Derechos humanos

Pérez Esquivel pedirá una reunión con Vidal para mostrarle imágenes de las cárceles

El premio Nóbel de la Paz y presidente de la Comisión Provincial por la Memoria registró en video una recorrida por la Unidad 1 de Olmos. "Es un depósito humano", le dijo preocupado a Letra P.

El premio Nóbel de la Paz y presidente de la Comisión Provincial por la Memoria, Adolfo Pérez Esquivel, encabezó durante este jueves una inspección en la Unidad Penitenciaria Nº 1 de Olmos -La Plata- con el objetivo de relevar las condiciones de detención que padecen las personas allí alojadas. En diálogo con Letra P, planteó nuevamente un panorama tétrico, enumeró las gravísimas fallas sanitarias y de infraestructura, y adelantó que pedirá una reunión con la gobernadora María Eugenia Vidal, para hacerla ver las imágenes que registró en video. En febrero, ella lo había desafiado a que plantee puntos concretos de trabajo.

 

Pérez Esquivel es toda una autoridad a la hora de hablar de derechos humanos, y en el marco de su trabajo al frente de la CPM, este jueves volvió a protagonizar una recorrida para ver de cerca el estado calamitoso del sistema penitenciario bonaerense. Según le comentó a este medio, en esta ocasión pudieron ingresar con cámaras y así quedó todo registrado: "Filmamos todo, así que una vez que tengamos todo esto trabajado y analizado, sería bueno tener una reunión con la Gobernadora y su equipo para que puedan ver todo lo que registramos, para ver de qué manera podemos contribuir a la solución de los problemas", dijo. "Vamos a tratar de verla a Vidal", insistió.

 

"Esta es una cárcel del año 38 que tiene unas deficiencias enormes. Están todos los baños tapados y los lugares de encierro son muy complicados: hay gente que no sale de ahí en todo el día", comenzó diciéndole a este portal, minutos después de haber caminado los pasillos de la Unidad 1. "La situación médica de los internos también es grave, por eso propusimos que la cuestión médica de los internos pase al ministerio de Salud y no al Instituto Penitenciario. Hay gente que necesita tratamientos y operaciones, y no se les da esa atención", continuó. "Una cárcel como la de Olmos tiene 2.800 internos, está saturadísima la población. Hay que tratar de regular", agregó.

 

Pérez Esquivel reconoce que los problemas se repiten año a año y no son culpa de este gobierno, sino que son heredados. "El problema es estructural, esto no se trata de poner remiendos, sino de modificar conductas y la infraestructura", remarcó. En este sentido, se mostró optimista al comentar que el diálogo con las autoridades del actual gobierno bonaerense es constante. "Estamos en contacto permanente. También tuvimos reunión con Ritondo -Seguridad-, hablamos con Cantón -Derechos Humanos-, que nos acompaña mucho, lo cual me parece positivo", detalló.

 

Concretamente tras la visita de este jueves, a Pérez Esquivel le impactó el bajo promedio de edad de los detenidos, que no superaban los 40 años. "Otra cosa muy importante es la cuestión de los traslados. Hay gente que estaba estudiando en otro instituto penal, los sacan de ahí, los trasladan y generan una situación de mucha inseguridad para la gente; también el tema de los defensores y los jueces: hay gente que viene reclamando revisar sus causas y sentencias, o simplemente tener la información necesaria de cómo está su causa. Hay bastante deficiencia desde el punto de vista jurídico", criticó.

 

"Los baños están todos tapados y hay partes que son muy peligrosas, como por ejemplo instalaciones para calentadores o luz, hechas por los propios internos. Alguien se puede quedar pegado y eso sería un problema muy grave para el instituto penitenciario. Lo tienen que arreglar. Hace dos años, cuando también fui a la Unidad 9, no había un vidrio sano y les dije a las autoridades que pongan policarbonato; lo hicieron así y a las dos semanas el problema estaba resuelto", recordó.

 

En el mes de febrero, al poco tiempo de la asunción de Vidal en el Gobierno provincial, toda la cúpula de la CPM fue convocada a Gobernación para llevar a cabo una reunión formal con funcionarios, tras un pedido del organismo emblema en la lucha de los derechos humanos. En esa tarde, la mandataria desafió a Pérez Esquivel a que plantee tres ejes de trabajo para que el Gobierno ponga el foco durante este año.

 

Hoy, el titular de la Comisión destaca que hay pequeños avances. "Se están haciendo cosas. La Comisión va a digitalizar los archivos en la Secretaría de Derechos Humanos, así lo hablamos con Santiago Cantón. Con él estamos en contacto permanente. Lo que también vamos a hacer son recomendaciones para la formación del personal de los institutos penitenciarios", expresó.

 

"Dentro de unos días estamos viendo de hacer otra inspección en las cárceles del instituto de menores. A mí me da mucha tristeza ver a pibes jóvenes que por ahí cometieron un delito siendo menores de edad y al cumplir la edad lo mandan a la cárcel de adultos. Ese chico no se va a recuperar nunca. Hay que darle ocupación, estudio, que algunos lo hacen pero son muy pocos. Si esto no se resuelve, la gente que queda ahí, queda en depósitos humanos. Este es el problema del sistema; evidentemente de ahí no puede salir nadie sano", cerró.

 

La ve desde lejos: Javier Milei no tendrá candidatos en Río Cuarto. 
Enrique Cresto recibió a Letra P en su oficina de Plegadora Concordia, la empresa familiar que ahora gerencia junto a parte de su familia. Reparte sus días entre la actividad legislativa en Paraná y la actividad privada en su ciudad. Habló de su acercamiento a Francisco Azcué y de cómo ve el escenario nacional con Javier Milei para el resurgimiento del peronismo. 

También te puede interesar