X
  • Con Arroyo escondido, Vidal llevó a Lilita para apuntalar la campaña marplatense

  • Con Arroyo escondido, Vidal llevó a Lilita para apuntalar la campaña marplatense

  • Con Arroyo escondido, Vidal llevó a Lilita para apuntalar la campaña marplatense

En el pico máximo de tensión con el intendente local, la Gobernadora regresó a la ciudad balnearia con la candidata porteña y la ministra Stanley. Se mostró con Bagnato y Baragiola.
Redacción 22/07/2017 13:35

Por segunda vez en el mes, la gobernadora María Eugenia Vidal desembarcó en Mar del Plata, dando cuenta así no sólo de lo central que se ha transformado este bastión de la Quinta sección para la campaña bonaerense, sino también de la necesidad que tiene el frente de Gobierno de despegar la campaña local de la figura del intendente Carlos Fernando Arroyo, quien, nuevamente, fue corrido de escena en las actividades desplegadas por la mandamás bonaerense, la cual, en esta oportunidad, arribó con quien se posiciona por estos días como una coequiper de campaña bonaerense a pesar de ser candidata en la Ciudad de Buenos Aires: la líder de la Coalición Cívica, Elisa “Lilita” Carrió.

Tal como señaló Letra P en el marco del acto de reactivación del servicio Constitución-Mar del Plata, la decisión del vidalismo de esconder de los flashes al intendente melancólico de los años de plomo fue una señal deliberada de una relación que está rota y no tiene vuelta atrás.

En esa línea se advierte el hecho de que la Gobernadora no haya ocultado su malestar ante las polémicas declaraciones del secretario de Salud marplatense, Gustavo Blanco, quien comparó a una persona en situación de calle con un perro, tras la muerte por frío de un hombre de 54 años en esa ciudad en la noche del último lunes.

“Cada muerte duele y para mí es inaceptable, y mucho más inaceptables son las declaraciones del secretario de Salud del Municipio de Mar del Plata y espero la respuesta del intendente frente a lo que dijo”, afirmó Vidal este viernes en conferencia de prensa, también junto a Carrió.

Pero a pesar de este marcado posicionamiento crítico de la Gobernadora, Arroyo al momento no tomó ninguna determinación por sobre el funcionario, ratificándolo en el cargo.

Con estas actitudes de un lado y del otro, la relación entre Vidal y Arroyo está en su pico máximo de tensión. En este contexto, la gobernadora arribó a Mar del Plata junto a Carrió y la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley. También, se plegaron el cabeza de lista de Cambiemos en la Quinta, Franco Bagnato, y la primera candidata a concejal del oficialismo, Vilma Baragiola, quien también tuvo un fuerte cruce con Arroyo por el cierre de listas. La comitiva brindó una conferencia de prensa y visitó el comedor "El Sueño del Pibe", de la localidad de Batán. Todo, con el intendente escondido.

Al ser consultada en la conferencia de prensa por la ausencia de Arroyo, Vidal fue lacónica: “Cada uno tiene que hacer lo que le toca hacer, los candidatos tienen que hacer campaña y el intendente gestionar".