ELECCIONES 2017

Sin lugar en Cambiemos, Lousteau confronta con Larreta y evade la polarización

Festejó el 25 de Mayo con sus aliados porteños y fustigó contra el PRO y la negativa a ir a internas en la Ciudad. Cuestionó las “prioridades” del gobierno y pidió “perder el miedo” a competir.

Martín Lousteau aprovechó los festejos por la Revolución de Mayo para dejar en claro su desembarco en la Ciudad de Buenos Aires y poner primera en la campaña electoral, que la comenzó el tres de abril de este año cuando le comunicó cara a cara al presidente Mauricio Macri que renunciaba a la embajada argentina en Estados Unidos para competir en el distrito que el PRO gobierna desde el 2007. El ex embajador fue el principal orador de un “locro patriótico” que organizó la Unión Cívica Radical porteña en el complejo Costa Salguero y que sirvió para exhibir los primeros movimientos, reencontrarse con la militancia y con los dirigentes políticos que lo acompañan desde 2015, cuando forzó un ballotage contra Horacio Rodríguez Larreta.

 

Lousteau sabe que no habrá PASO en Cambiemos y que la única manera de que se constituya esa coalición en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es que desista de competir en los comicios legislativos de este 2017, pero por el momento no modificará su discurso. “Estamos dispuestos a seguir dando esa batalla”, advirtió. En ese sentido, su estrategia quedó plasmada en el acto de este jueves 25 de mayo: el ex embajador insistirá con pedir internas al PRO y confrontará con Larreta, a quien señala como el hacedor del veto a su candidatura.

 

Sin lugar en Cambiemos, el economista comenzó a deslizar unas leves críticas a la gestión de Macri y volvió a polemizar con el jefe de Gobierno. Otra fase de su estrategia política y comunicacional está ligada a evitar la polarización, que mantiene en el centro de la discusión a Cambiemos y al kirchnerismo.

 

Una y otra vez, el embajador hizo énfasis en “el problema” de “profundizar la grieta”. En ese sentido, subrayó que el PRO está “más cómodo con la grieta” y calificó como “un riesgo” que “todos caigamos en la grieta” porque “es la peor táctica para resolver los problemas del país”. El desafío de Lousteau pasará, entonces, por quebrar la lógica binaria del discurso que exhibe el oficialismo y que reside en un enfrentamiento entre el Frente para la Victoria / PJ y Cambiemos.

 

Bajo esta lógica, persigue el mismo objetivo que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, que aún no tiene candidato en la Ciudad de Buenos Aires y desde hace días hace gestiones para tomarse una foto con “Guga”. En paralelo, el massismo porteño se lanzará el domingo cuatro de junio en Argentinos Juniors. Larreta sigue de cerca ese acto. No son pocos los larretistas que, apelando a términos futbolísticos, piden “incentivar” la existencia de una lista con tinte progresista y que pueda esmerilar la boleta del referente de Energía Ciudadana Organizada (ECO).

 

Lousteau invitó a Margarita Stolbizer al “locrazo” del 25 de Mayo, pero la diputada aliada de Massa se limitó a agradecer el ofrecimiento y envió emisarios. Sergio Abrevaya, Marcelo “el Oso” Díaz y Ricardo Vázquez recibieron el llamado del presidente de la UCR porteña, Emiliano Yacobitti, y asistieron al evento.

 

Para salir de la encerrona de la polarización, Lousteau corre al PRO por izquierda y golpea donde más le duele al oficialismo. Al reclamar internas utilizando palabras como “apertura”, “debate” y “autonomía” lleva a Cambiemos a una discusión político – institucional que se quiere evitar de todos modos. Los partidos que integran esa alianza clausuraron ese debate hace semanas cuando firmaron un documento en el que criticaron en duros términos al líder de ECO y subrayaron que “nunca” formó parte de la coalición que gobierna la Nación.

 

El ex embajador inició su alocución con críticas puntuales al gobierno de Macri: habló del “crecimiento” del Estado, del aumento de la pobreza y de la “enorme presión tributaria”. “No faltan recursos, los estamos administrando mal”, deslizó al tiempo que marcó diferencias con “las prioridades de gestión” del Poder Ejecutivo. Los cuestionamientos fueron leves, pero apuntan a debilitar un discurso clave del macrismo: criticar la gestión y el modo de hacer gestión es poner en tela de juicio la principal bandera política que exhibe con orgullo el PRO desde su nacimiento.

 

Tras esos cuestionamientos, Lousteau dio vuelta la página y puso el GPS en dirección a la pelea electoral: en breves minutos acusó al PRO de fomentar la “grieta”, de tomar “decisiones unilateralmente” y de “ir encontra” de la “autonomía” y del “consenso”.

 

Según el ex embajador, al no habilitar internas en Cambiemos, el macrismo no permite “discusiones públicas”. “Para eso están las primarias”, fustigó y pidió “perder el miedo a competir”.

 

Acto seguido, acusó a Larreta de “ponderar matices” en la coalición Cambiemos pero no de avalar la conformación de esa alianza en la Ciudad y de clausurar la posibilidad de ir a las PASO. “¿Cómo puede ser que entren nuevos espacios a Cambiemos y no se le haga lugar a la Unión Cívica Radical?”, ironizó el economista.

 

Lousteau hizo alusión a las últimas dos incorporaciones del PRO: Elisa Carrió al frente de la boleta para diputados nacionales en la Ciudad y la confirmación que de Graciela Ocaña integrará las lista y hará campaña junto a María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. Ambas fueron aliadas del ex embajador e integraron ECO en 2015, pero este año serán rivales tras una larga negociación y estrategia de “rodeo” de aliados que encabezó el propio Larreta, como contó Letra P.

 

Al insistir con que “nadie tiene la verdad” y con la “necesidad de discusiones públicas” para fundamentar su llamado a las PASO, sostuvo que el PRO “no cree en la autonomía ni en consenso”.

 

Más tarde, Lousteau acusó al alcalde de hacer “rapiña política”. Cuando realizaba una enumeración de “acciones” de dirigentes políticos en desmedro del estado y de las arcas públicas, se dirigió hacia el jefe de Gobierno aunque sin decir su nombre. “Hay funcionarios que usan la publicidad oficial para poner su cara. Ese funcionario se lleva una parte del Estado para sí”, cuestionó.

 

Es menester recordar que uno de los puntos clave de la campaña de Lousteau en 2015 fue la discusión por el uso de la publicidad oficial. En la elección que lo tuvo como protagonista en el ballotage final del mes de julio, denunció en varias oportunidades que el PRO “mezclaba” la publicidad oficial de los actos de gobierno con la campaña política.

 

Ese fue uno de los ejes de la contienda por la Jefatura de Gobierno. Ahora, en el marco de una elección legislativa en la que se debatirán temas de índole nacional, el ex embajador no modificará mucho su discurso. Por el momento, apelará a las mismas frases que hace dos años.

 

“Teniendo en cuenta lo que se hizo en esta gestión, podríamos repetir las mismas consignas del 2015”, le marcó su publicista de confianza, Darío Lanis, que siguió minuto a minuto el acto y el discurso junto al palco reservado para la prensa en el complejo de Costa Salguero. Lanis es el autor de la leyenda de campaña “Evolución”, principal consigna de la contienda por la Jefatura de Gobierno que se pudo leer como parte del decorado del acto de este jueves patrio.

 

Victoria Villarruel, vicepresidenta de la nación.
Hugo Passalacqua, gobernador de Misiones. 

También te puede interesar