Con clima electoral

Pura rosca: el súper sábado divide en tres a la política de Río Negro

Weretilneck concentra a su equipo en General Roca. Soria reúne a la Liga de Concejales y asume en el PJ. Aníbal Tortoriello se afilia al PRO en su municipio.

Un sábado cargado de rosca se vive en Río Negro. Las tres principales fuerzas (oficialismo, PJ y PRO) se reúnen en los valles para definir autoridades, consolidar estructuras orgánicas o dar un fuerte impacto en el arribo de un intendente al macrismo.

 

Juntos Somos Río Negro (JSRN), de Alberto Weretilneck, tiene la gran primera cumbre de abril en General Roca para oficializar su estructura como partido. Muy cerca de allí, en Cipolletti, Aníbal Tortoriello desembarca en el PRO para disipar dudas sobre la pertenencia de su gestión y en Choele Choel, acompañado de concejales, diputados y referentes políticos, Martín Soria (Gral. Roca) asume como presidente del Partido Justicialista (PJ).

 

Sábado de rosca I

 

Para comenzar a definir el futuro de JSRN, cómo se lo había anticipado Weretilneck a Letra P, el oficialismo rionegrino se concentra a darle forma a su partido. De ser una mera alianza electoral a estar sólo a un paso de tener autoridades, en menos de un año, gracias al trabajo de algunos funcionarios de alta llegada al gobernador de Río Negro.

 

En General Roca legisladores, jefes comunales y concejales (de lugares donde son oficialistas y opositores) de toda la provincia llegan al barrio Stefenelli para darle forma a la estructura orgánica que tanto se hizo esperar. En la cooperativa Río Negro, todos escucharán a Weretilneck el primer discurso que acomodará las fichas para que Juntos –como se lo abrevia– tenga presidente.

 

Los diez partidos que integran JSRN, once mandatarios locales (El Bolsón, Bariloche, Allen, Cinco Saltos, Catriel, Villa Regina, Maquinchao, Comallo, Chichinales, Rio Colorado), junto a sus referentes, formalizarán cuál es la continuidad del movimiento: el paso previo para la estructura orgánica.

 

Uno nuevo del PRO  

 

Tortoriello, famoso en el Alto Valle por enfrentarse a los golpes con manifestantes, se afilia al PRO. Luego de coquetear con el MAD –el partido de la familia Soria–, llegó a la intendencia a través de la Coalición Cívica–ARI pero enseguida se despegó de la senadora nacional Magdalena Odarda.

 

Gracias a la gestión de los armadores que tiene el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, el reconocido empresario de transporte (posee una de las más grandes firmas de logística en la Patagonia) estampa la firma en la ficha de afiliación del macrismo.

 

Sábado de rosca II  

 

Sin rastros del pichettismo duro, Soria reúne en el club de Leones de Choele Choel al PJ rionegrino para asumir como titular. Después de haber conformado una lista de unidad, que incluyó a La Cámpora y el Movimiento Evita, asume para hacerse cargo de un nuevo período que no tendrá al cuestionado Senador nacional ni a nadie de su confianza.

 

Un apartado especial habrá para la Liga de Concejales y Contralores peronistas, uno de los más ambiciosos proyectos del roquense. Como describió Letra P en la previa del encuentro en su ciudad, desde que ocupó el lugar de Pichetto en el partido forjó una estructura que le posibilite acompañar el proyecto para gobernador.

 

“Es la forma de llegar toda la provincia con cuatro años de anticipación”, reconocen desde el entorno de Soria sobre el rol que tiene la Liga.

 

sociedad de socorros mutuos y desconfianzas
El exgobernador Gustavo Bordet fue el destinatario directo del mensaje de Enrique Cresto: la disputa por la territorialidad en Concordia está vigente. 

Las Más Leídas

También te puede interesar