Macri lo hizo

Ley anti despidos: veto oficializado

El presidente formalizó la observación en su totalidad de la emergencia ocupacional. Remarca que en el primer trimestre creció el número de asalariados privados.

Tal como lo había anunciado, el presidente Mauricio Macri formalizó el veto a la ley anti despidos argumentando que el Gobierno “está adoptando las medidas necesarias para generar confianza y que se concrete un período de expansión de la inversión y crecimiento económico”. Asimismo, y a partir de un informe del Ministerio de Trabajo, se resalta que durante el primer trimestre de 2016 creció el número de asalariados privados registrados un 0,4%  con relación al mismo período del año anterior.

 

En el decreto 701/2016 publicado este lunes en el Boletín Oficial que lleva la firma del jefe de Estado, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Educación, Esteban Bullrich, se remarca que la Ley de Emergencia Ocupacional "congelará los empleos, mantendrá en la misma situación a los miles de argentinos que hoy trabajan en la informalidad e incrementará la pobreza, como sucedió en los últimos años" y que “en lugar de mejorar las condiciones para generar nuevos empleos”, se trata de “una propuesta limitada, que no acompaña el contexto actual”.

 

Asimismo, se remarca que uno de los grandes objetivos propuestos por el Gobierno “es avanzar hacia la pobreza cero, y que para lograrlo se encuentra realizando acciones y políticas para crear millones de puestos de trabajo, a los fines de que la mayor cantidad posible de habitantes de la República Argentina tengan trabajo”.

 

En este sentido, se expresa en los considerandos que la administración macrista “está adoptando las medidas necesarias para generar confianza y que se concrete un período de expansión de la inversión y crecimiento económico y, por lo tanto, de generación de empleo genuino, entre los cuales son de público conocimiento los proyectos que diariamente se hacen conocer. Por otro lado, son una realidad los diversos planes en materia de obra pública, en sus diversas modalidades contractuales para generar las obras de infraestructura, ferrocarriles, rutas, puertos y energía que hacen falta en nuestro país, tanto en el ámbito nacional como provincial y municipal”.

 

Bajo ese panorama observado, se destaca “la nueva situación de la República en lo que hace a sus relaciones con el mundo, su reinserción en el sistema financiero internacional y la normalización de las variables de su economía”.

 

Tras cuestionar el “pesimismo y la desconfianza que fundamentan el proyecto”, el decreto presidencial  cuestiona el análisis basado “en la idea de que en nuestro país no se puede generar trabajo, de que estamos condenados a conformarnos con la situación crítica en la que nos dejaron luego de 5 años en los que el empleo no creció”.

 

Al mencionar que disminuyó la cantidad de trabajadores bajo el amparo del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) y que se impulsan programas como el del Primer Empleo (donde se promueven convenios como los realizados con McDonalds en los que se ofrecen trabajos muy por debajo del Salario Mínimo, Vital y Móvil), también se hizo hincapié en el acuerdo con empresarios de no efectuar despidos por 90 días.

 

Para cerrar, Macri aludió en el decreto al rechazo que en los años 2010 y 2014 “los más altos referentes del oficialismo de entonces” manifestaron sobre “la adopción de medidas del tenor de las que propone el Proyecto de Ley en estudio, por su manifiesta inconveniencia y falta de razonabilidad”.

 

Ante eso, el jefe de Estado dispuso: “Obsérvase en su totalidad el Proyecto de Ley registrado bajo el N° 27.251. Devuélvase al Honorable Congreso de la Nación, el Proyecto de Ley mencionado en el artículo anterior”.

 

Gobernadores opositores reunidos en el CFI.
respaldo de kicillof y llaryora a los gobernadores patagonicos por la extorsion de milei

También te puede interesar