Legislatura BA

Sarghini sería la primera víctima si cayera el acuerdo Massa-Macri

Un vencimiento anticipado de ese pacto tendría directa repercusión en la Cámara de Diputados bonaerense, donde, además, se producen reacomodamientos que reconfiguran la relación de fuerzas.

Los últimos movimientos que se dieron en la Cámara de Diputados provincial -y otros que son inminentes- pueden dejar al oficialismo a tiro de ser la primera minoría y al Frente Renovador en riesgo de perder la presidencia del cuerpo, que desde el 10 de diciembre ejerce Jorge Sarghini.

 

Hoy, el bloque más numeroso es el del FpV, pero el peronismo/kirchnerismo se encamina a la ruptura formal: la bancada se viene desgastando desde la derrota electoral y el recambio de autoridades. A esto se suma que, días atrás, Cambiemos incorporó dos diputados de extracción peronista y engrosó sus filas. Mientras tanto, en el Congreso nacional, el líder el FR, Sergio Massa, juega a condicionar al presidente Mauricio Macri, que empezó a atar acuerdos con los gobernadores peronistas para no depender de él y adelantaría la fecha de vencimiento de una alianza que no resultó como el jefe de Estado esperaba y que, en función de sus nuevos interlocutores, ha perdido algún sentido. 

 

DOS MANOS MÁS. Dos legisladores, que reportan a los ex intendentes de Almirante Brown, Darío Giustozzi, y Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, formalizaron la semana pasada que votarán con el bloque oficialista Cambiemos. Así, la bancada de la gobernadora María Eugenia Vidal llega a los 20 integrantes. 

 

A la par, el Frente para la Victoria decide por estas horas cómo seguir. Las alternativas son romper o crear una figura de interbloque como salida elegante a los desencuentros que atraviesa. Y, a todo esto, el Frente Renovador ve de costado los balanceos pero se preocupa por retener la presidencia de la Cámara. Es que, si Cambiemos avanza, irá por la conducción del cuerpo.

 

En el acuerdo elaborado luego de la victoria electoral de Vidal, el oficialismo eligió de aliado a la fuerza creada y conducida por Massa. Entonces, el Frente Renovador se convirtió en el principal beneficiario de la distribución de poder. Con un peronismo sumergido en su propia interna, el ex intendente de Tigre jugó a fondo para darle respaldo a Macri en las primeras semanas de gobierno. Pero la realidad hoy es diferente.

 

Por ejemplo, en la última sesión de la Cámara de Diputados nacional, el  oficialismo tuvo problemas para reunir el quórum necesario para iniciar la sesión y allí el FR tuvo un papel protagónico (ver nota aparte “A Cambiemos le costó…”). La fuerte suba en las tarifas de los servicios, sumada a la inflación y los despidos en los sectores público y privado, hacen repensar a Massa sobre cuánto más resistirá en su rol de opositor responsable, amigable o paraoficialista. En la Legislatura bonaerense la definición del tigrense decantará naturalmente. 

 

Cuando Sarghini fue electo presidente de la Cámara, el acuerdo era que duraría hasta el recambio legislativo; es decir, hasta diciembre de 2017. Hasta ahora, el Frente Renovador viene manteniendo ese compromiso, pero Cambiemos está empezando a buscar “nuevos amigos” para el escenario eventual de que la alianza implosione antes de tiempo. Días atrás, el senador bonaerense por el FpV Sergio Berni y el diputado por la misma fuerza Marcelo Torres recorrieron Exaltación de la Cruz acompañados del vicepresidente de la Cámara, el “vidalista” Manuel Mosca.  Con la carta de la primera minoría esperando jugarla, Sarghini podría convertirse en el blanco más codiciado para Cambiemos. 

 

Por su parte, el ex ministro de Economía bonaerense apuesta a su buena relación con la Gobernadora en caso de que el acuerdo Massa-Macri se derrumbe. En los hechos y hasta el momento hubo más articulación legislativa entre ambas fuerzas políticas en la Cámara baja que lo que ocurrió en el Senado, en donde la distribución de las comisiones encendió luces de alerta. 

 

Rodrigo de Loredo y Luis Juez entienden que es un mal momento para separar sus estrategias políticas en Córdoba.
Tierra del Fuego: la pelea entre Mirgor y Newsan le dejó un agujero fiscal a Gustavo Melella

También te puede interesar