Pelea comercial y política

Crece un conflicto entre Nación y La Pampa por la venta de carne en la Patagonia

El ingreso de asado con hueso pampeano a distritos patagónicos genera chispazos entre funcionarios. La postura del ministro Buryaile que provoca al gobernador Carlos Verna.

La imposibilidad de vender carne con hueso plano de La Pampa en la Patagonia provoca la reacción del gobernador de la provincia, Carlos Verna, y genera un conflicto entre varios distritos de la región. Ante tal impedimento, que fuera reafirmado por autoridades nacionales en junio, el último fin de semana se publicó un comunicado en diferentes medios del sur –con el logo pampeano– que describía las cualidades para proveer carne de “calidad” y a un “mejor precio” mientras avanza un conflicto con Nación por el planteo que surgió desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

 

En medio de declaraciones cruzadas, también se apuntó al ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, quien había prometido su apoyo, a principios de año, “en la decisión de pasar carne con hueso a Río Negro y a Neuquén”. Este no es el único hecho que distanció al gobernador del presidente Mauricio Macri; en enero, cuando se conoció el aumento de coparticipación para la Ciudad Autónoma, fue uno de los dirigentes peronistas que más lo criticó: “Habla mucho de federalismo, pero es unitario”, decía.

 

Con el transcurso de los días se agiganta una pelea comercial y política entre las provincias del norte patagónico. La firme decisión de prohibir el ingreso de asado con hueso a través de la barrera Barrancas–Río Colorado moviliza al ejecutivo pampeano a obtener, de todas las formas, una ayuda que congele esa medida. Entre las decisiones estratégicas para evitarla, el gobierno de Verna publicó el último fin de semana una solicitada que resaltó las cualidades del producto vacuno de ésas tierras. “Calidad” y “precio” fueron algunas de las características que se expusieron: prometieron vender el kilo a 90 pesos respaldándose en ser la única provincia que puede “lograr el mejor precio para toda la Patagonia”.

 

“(La venta de carne con hueso pampeano) no va a poder avanzar, sólo es un mensaje dirigido a los consumidores”, le aseguró a Letra P el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Río Negro, Marcelo Martín, ante la consulta de que el reclamo continúe. Según describió Martín, la decisión de profundizar los controles es “acertada” y anticipó que “cuando se vayan cumpliendo los años y se demuestren que no hay aftosa se tomará la decisión de ir levantando la barrera hacia el norte” como pretenden desde La Pampa.

 

Otros funcionarios de los gobernadores Alberto Weretilneck (Río Negro), y Omar Gutiérrez (Neuquén), defendieron la determinación respaldada por el presidente del Senasa, Jorge Dillon, a principios de junio cuando se reunió a dirigentes de las provincias australes en la sede Alto Valle, de General Roca. El titular de Producción y Turismo neuquino, José Brillo, para aumentar los niveles de tensión, sostuvo este lunes que “por ahora tenemos una posición firme de no tránsito (de carne con hueso) por dos años”.

 

“Tiene que primar el interés regional”, comentaba el jefe de Senasa acompañado también de otros funcionarios chubutenses, fueguinos, santacruceños, rionegrinos y neuquinos. “El patrimonio zoofitosanitario de la Patagonia debe ser defendido por todos nosotros, porque constituye un valor agregado muy importante que incide en el desarrollo productivo”, insistía. Verna, por medio de la publicación, le recordó a las autoridades del Senasa que su provincia “también es Patagonia” por eso espera que se les “permita vender a toda la región”.

 

INTERESES. "Están tratando de desarrollar la ganadería y hay sectores interesados, casualmente un ministro (por Martín) tiene un feedlot asociado con el hijo de un dueño de un frigorífico en La Pampa", disparó Verna en alusión al funcionario de Weretilneck cuando el conflicto tomaba temperatura. Esa acusación caló hondo en el ámbito político y fue un aditivo más para tensionar la relación entre Estados. “La de Verna fue una chicana política”, le planteó a Letra P el funcionario rionegrino.

 

BRONCA. A finales de mayo, el ministro de Producción pampeano, Ricardo Moralejo, le envió una carta a Buryaile para pedir oficialmente por el ingreso de sus productos al sur del río Colorado. En un texto que fue difundido desde la Gobernación, se le recordó cómo la medida vigente genera “importantes perjuicios económicos” agravando “la sustentabilidad” de las plantas frigoríficas de la provincia. La misiva fue acompañada por el pedido de “incorporación” a la mesa de discusión –que nunca se cumplió– para la unificación comercial.

 

CONSUMO. Según datos que brindó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, el 60 por ciento de la carne que se consume llega del norte del río Colorado.

 

La Pampa: Sergio Ziliotto saca cuentas y enfrenta su primer conflicto sindicalFOTO: www.radiokermes.com
La UCR de La Pampa discute sin liderazgos claros en un escenario trastocado por la aparición de Milei. FOTO: Gentileza www.radiokermes.com

Las Más Leídas

También te puede interesar