof, un porteño no candidato de gira bonaerense para pegar donde más duele

  • Kicillof, un porteño no candidato de gira bonaerense para pegar donde más duele

  • Kicillof, un porteño no candidato de gira bonaerense para pegar donde más duele

  • Kicillof, un porteño no candidato de gira bonaerense para pegar donde más duele

El ex ministro de Economía y actual diputado nacional camina la provincia de Buenos Aires como si fuera postulante de Unidad Ciudadana. Visita distritos opositores y milita las listas de concejales.
Por 31/07/2017 16:50

El último ministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner, Axel Kicillof, bajó al territorio bonaerense para potenciar la propuesta de Unidad Ciudadana. Por eso, da charlas en distritos opositores, hace recorridas junto a candidatos locales como si fuera él quien pelea por una banca y oficia de vocero didáctico para fustigar la política económica del presidente Mauricio Macri, en cumplimiento de la estrategia de campaña que desparrama UC bajo el concepto #AsíNoSePuedeSeguir. 

Cuando el 24 de junio último Unidad Ciudadana (UC) dio a conocer su lista de postulantes a diputados nacionales y develó que la encabezaría la economista Fernanda Vallejos, el kirchenrismo intentaba direccionar la campaña hacia la pérdida del poder adquisitivo desde que Macri es presidente y María Eugenia Vidal gobierna la provincia de Buenos Aires. Y en eso anda. La persona con mayor llegada y/o conocimiento detrás de Cristina que tiene el kirchnerismo para hablar de los complejos asuntos económicos es Kicillof. Pero la elección se juega fuertemente en territorio bonaerense y el ex ministro es porteño. Por eso cruzó la autopista General Paz y reconfiguró su GPS para meterse en las rutas bonaerenses. Se convirtió, así, en otro no candidato que por momentos convoca más que los propios candidatos. La lógica no es exclusiva: el espacio de 1País tiene a Malena Galmarini en esta nueva experiencia y, siguiendo el camino, Cambiemos pone toda la atención de esta tarea en Vidal y en la candidata porteña Elisa Carrió, que baja al barro bonaerense. 

El fin de semana, Kicillof fue a Chivilcoy. Es el municipio donde Florencio Randazzo empezó su carrera política. Allí fue concejal. Es una ciudad que, luego de varios gobiernos por entonces kirchneristas, es gobernada por el Frente Renovador. Su intendente es desde 2015 el ex diputado provincial y comisario retirado Guillermo Britos. Kicillof encabezó un acto-charla. Antes, se reunió con empresarios y trabajadores de aquel distrito. 

 

 

La presencia de Kicillof sirvió para mostrar a los candidatos locales, el periodista Fernando Poggio y Constanza Alonso. Antes del acto, en el Club Colón de aquella localidad, dio una conferencia de prensa en la que remarcó que “recorriendo toda la provincia y el interior del país, uno encuentra siempre lo mismo: hay pocos sectores, contados con los dedos de la mano, a los que les va bien”.

En su paso por Chivilcoy, el ex ministro también se reunió con trabajadores de SanCor, una de las empresas cooperativas que atraviesa una delicada situación ante la caída del consumo y consecuente baja de producción. “Una empresa nacional que el Gobierno ha abandonado y dejado caer”, lo sintetizó el administrador de las finanzas del país hasta el 10 de diciembre de 2015.

La semana pasada Kicillof fue a Hurlingham. Otro distrito que ya no le es propio porque su intendente es el “randazzista” Juan Zabaleta. También estuvo en Moreno y en Tres de Febrero: siempre con los candidatos locales. Apuntó contra la gobernadora y aseguró que Vidal “solo asiste a intendentes amigos”. Fundamentó que “repartió una fortuna entre los municipios con total discrecionalidad”. 

“De los 135 municipios, 75 recibieron transferencias extraordinarias de fondos, por un total de $2.200 millones”, detalló y aclaró que “en todos los casos se trató de Aportes del Tesoro Nacional (ATN)”.

También sostuvo que “la plata viene de la Nación pero su asignación la define Vidal. De este modo, la gobernadora evita destinar fondos provinciales para asistir a los municipios mientras que utiliza la caja para condicionar la política provincial. Es claro: Macri es Vidal y Vidal es Macri”, detallaba sin eufemismos el ex ministro luego de su recorrida conurbanera. 

Este lunes, Kicillof hacía pie en la Primera sección electoral, el cordón del conurbano norte, donde Unidad Ciudadana tiene una parada brava. Es la sección que pone en juego ocho bancas para el Senado bonaerense y se disputa un botín de más de 4 millones de electores. 

 

 

Por la mañana, estuvo en San Fernando, otro distrito complejo para el kirchnerismo. Es gobernado por el Frente Renovador con Luis Andreotti y en las últimas elecciones el FpV salió tercero. Llevó como candidato a intendente al camporista Matías Molle, que esta vez compite por una banca en el concejo deliberante. 

Cierra su raíd en Tigre, el corazón del massismo. Lo hace con la concejala Roxana López y con Vallejos. La lógica es siempre la misma: Axel recorre con candidatos locales distintas fábricas e industrias. Le cuentan su problemática y el ex ministro escucha. 

 

 

En el interior, Kicillof habló como candidato pidiendo el voto. Según publicó dechivlcoy.com, el ex ministro instó: “Estamos pidiendo el voto para nuestra lista porque creemos que es lo que mejor expresa una necesidad de montones de argentinos que están desilusionados y decepcionados los que lo votaron, y tristes y preocupados lo que no lo votaron”.