03|5|2022

Subte: Legislatura autorizó nuevo contrato y podrá “consultar” el pliego

02 de noviembre de 2017

02 de noviembre de 2017

Aprobaron pedido de Larreta para llamar a una licitación de hasta 15 años. Metrovías operará el servicio hasta fines de 2018. Tras tironeos, crearán una comisión parlamentaria para seguir el proceso.

Con los números justos y ante una polémica por la cantidad de votos que se requieren para esta ley, la Legislatura porteña avaló al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta a re-negociar un nuevo contrato de explotación del subterráneo porteño con la posibilidad de habilitar el desembarco de operadores extranjeros.

 

La normativa cosechó 32 votos positivos, 23 negativos y 1 abstención. La autorización fue apoyada únicamente por el interbloque oficialista Vamos Juntos, que agrupa al PRO, la Coalición Cívica y Confianza Pública. El kirchnerismo, la izquierda, los diputados de Martín Lousteau y el peronismo rechazaron la iniciativa e insistieron con sus proyectos alternativos; todos proponen la estatización del servicio que hoy regentea la empresa Metrovías del Grupo Roggio.

 

Además, la iniciativa aprobada por el Parlamento este jueves contempla la creación de una Comisión de Seguimiento del proceso de licitación del subterráneo porteño. Tras tironeos entre oficialistas y opositores, merced a este artículo los legisladores podrán conocer el pliego y saber cómo avanza el nuevo contrato. También, se deja en claro que el próximo concesionario deberá contratar a todos los empleados que actualmente trabajan en el subte, a excepción de la planta jerárquica de Metrovías.

 

Por otra parte, se avaló también una prórroga de un año para que el concesionario actual continúe con la operación hasta el 31 de diciembre de 2018. Esa misma fecha de este año debía finalizar la administración del Grupo Roggio, que controla el transporte terrestre de la Ciudad desde la década del noventa.

 

 

La autorización estuvo envuelta en una polémica desde sus inicios porque la oposición consideró que se trata de una ley que requiere dos tercios de los votos, mientras el oficialismo argumenta que alcanza con 31. Los bloques opositores se amparan en el artículo N°82 de la Constitución porteña y aducen que debe aprobarse por dos tercios. Es decir, con 40 sufragios.

 

“Lo que se concesiona es el servicio. El subte es un servicio público, no es un espacio público de la Ciudad el que se concesiona”, justifican en la gobernación porteña. La oposición opina exactamente lo contrario y así lo defendió en el recinto este jueves.

 

 

 

LO QUE SIGUE. Ahora, el Gobierno porteño debe diseñar el pliego para avanzar con la Licitación Pública Nacional e Internacional para la explotación del servicio de las seis líneas del subterráneo y el premetro, mientras aguarda por ofertas del extranjero.

 

En junio de este año Larreta amenazó con esconder el pliego, pero finalmente el proyecto aprobado este jueves contempla la creación de una Comisión de Control y Seguimiento sobre la concesión del Servicio de Transporte Ferroviario de Pasajeros de Superficie y Subterráneo y las nuevas líneas o expansiones de las líneas existentes que se construyan en el futuro.

 

Ese cuerpo parlamentario funcionará dentro de la órbita de la Legislatura y estará conformada por un representante del Poder Ejecutivo, un representante  de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), el presidente de la Comisión de Obras y Servicios  Públicos, el presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte, el presidente de la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria y cuatro (4) legisladores.

 

 

 

La comisión deberá ser informada, a través de SBASE, de los alcances de los pliegos, del avance del procedimiento licitatorio en todas sus etapas, con carácter mensual y de la ejecución del contrato de concesión una vez suscripto, con carácter bimestral, a fin de ejercer el control correspondiente.

 

A su vez, los pliegos de bases y condiciones generales y particulares para la licitación que se elaboren “serán puestos a disposición del Ente Regulador de los Servicios Públicos”.