X
El techo será sobre la boleta. Este martes presentará un recurso extraordinario para que se expida el máximo tribunal. Tarifas sociales y audiencias públicas.
Redacción 11/07/2016 19:45

Tras una extensa reunión en Casa Rosada, el Gobierno anunció que volverá atrás con algunos aspectos del tarifazo al gas. Como punto más saliente de los cambios, se establecerá un tope de 400% de aumento sobre el valor total de la factura. Es decir, se pagará globalmente en mayo-junio de 2016 hasta un 400% más que en mayo-junio del 2015. Cabe destacar que ya existía, en este escenario de confusión, un tope similar que la Nación acordó con los gobernadores, pero que regía para el consumo y no para el total de la boleta.

En paralelo, el Ejecutivo nacional presentará este martes la apelación (un recurso extraordinario) al freno del tarifazo ante la Cámara de Apelaciones de La Plata, basado en que esa medida suspendió la aplicación del beneficio de tarifa social.

Detrás del ablandamiento del tarifazo al gas, que se comunicó este lunes en conferencia de prensa, está la intención oficial de no confrontar con la Corte Suprema. Es que el máximo tribunal debe definir en las próximas horas si toma el pedido del Gobierno para intervenir en la cuestión tarifaria. En el macrismo saben que un fallo de la Corte a favor de los usuarios -o bien, no tomar el caso- sería un golpe político en un momento complejo de la economía. Y todo indica que una de estas opciones se produciría este martes.

“Creemos que ayuda a pasar esta primera etapa de transición, en la que vamos teniendo conciencia de que tenemos un problema”, detalló el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, acompañado en la conferencia por los ministros de Energía, Juan José Aranguren, y de Justicia, Germán Garavano.

¿Cómo se compone el resto del anuncio? La resolución de los cambios, que será retroactiva al 1 de abril, incluye una tarifa social para entidades de bien público, la implementación de una tarifa social georreferenciada para algunos barrios (que empezará con la luz y luego con el gas) y la realización de audiencias públicas para formalizar los aumentos. Los funcionarios enmarcaron los cambios en la herencia energética recibida del kirchnerismo y aseguraron que la importación de gas va a seguir porque el país no cuenta con recursos. Asimismo, Aranguren garantizó que “no habrá nuevas subas hasta que no se resuelva esta readecuación”.

Garavano aclaró que este martes se presentará la apelación al fallo de la Cámara federal platense que frenó el aumento en todo el país y explicó que “se van a corregir todas las facturas y los problemas legales se resolverán más adelante”. Manifestó, asimismo, la necesidad de que la Corte se empiece a expedir sobre estas cuestiones tarifarias.

La decisión de la resolución se tomó por la mañana, cuando el presidente Macri recibió Aranguren, a Peña, a Garavano y a los ministros de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; al presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; al titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el ex jefe del radicalismo Ernesto Sanz.

Parcialmente resuelto el tema del gas, aunque con alzas que aún son elevadas, la próxima batalla parece ser doble: los aumentos producidos en aguas y luz. 

Gas: el Gobierno puso tope de 400% y se ablanda para evitar revés de la Corte

El techo será sobre la boleta. Este martes presentará un recurso extraordinario para que se expida el máximo tribunal. Tarifas sociales y audiencias públicas.

Tras una extensa reunión en Casa Rosada, el Gobierno anunció que volverá atrás con algunos aspectos del tarifazo al gas. Como punto más saliente de los cambios, se establecerá un tope de 400% de aumento sobre el valor total de la factura. Es decir, se pagará globalmente en mayo-junio de 2016 hasta un 400% más que en mayo-junio del 2015. Cabe destacar que ya existía, en este escenario de confusión, un tope similar que la Nación acordó con los gobernadores, pero que regía para el consumo y no para el total de la boleta.

En paralelo, el Ejecutivo nacional presentará este martes la apelación (un recurso extraordinario) al freno del tarifazo ante la Cámara de Apelaciones de La Plata, basado en que esa medida suspendió la aplicación del beneficio de tarifa social.

Detrás del ablandamiento del tarifazo al gas, que se comunicó este lunes en conferencia de prensa, está la intención oficial de no confrontar con la Corte Suprema. Es que el máximo tribunal debe definir en las próximas horas si toma el pedido del Gobierno para intervenir en la cuestión tarifaria. En el macrismo saben que un fallo de la Corte a favor de los usuarios -o bien, no tomar el caso- sería un golpe político en un momento complejo de la economía. Y todo indica que una de estas opciones se produciría este martes.

“Creemos que ayuda a pasar esta primera etapa de transición, en la que vamos teniendo conciencia de que tenemos un problema”, detalló el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, acompañado en la conferencia por los ministros de Energía, Juan José Aranguren, y de Justicia, Germán Garavano.

¿Cómo se compone el resto del anuncio? La resolución de los cambios, que será retroactiva al 1 de abril, incluye una tarifa social para entidades de bien público, la implementación de una tarifa social georreferenciada para algunos barrios (que empezará con la luz y luego con el gas) y la realización de audiencias públicas para formalizar los aumentos. Los funcionarios enmarcaron los cambios en la herencia energética recibida del kirchnerismo y aseguraron que la importación de gas va a seguir porque el país no cuenta con recursos. Asimismo, Aranguren garantizó que “no habrá nuevas subas hasta que no se resuelva esta readecuación”.

Garavano aclaró que este martes se presentará la apelación al fallo de la Cámara federal platense que frenó el aumento en todo el país y explicó que “se van a corregir todas las facturas y los problemas legales se resolverán más adelante”. Manifestó, asimismo, la necesidad de que la Corte se empiece a expedir sobre estas cuestiones tarifarias.

La decisión de la resolución se tomó por la mañana, cuando el presidente Macri recibió Aranguren, a Peña, a Garavano y a los ministros de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; al presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; al titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el ex jefe del radicalismo Ernesto Sanz.

Parcialmente resuelto el tema del gas, aunque con alzas que aún son elevadas, la próxima batalla parece ser doble: los aumentos producidos en aguas y luz.