Elecciones 2017

Con una interna a punto de implosionar, Massa busca salvar el armado en la Tercera

El líder del Frente Renovador está lidiando con el senador Fernando Carballo y otro grupo de dirigentes que se disputan el territorio. La discusión por las listas y las posibles fugas al PRO.

En la Tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires no hay ningún intendente del Frente Renovador y Sergio Massa está enfocado en ordenar una interna que, por momentos, parece que se le va de las manos: pese a algunos intentos de unidad hacia fines del año pasado, el enfrentamiento entre el senador Fernando Carballo y varios dirigentes de distintos distritos está a punto de explotar. Esto, sumado a la disputa con el GEN de Margarita Stolbizer por lugares en las listas, le genera un dolor de cabeza al tigrense, que busca hacer pie en una región clave del mapa bonarense..

 

Después de los alejamientos de Diego Molea y los Mércuri en Lomas de Zamora, de Alberto Roberti y Mónica López en Avellaneda, de Darío Giustozzi en Almirante Brown y de Marcelo D´Alessando en Lanús, entre otros, el poder territorial del espacio que terminó tercero en las últimas elecciones presidenciales quedó muy debilitado en esta sección en particular. Por eso, la misión de Massa fue intentar ordenar y prácticamente empezar de cero.

 

Tan marcada está la pelea entre históricos dirigentes que responden al diputado nacional con el ex jefe comunal de Magdalena, que muchos le pidieron al ex candidato a presidente que lo eche del espacio. "Esta situación empeoró en el último tiempo", resumió a Letra P un massista del conurbano, aunque advirtió: "Nosotros no estamos en condiciones de echar a nadie". Esto, siendo consciente de que la expectativa a futuro tal vez no es la más óptima.

 

Como ya contó este portal, en los municipios de la sección ya están consolidadas algunas figuras que seguramente serán candidatas a nivel nacional o provincial, según requiera incluso el armado pensando en 2019. Quienes serán protagonistas en mayor o menor medida son Mirta Tundis en La Matanza, Mónica Litza en Avellaneda, Leonor Granados en Ezeiza, Mauricio Silva en Almirante Brown, Cristina Rasquetti en Cañuelas y Ángel Celi en Berisso, entre otros.

 

También se destacan los concejales a los que Massa les ofrecerá renovar sus mandatos, como Néstor Pulichino en Esteban Echeverría, Nicolás Russo en Lanús, Walter Queijeiro en Quilmes, Ramiro Trezza en Lomas de Zamora y Roberto Vásquez en San Vicente. Todo esto, si Carballo continúa dentro del FR y quienes le responden -algunos de los mencionados- no pegan un portazo. "Carballo quiere armar la Tercera pero no pudo retener su distrito", chicanean por lo bajo. Un operador de la sección bromeó incluso en algunos casos puntuales, como Quilmes: "Si Queijeiro hubiese jugado con el PRO, seguramente hoy sería intendente; ahora, Massa le da de tomar su propia medicina y este año le aplica una patada descendente".

 

Así, tras la ausencia de liderazgos territoriales genuinos, Massa también está dispuesto a volver a darles lugar a viejos conocidos de la política distrital, como por ejemplo Sergio “Chino” Villordo en Quilmes y el operador político de Stolbizer, Marcelo “Oso” Díaz, en Lomas. "También estamos hablando con Libres del Sur, pero hay pocos lugares", detalló otra fuente cercana al líder renovador, que continuó: "Lo que tenemos a favor y en contra es que acá no hay ningún intendente. Hay 19 que no tienen intendentes, eso es bueno y es malo a la vez". Otro de los que tienen que renovar su banca de diputado provincial es Carlos Acuña, secretario general de la CGT y hombre fuerte en la pata sindical del massismo, además de referente del distrito de Presidente Perón.

 

A fines de 2016, Massa ordenó a sus hombres y mujeres en la Tercera que cerraran el año en unidad, dejando los recelos y las internas de lado, con el fin de intentar construir y solventar una base de votos que les permita recuperar el territorio perdido en los últimos comicios. A partir de allí, comenzaron a fomentar fuertemente la consolidación de nuevos actores, como Litza y Rubén Ledesma, por ejemplo, para armar el esquema en el que ya se perfilaban los referentes fuertes de cada distrito. "La unidad es el camino si queremos recuperar el territorio en las elecciones del año que viene", decían. Hoy, esa unidad no es tal, y la interna está a punto de implosionar.

 

Sin ningún intendente, pero "con una fuerte intención de voto y mucha impronta peronista", según destacan desde el Frente Renovador, el vaticinio de Massa de hace exactamente un año en la primera y única reunión seccional en la que él mismo participó parece ser la esperanza de quienes le responden.

 

"A los que fueron leales en los peores momentos y se portaron bien con él, Sergio los reconoce", le dijo a este portal un massista que recuerda cómo muchos dirigentes se fueron cuando Massa cayó en las encuestas antes de la elección de 2015. De este modo, se diferencia con los otros. Ambos bandos están en disputa y en un futuro cercano hasta pueden llegar a quebrar el armado en esa sección del conurbano. "Massa ya sabe quiénes son los candidatos; lo que falta es ordenarlos, o tal vez ya los ordenó", cerró una fuente.

 

Victoria Villarruel y Javier Milei.
Claudio Vidal, gobernador de Santa Cruz. 

También te puede interesar