13|6|2022

Techint los sacó y Techint los repone: vuelven a la UIA los industriales bonaerenses

13 de agosto de 2016

13 de agosto de 2016

Habían sido expulsados por el holding de Rocca tras denunciar que se priorizaba a las grandes empresas. Ahora retornan por el nuevo titular de UIPBA, vinculado a ese grupo.

El martes último, y de la mano de la nueva conducción de la entidad, se selló el regreso de la Unión Industrial Bonaerense (UIPBA) al seno de la organización fabril madre, la Unión Industrial Argentina (UIA). A mediados de la década kirchnerista y liderados por el ex presidente Osvaldo Rial, los bonaerenses dejaron la UIA con fuertes cuestionamientos a la conducción nacional, a la que acusaron de parcializar la política general hacia el interés de las grandes fábricas comandadas por Techint y sus satélites.

 

El alejamiento duró varios años pero se sabía que cualquiera fuese el presidente de la Nación en diciembre pasado, el acercamiento se concretaría más temprano que tarde. En plena campaña, Rial –hoy fuera de la UIPBA- jugó todas las fichas a un triunfo de Daniel Scioli. Pero el que ganó fue Mauricio Macri y el proceso de las cámaras empresarias viró hacia posiciones y cuadros cercanos a Cambiemos.

 

En la UIA se consagró la dupla Adrián Kaufman Brea (Arcor) y Luis Betnaza (Techint); y en la UIPBA se eligió como presidente a Mario Gualtieri, dueño de Envases Hacer, una firma que integra la cadena de valor de Techint. El hombre en cuestión fue nombrado además como director por el Estado Nacional en Siderar, la acerífera de Paolo Rocca.

 

Fue precisamente Gualtieri quien el martes, en la reunión en la sede porteña de la UIPBA en la avenida Córdoba, leyó un documento en el que el punto central era la unidad y el regreso a la UIA. Escucharon y avalaron la movida la conducción entrante y la saliente, y hubo algunos cruces para condicionar el regreso a una mayor injerencia pyme en el articulado del poder de UIA.

 

Esa especie de Guerra Fría se librará de aquí a abril del 2017, cuando la casa central nacional renueve autoridades. Por el acuerdo de alternancia en UIA, cada dos años hay un presidente de cada una de las listas. El año que viene sale de la presidencia el grupo de Industriales, y le toca asumir a la Lista Celeste y Blanca.

 

Como Techint está dentro de los primeros, en UIPBA entienden que el regreso propio a la UIA redundará en al menos dos vicepresidencias segundas para los cuadros bonaerenses. “Esto es como cuando te llaman para jugar un partido de fútbol, si vas a jugar vas, pero si te ponen de aguatero te quedás en tu caso”, resumió metafóricamente uno de los presentes en el encuentro, poniendo peros al retorno. Como parte del operativo retorno ya se pusieron a trabajar en retomar la tarea en los Departamentos de Trabajo de UIA, hoy monopolizados por las grandes empresas.

 

Se discutió además si festejar o no el Día de la Industria, y algunos se preguntaron por qué se escucha tan poco la voz de la UIA en la discusión diaria con el Gobierno. Los bonaerenses señalan al “Vasco” José Ignacio De Mendiguren como el dirigente más visible, pero lo vinculan más a su rol legislativo que de representación de la central fabril.

 

Los datos en la provincia que representa el 40% de la producción nacional no son para nada alentadores: en julio hubo una caída del 20% que ya venían produciéndose desde octubre del 2015; cuestionan además el ingreso de importados y lo que los fabriles consideran un tipo de cambio retrasado. Además del problema más grave por estos meses, el freno de la cadena de pagos consecuencia de la baja en la demanda de clientes.

 

Cada vez que pueden discuten, además, cuál es la idea del Gobierno Nacional para la industria. El mayor temor es que se cumpla el pronóstico de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti. Pretende la funcionaria un modelo estilo India, centrado en el comercio y las ventas y con menos producción. Consideran que, de todos modos, esa no es la premisa de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que ya comprometió su respaldo a la nueva conducción vía su mano derecha, el activo jefe de Gabinete, Federico Salvai.