Puja en el Oficialismo

Si Vidal no les da lugar en las listas, la UCR irá a internas en Cambiemos

Enojados por la “inercia” de Salvador, buscan sellar la unidad partidaria, para resguardar el territorio del avance Pro. La posible salida del Ministro Elustondo, agita el malestar.

Antes del 10 de septiembre, los radicales bonaerenses, esperan acordar una lista de unidad, que permita la renovación de las autoridades del Comité Provincia.

 

La apuesta por el momento es solo una expresión de deseo, aunque todos los sectores coinciden que resulta imprescindible para contrarrestar el avance del Pro y a su vez, para tener voz en la conformación de las listas partidarias.

 

El vicegobernador, Daniel Salvador, es una de las figuras que pretende el sillón partidario, aunque para alcanzar este podio, debería sortear a todo el alfonsinismo, que sigue siendo mayoría en la Provincia, y a muchos de los nuevos intendentes.

 

En sus primeros seis meses de gestión, el vice gastó el 90 por ciento del crédito que le habían dado sus correligionarios.

 

Salvador no logró conformarse como nexo entre el gobierno y los intendentes radicales, tampoco un operador político en el ámbito legislativo, y según se menciona, ni siquiera podría conservar el único Ministro radical que pudo ubicar en el gabinete de la gobernadora, María Eugenia Vidal.

 

Los rumores sobre la salida de Jorge Elustondo del ministerio de la Producción, y su reemplazo por el intendente de San Miguel, el ex massista, Joaquin De la Torre, adquieren cada vez más entidad.

 

Si finalmente sucede, será un duro golpe para Salvador, ya que deberá abandonar cualquier ambición de convertirse en líder bonaerense.

 

Desde el alfonisinismo no se asombran de estas decisiones, y apuestan a las próximas elecciones legislativas de 2017.

 

Se suman en esta cruzada varios de los intendentes “nuevos”, que aunque reniegan de algunos “históricos”, coinciden en el temor al avance del Pro.

 

Cerca de ellos, se encuentran los dirigentes y legisladores que responden al ex senador nacional, Ernesto Sanz. Este grupo busca aquietar a toda cosa cualquier interna, y coincide con la necesidad de unificar criterios en una única lista partidaria.

 

“La unidad es un valor estratégico” indican desde el radicalismo y miran sin pudor la idea de una interna con el Pro, en el ámbito de Cambiemos.

 

Saben que Vidal no habilitará una mesa de discusión, y entienden que en adelante, deberán apostar a un “Partido movilizado”.

 

“Si vamos a internas por ahí logramos más lugares que los que ellos igual no nos van a dar” dice con ironía un histórico hombre de la UCR.

 

Al igual que el vidalismo, que comenzó a hurgar en la interna radical, los boinas blanca también buscan empiojar las internas que el Pro comienza a mostrar en toda la geografía bonaerense.

 

La convulsión que por estas horas vive la UCR de la Provincia, se puede ver con mayor fuerza en los concejales radicales, que en los últimos meses se organizaron en Foros seccionales.

 

Al igual que los jefes comunales, son los que deslizan, por ahora en reserva, el malestar que existen en la coalición de gobierno llamada Cambiemos.

 

El tiempo mostrará si los radicales de la Provincia logran consolidar la unidad y a partir de allí pulsear con sus socios del Pro los espacios de poder.

 

O como algunos mencionan, “pasar de ser una coalición de gobierno para convertirnos en una coalición legislativa en el mejor de los casos”.

 

Se tensa la relación entre Alberto Weretilneck y Axel Kicillof.
Nicolás Maduro, ante empresarios.

También te puede interesar