Debut en el Senado

Cuatro palabras para anunciar lo que viene: "Voy a discutir todo", avisó CFK

En su primer discurso como senadora, la ex presidenta rechazó su pedido de desafuero y denunció un “avasallamiento de la representación política institucional”, ante los nervios visibles de Michetti.

La campaña electoral fue un anticipo de lo que finalmente se concretó este miércoles. Decidida a encarnar la principal oposición al Gobierno y a algunos sectores del Poder Judicial, Cristina Kirchner debutó como senadora con un discurso aguerrido donde rechazó su pedido de desafuero en la causa por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA y dio un aviso de cuatro palabras que bastaron para describir  lo que viene: “Voy a discutir todo”.

 

Cuando la sesión del Senado apenas había iniciado, Cristina pidió la palabra para formular una cuestión de privilegio, un ardid de los legisladores para defenderse cuando se ven afectados en su honor. El mensaje no sólo fue para el juez Claudio Bonadio; también fue una advertencia firme al oficialismo por el rumbo de la gestión.

 

“Voy a discutir todo, señora presidenta”, aseveró ante una visiblemente nerviosa Gabriela Michetti, y continuó: “¿Sabe por qué? Porque para eso me votaron. Es posible que al Presidente y al oficialismo no le guste el tipo de oposición que nosotros hacemos. Pero yo quiero decirle algo: a mi no me gusta el gobierno que ustedes hacen, pero no por eso van a dejar de ser gobierno. No me gusta nada su gobierno, pero los votaron y tienen que gobernar”.

 

 

Escuchada con suma atención por sus pares, la referente del bloque del Frente para la Victoria-PJ aclaró: “Siempre fui una senadora que sentada en esta banca dije lo que pensaba y hacía lo que decía”. “Trae problemas, es cierto –confesó-, pero es el camino que uno elige”.

 

 

Cristina Kirchner habla con Marcelo Fuentes, jefe del bloque del FpV-PJ (Télam)

 

 

Al hablarle a Michetti, Cristina remarcó que “es notable cómo en su Gobierno, el oficialismo, públicamente dice qué oposición quiere”. “Esto de andar reclamando oposiciones de diseño no me parece acertado de las instituciones y fundamentalmente del derecho de representación que cada uno de nosotros tiene que ejercer”, consideró.

 

Por otra parte, aseguró que el Senado “puede tratar” su pedido de desafuero, así como otros que están pendientes. Pero insistió en que hay una “utilización del Poder Judicial para desprestigiar a dirigentes” de la oposición.

 

 

 

Además, en tiro por elevación al ex diputado Sergio Massa, advirtió: “He escuchado a algún dirigente político decir en televisión que va a renunciar a sus fueros. Eso estará muy lindo para las cámaras de televisión, pero no se puede hacer. Los fueros no son de los legisladores, son del Parlamento”.

 

Acto seguido defendió el memorándum de entendimiento con Irán, por el cual se la acusa de buscar la impunidad de los acusados del atentado. “Fue firmado de acuerdo a las atribuciones que marca la Constitución y fuera remitido al Parlamento para su tratamiento”, recordó Cristina.

 

La legisladora se preguntó “si hay un juez o alguna jurisprudencia” que indique que ese tipo de medidas constituye “un delito”, e insistió en que “un memorándum es un acto de carácter complejo que no sólo requiere la firma del titular del Poder Ejecutivo, sino también la aprobación del Parlamento”.

 

En ese sentido, recordó que el juez Daniel Rafecas, “que había dictaminado que esto no era un delito porque era un acto no judiciable, hoy está sometido a juicio político en el Consejo de la Magistratura”. Fue entonces cuando volvió a apuntar a Michetti: “Por esas casualidades de la vida, es el mismo juez que la que la sobreseyó a usted por el memorándum con Qatar, que nunca fue tratado por el Parlamento y no fue remitido tampoco”.

 

 

Temas
karina milei pasa la motosierra a la lista de invitados del pacto de mayo
Cristina Kirchner y Axel Kicillof

También te puede interesar