X
Al retornar de su gira por Estados Unidos, el sindicalista neuquino tuvo que controlar una protesta en Rincón de los Sauces. El mensaje a la empresa estatal.
Redacción 02/05/2017 10:32

La sintonía fina entre el senador por Neuquén Guillermo Pereyra, conductor del Sindicato de Petróleo y Gas Privado del norte patagónico, y el presidente Mauricio Macri no impidió que se anticipara un paro total en los yacimientos de YPF por la crisis que se vive en la localidad de Rincón de los Sauces. El problema surge por la situación de los 126 despedidos en la firma OPS, una de las prestadoras vinculadas al kirchnerismo.

“Vamos a dar 48 horas para que arreglen este conflicto”, advirtió el senador por el Movimiento Popular Neuquino (MPN). “Vamos a darle ese plazo porque si no vamos a paralizar todos los yacimientos operados por YPF”, agregaba Pereyra, acompañado por parte de la cúpula del gremio y un puñado de delegados.

La situación en el epicentro de la formación Vaca Muerta moviliza también al gobernador Omar Gutiérrez. Según trascendidos, se comunicó con autoridades nacionales para que no repriman la protesta. A la zona llegaron una importante cantidad de efectivos de la Gendarmería nacional.

“Darles apoyo”, fue lo que les dijo Pereyra, a los manifestantes que mantienen el bloqueo. Ésa contención se dará este martes, cuando se encuentren con autoridades de la firma petrolera estatal.

HOUSTON. Pereyra, de trascendental relación con Macri, integró la comitiva en la gira presidencial por los Estados Unidos, en el encuentro con Donald Trump. También participó de las reuniones en Houston el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

El presidente de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado, uno de los legisladores favoritos de Macri, estuvo en Estados Unidos durante los primeros días de abril, donde mantuvo reuniones con representantes de distintas empresas del sector y recorrió campos petroleros para interiorizarse sobre los últimos avances de la actividad del no convencional.