Postulación precoz

Finocchiaro 2019: Cambiemos ya lanza su candidato para La Matanza

El ministro de Educación organizó un primer encuentro con militantes en Isidro Casanova. Pidió "dar la batalla para que se vaya el mal de este partido", en referencia al peronismo.

Este miércoles por la noche, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, dio el puntapié inicial en su carrera por la intendencia de La Matanza en 2019. Encabezó una reunión con militantes y gente que responde a funcionarios oriundos del distrito, como Cristian Ritondo, Jorge Triaca, Jerry Milman, Héctor "Toty" Flores y Eduardo "Lalo" Creus, entre otros. El objetivo de Cambiemos es destronar al peronismo, que gobierna históricamente el municipio más grande y populoso de la provincia de Buenos Aires. El ex ministro de Vidal comenzó diciendo que el PJ tuvo "una intención deliberada durante tres décadas de hacer que este lugar fuera pobre".

 

"Nosotros no ganamos en La Matanza ¿por qué estamos así de contentos? Este es el encuentro de los bravos y valientes, de los que decidieron militar la voz del cambio en el partido más difícil y peor gobernado del conurbano", fueron las palabras de bienvenidas de Finocchiaro, citando el último resultado electoral, en donde con Miguel Saredi como candidato local, Cambiemos logró un histórico 30%. "Siento un orgullo que me hace estallar el corazón cada vez que pienso que durante 1 año y medio fui ministro de la gobernadora María Eugenia Vidal. Hay que ser guapo para gobernar esta provincia en las condiciones que la dejaron; esta provincia había sufrido la devastación de una guerra", continuó.

 

 

Y al momento de referirse a la pelea local, el funcionario de Mauricio Macri expresó que "militar el cambio en La Matanza es hacer que la humillación se vuelva dignidad, que el pasado se vuelva futuro, que las promesas se vuelvan realidades, que la resignación se vuelva esperanza, y que la derrota se transforme en victoria". Y ahí fue cuando apuntó contra la administración de Verónica Magario ahora y de Fernando Espinoza después -entre otros-: "Acá hubo una intención deliberada durante tres décadas de hacer que este lugar fuera pobre e ignorante y que tuviese hambre. Solo de esa forma encontraron la manera de gobernar y así lo están haciendo".

 

"Queremos hacer visibles a los que son invisibles", vaticinó, previo a realizar un curioso análisis de la realidad en las zonas más pobres del distrito: "los chiquitos se mueren y no saben diferenciar una pera de una berenjena porque nunca la han visto", indicó. "Este es el encuentro de la gente que está dispuesta a hacer lo necesario para que esto cambie", continuó.

 

"Sabemos que llegó la hora de dar una gran pelea. Sepan todos ustedes que vamos a dar la batalla más impresionante que se haya dado aquí desde 1983 y la vamos a ganar", se entusiasmó y siguió: "lo vamos a hacer unidos, sin excluir a nadie. Todos los que quieran estar van a estar aquí. Esa es la forma de ganar. Quiero ser intendente, pero si no soy yo, que sea el que haga ingresar a Matanza al siglo XXI".

 

 

 

"Si algún distraído en la calle les pregunta por qué hacer política en La Matanza y no en otro lugar con más posibilidades más inmediatas, ustedes inflen el pecho y digan que La Matanza es el mayor desafío que le queda al cambio en la Argentina", se despidió a los gritos y cerró con un mensaje para todos los presentes: "díganles que hacemos política en La Matanza porque algún día queremos mirar a nuestros hijos a los ojos y decirles ´yo estuve ahí, yo fui parte, yo di la gran batalla junto al presidente y la gobernadora para que de una vez por todas y definitivamente se fuera el mal del partido de La Matanza´".

 

Como ya contó Letra P, en Cambiemos se entusiasman con la tendencia ascendente que visualizan en La Matanza desde las PASO 2015 hasta las de este año. En aquel entonces, Vidal obtuvo el 19% de los votos, mientras que en el último agosto las boletas de Esteban Bullrich y Graciela Ocaña orillaron los 25 puntos. En contramano, en el kirchnerismo los guarismos decrecieron: de 52 a 46%. Entre octubre y octubre, el crecimiento de 23% a 30% confirma el impulso del oficialismo. Más, si observan que el peronismo pasó de un 68% en 2011 a casi un 50% hace menos de un mes.

 

Javier Milei en la cumbre de Vox de España
Javier Milei en la cumbre de Vox

También te puede interesar