Pelea comercial

Un informe puede detener un conflicto entre la Nación, La Pampa y la Patagonia

Se lo aseguró el titular de Asuntos Agrarios pampeano a Letra P. La postura de los distritos australes genera problemas entre el gobernador Verna y Macri.

El conflicto político entre La Pampa y el resto de las provincias patagónicas podría resolverse por un informe del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). En el transcurso de los próximos días la entidad que preside Jorge Dillon debería expedirse sobre la posibilidad de riesgo sanitario, o no, del asado con hueso plano que se produce en los campos pampeanos. Esta es una pelea que tensiona la relación entre el gobernador Carlos Verna y el presidente de la Nación, Mauricio Macri, por el cierre de un mercado importante para la producción ganadera al norte del río Colorado.

 

A contramano de los deseos del mandatario justicialista, el titular del Senasa había desestimado la posibilidad de que el corte llegue a los distritos más australes del país. En el medio, diputados del Frente para la Victoria (FpV) se sumaron a la polémica y, por única vez, coincidieron con las autoridades nacionales sobre un tema clave para la región norte del sur argentino.

 

“Es una barrera comercial, no queremos entrar en disputa sin sentidos. Creemos que hay otras formas de estimular a la ganadería”, advirtió a Letra P el titular de Asuntos Agrarios pampeano, Alexis Benini. Al igual que el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, quien encabezó la protesta contra las determinaciones de lo que surgió en la reunión de General Roca, habló de “intereses” que movilizan a varios sectores de la ganadería patagónica y remarcó la idea de que “no debería haber aduanas internas".

 

Desde que Río Negro y Neuquén convergieron en un acuerdo para consolidar la barrera Barrancas–Río Colorado, que involucró al resto de las provincias patagónicas, el gobierno de Verna presionó para que se disipen dudas sobre la calidad del asado con hueso plano (el único producto cuestionado). Como repiten en cada una de las declaraciones sus funcionarios, según estudios –propios–  que manejan es “imposible” que ese corte transmita fiebre Aftosa. Por eso quieren que la entidad Agroalimentaria se expida al respecto.

 

Uno de los propósitos de los pampeanos es dejar sin efecto dos resoluciones (58/2001 y 725/2005) que sustentan a las provincias en esa férrea postura. La primera de las normas establece “la regionalización del territorio nacional a los efectos de la vigilancia, prevención, control, limitación y erradicación de la fiebre aftosa”. En la segunda, también se busca controlar esa situación por un hecho que había sucedido en otra región del país. Pero uno de los artilugios para colocar el excedente del corte es ponderar la “calidad”. Como se observó en la publicación del diario Río Negro (ver imagen), además de prometer el precio de 90 pesos el kilo (el promedio alcanza 150 pesos el kilo), se resaltaba que (La Pampa) es un distrito “libre de aftosa” con los mejores estándares de producción y alegaba a una suerte de discriminación porque “La Pampa también es Patagonia”.

 

JUICIO. Verna siempre intentó hacer oír el reclamo a través de encuentros o misivas a funcionarios de alto rango. Sin respuestas, y a contrarreloj del informe solicitado, reconoció que puede ir a la Justicia para solucionar este problema. Un abogado constitucionalista pampeano respaldó la estrategia del gobernador. “La barrera impide la circulación de carne con hueso que está autorizada y certificada sin inconvenientes sanitarios por el Senasa e implica una aduana interna que está prohibida. En nuestro país sólo puede haber aduanas externas”, advirtió el reconocido jurista Andrés Gil Domínguez al diario La Arena.

 

“No es una barrera fitosanitaria, es política”, repetía Verna en diferentes medios y dejaba abierta la puerta al litigio. Dillon, en el encuentro que congregó a funcionarios patagónicos en el Alto Valle, no eludió la posibilidad de que se llegue hasta los tribunales pero, de igual forma, propició el terreno para que envíe a sus asesores a preparar la acción judicial. “La Pampa está en su derecho de hacer su solicitud, inclusive en ir a la Justicia, pero aquí debe primar el interés regional”, explicaba.

 

“Esto nos afecta. No nos consideran Patagonia. Se utilizan argumentos políticos y económicos inválidos”, volvió a plantear Benini antes de reconocer que se aguarda con “seriedad” el informe pedido.

 

REACCIÓN. “El gobernador de La Pampa y su equipo están provocando un grave conflicto entre provincias hermanas”. La dura respuesta del diputado Martín Doñate (FpV/La Cámpora) marcó un peculiar alineamiento entre autoridades nacionales, provinciales y representantes del Congreso. María Emilia Soria (PJ/FpV) también había apoyado la barrera cuando se llevó adelante el encuentro en Roca.

 

La Pampa: Sergio Ziliotto saca cuentas y enfrenta su primer conflicto sindicalFOTO: www.radiokermes.com
La UCR de La Pampa discute sin liderazgos claros en un escenario trastocado por la aparición de Milei. FOTO: Gentileza www.radiokermes.com

Las Más Leídas

También te puede interesar