X
“No podemos esperar las obras", advierten en Federación Agraria. Cuestionan leyes de emergencia y asistencia alimentaria. Con foco en el sistema tributario, exigen “soluciones extraordinarias”.
Redacción 13/04/2017 16:17

En el marco de las fuertes inundaciones que azotan al norte de la provincia de Buenos Aires y el sur de Santa Fe, la Federación Agraria Argentina (FAA) aseveró que este crítico cuadro de situación “seguramente se va a repetir” no sólo por el cambio climático sino porque “se requerirá de obras que, a la vista del ritmo de avance de las que están en ejecución, pasarán aun muchos años hasta que se concreten”. Ante esto, se advirtió: “Los chacareros no podemos esperar las obras”. Así, apuntaron contra los “paliativos menores” del Gobierno basados en “asistencias alimentarias” y “leyes de emergencia agropecuaria que no solucionan los problemas”

Mediante un comunicado, la FAA hizo foco crítico en “la falta de políticas adecuadas a cada segmento de productores perjudica a los más chicos y se evidencia en los regímenes fiscal y financiero cuyos requisitos excluyen a los chacareros del sistema”.

En este sentido, se marcó que la mayoría de los productores de la región afectada por el avance del agua son pequeños, y no están en condiciones “de seguir subsidiando a las grandes industrias aceiteras, que no agregan una gota de valor” a lo que producen. “Ellas están instaladas en los puertos y somos nosotros quienes tenemos que entregarle allí, limpia y seca, nuestra producción y, además, subsidiarla con el 3% del valor bruto de nuestro trabajo”, apuntan.

Y agregaron: “Hoy los pequeños productores tampoco estamos en condiciones de transferir a los productores sojeros del Belgrano el 5%, también del valor bruto en el puerto, de lo poco que podremos juntar en nuestras chacras. Estos fondos que hoy reclamamos son para cancelar las deudas que tomamos para producir la presente campaña y cuyos vencimientos será en pocos días. También los necesitamos para pagar impuestos que, pese a las leyes de emergencia, igual tendrán su vencimiento y ejecución”.

Tras subrayar que “hace un tiempo” advirtieron que “los mismos males no podían resolverse con las mismas herramientas”, la FAA remarcó: “Es hora de tomar el toro por las astas, tendremos que replantear el sistema tributario y los requisitos bancarios, pero debe resolverse esta urgencia con soluciones extraordinarias, de lo contrario una nueva ola de chacareros fundidos atravesará una de las regiones más productivas del planeta y la responsabilidad no será del clima ni de los precios, será de la indiferencia y el abandono. Aún estamos a tiempo”.

Chacareros inundados apuntan contra los “paliativos menores” del Gobierno

“No podemos esperar las obras", advierten en Federación Agraria. Cuestionan leyes de emergencia y asistencia alimentaria. Con foco en el sistema tributario, exigen “soluciones extraordinarias”.

En el marco de las fuertes inundaciones que azotan al norte de la provincia de Buenos Aires y el sur de Santa Fe, la Federación Agraria Argentina (FAA) aseveró que este crítico cuadro de situación “seguramente se va a repetir” no sólo por el cambio climático sino porque “se requerirá de obras que, a la vista del ritmo de avance de las que están en ejecución, pasarán aun muchos años hasta que se concreten”. Ante esto, se advirtió: “Los chacareros no podemos esperar las obras”. Así, apuntaron contra los “paliativos menores” del Gobierno basados en “asistencias alimentarias” y “leyes de emergencia agropecuaria que no solucionan los problemas”

Mediante un comunicado, la FAA hizo foco crítico en “la falta de políticas adecuadas a cada segmento de productores perjudica a los más chicos y se evidencia en los regímenes fiscal y financiero cuyos requisitos excluyen a los chacareros del sistema”.

En este sentido, se marcó que la mayoría de los productores de la región afectada por el avance del agua son pequeños, y no están en condiciones “de seguir subsidiando a las grandes industrias aceiteras, que no agregan una gota de valor” a lo que producen. “Ellas están instaladas en los puertos y somos nosotros quienes tenemos que entregarle allí, limpia y seca, nuestra producción y, además, subsidiarla con el 3% del valor bruto de nuestro trabajo”, apuntan.

Y agregaron: “Hoy los pequeños productores tampoco estamos en condiciones de transferir a los productores sojeros del Belgrano el 5%, también del valor bruto en el puerto, de lo poco que podremos juntar en nuestras chacras. Estos fondos que hoy reclamamos son para cancelar las deudas que tomamos para producir la presente campaña y cuyos vencimientos será en pocos días. También los necesitamos para pagar impuestos que, pese a las leyes de emergencia, igual tendrán su vencimiento y ejecución”.

Tras subrayar que “hace un tiempo” advirtieron que “los mismos males no podían resolverse con las mismas herramientas”, la FAA remarcó: “Es hora de tomar el toro por las astas, tendremos que replantear el sistema tributario y los requisitos bancarios, pero debe resolverse esta urgencia con soluciones extraordinarias, de lo contrario una nueva ola de chacareros fundidos atravesará una de las regiones más productivas del planeta y la responsabilidad no será del clima ni de los precios, será de la indiferencia y el abandono. Aún estamos a tiempo”.