Peronismo

Pichetto va por más: quiere jubilar a CFK

Autoproclamado librepensador para votar el acuerdo con los buitres que Cristina había rechazado durante su gobierno, ahora dijo: "Los expresidentes deberían dejar de lado la política activa".

En otra declaración que provoca al kirchnerismo más duro, el senador nacional por Río Negro Miguel Ángel Pichetto cuestionó el rol de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y dejó una fuerte definición que inicia otro capítulo de disputa en el justicialismo legislativo. "En la Argentina, los expresidentes deberían dejar de lado la política activa", disparó este domingo.

 

En una extensa entrevista con el diario Río Negro, Pichetto se refirió al diálogo con CFK que “desapareció” el 10 de diciembre: “Concluyó cuando terminó el gobierno y nos despidió en Olivos. Nos planteó que venía otra etapa. Hay una etapa nueva en el justicialismo, de saber ser oposición democrática, una tarea que al peronismo siempre le ha costado mucho. El peronismo en el Senado y en Diputados ha actuado con responsabilidad”.

 

Al igual que Agustín Rossi, el rionegrino fue uno de los mejores voceros y operadores del kirchnerismo en el Congreso. Gracias a ese rol estelar designado por Néstor y Cristina Kirchner, desde el cristinismo salieron a cuestionar la postura dialoguista con el macrismo como pasó en Ensenada cuando Máximo Kirchner habló de “ingratitud”. Pichetto, en la última sesión, se reconoció como un “peronista sin beneficio de inventario” justificando el apoyo a todos los procesos del justicialismo.

 

Algunas de las mejores frases de Pichetto en la entrevista:

 

Holdouts: “Los dos canjes fueron exitosos y la aplicación de la ley Cerrojo fue una buena herramienta para obligar a los acreedores a arreglar. Fue justificable hasta el 31 de diciembre del 2014 que el gobierno no arreglara con el 7% no reestructurado, porque con la cláusula Ruffo había riesgo de viralizar al 93% restante. Nosotros podríamos haber resuelto el problema en la ventana que se abre del 1º de enero del 2015 hasta abril. Hubo cuatro meses que el gobierno, si se hubiera empeñado, podría haberlo hecho. ¿Por qué no lo hicimos? Habría que preguntarle al ministro de Economía anterior.

 

Voto en el Senado: “En este tema no hubo unidad y por eso existió libertad para votar. Hay que aprender a procesar las diferencias. Es lo que dije y los medios tomaron de manera parcializada. Hablé de que cuando uno es oficialismo tiene deberes para con su gobierno, puede discutir hacia adentro pero después tiene que responder como oficialista. En la oposición el ejercicio de la libertad de pensamiento es más amplio: uno no tiene los deberes del gobierno”.

 

"Recuperé la capacidad de pensar": "El peronismo históricamente tiene esa característica de un liderazgo fuerte en el esquema presidencial y un encuadramiento político que permite sostener las políticas. Nosotros no concebiríamos nunca desde el oficialismo una crítica al presidente como se está dando ahora en la realidad de Cambiemos. Yo lo considero negativo para el gobierno".

 

El futuro del PJ: “Hay un proceso con centralidad en los gobernadores. Es una transición; el peronismo va a tener un liderazgo nuevo a partir de la convalidación electoral del 2017. Hay sectores más duros, pero que no pueden ser el centro. El centro es el partido”.

 

sociedad de socorros mutuos y desconfianzas
El exgobernador Gustavo Bordet fue el destinatario directo del mensaje de Enrique Cresto: la disputa por la territorialidad en Concordia está vigente. 

Las Más Leídas

También te puede interesar